Para Ganar y Punto Final

Para el triunfo en un proceso electoral infieren un alto número de circunstancias inducidas y ajenas a los ganadores y perdedores, sin embargo de manera general existen cuatro pilares fundamentales para ganar elecciones: estrategia, estructura, dinero y carisma.

Siempre fundamental para aceitar la maquinaria electoral, el dinero ha sido y sigue siendo la autentica plataforma desde la que se lanzan las campañas.

Siendo pragmáticos podemos decir que sin dinero no hay campaña, que no existe poderoso pobre. Como nunca cobran vigencia las palabras del Profesor Hank: un político pobre es un pobre político.

El dinero se ha convertido en el primer escalón para acceder al poder, una campaña pobre….

De nada sirve el dinero sin la estructura que lo mueva, que lo entregue en especie o en efectivo, pero basta con entregarlo hay que saber a quién y por qué.

La estructura es además la encargada de vitorear, promover y ensalsar al candidato. La estructura es el andamio político –social sobre el cual el candidato y su equipo cercano trabajan para atender, cubrir y convencer al resto de la ciudadanía.

Pero de poco serviría el dinero y la estructura sí el candidato no cae bien. Sí no tiene carisma el aspirante, por mucha lana que le metan y por mucha estructura que lo promueva no pasará a mayores, no conectará, no entusiasmará.

Muchos candidatos se han hecho de dinero y estructura gracias al carisma, pero ninguno se ha hecho de carisma gracias al dinero y estructura.

Aunque, sin duda el elemento más importante es la estrategia; esa insustituible previsión flexible divida en episodios tácticos que da sentido, fin,  justificación y trámite al dinero; que opera la estructura y potencia el carisma

La estrategia es el área más delicada de las campañas, que para desgracia de los propios candidatos comúnmente la dejan en manos de “expertos” de otras latitudes, que desconocen la realidad zacatecana, confunden la estrategia con el porrismo y cobran independientemente del resultado, al cabo si no se gana ellos regresan a su lugar de origen.

En la historia reciente nos ha demostrado lo importante que son estos factores y su trascendencia al ponderarlos para obtener el triunfo.

Ejemplos sobra: Vicente Fox inició el derrocamiento priísta con dinero, poca estructura, mucho carisma y buena estrategia encabezada por Lino Korrodi.

Felipe Calderón arrancó su campaña a la Presidencia, con poco dinero, nula estructura, algo de carisma y excelente estrategia.

O elija Usted a cualquier candidato ganador y analice como operó los elementos mencionados o cual de los candidatos mejor los administra.

En un estado con poca población como Zacatecas, donde las estructuras políticas son prácticamente las mismas del 98 y cuyos cambios más notorios radican solo en el color, el carisma y la estrategia serán decisivas el cuatro de julio. Para Ganar.

Punto Final

Lo más emocionante del próximo debate ha sido el debate sobre como debatir.

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com (IMAGEN, Zacatecas 2 de junio de 2010)

Anuncios

Los “Pluris” y Punto Final

A fin de 2009 Pedro Ferriz de Con lanzó una campaña cuyo propósito es la eliminación de los diputados plurinominales por considerarlos improductivos, sinvergüenzas y demás calificativos, algunos descriptivos pero la mayoría viscerales.

Por la fuerza de la repetición en radio, internet, prensa y televisión e histórica mala fama de cientos de legisladores, abiertamente miles de mexicanos apoyan la propuesta.

Pese a la buena aceptación la propuesta es simplista ya que considera que con solo eliminar a los plurinominales el Congreso será productivo, congruente, representativo e innovador. Es maniquea e injusta porque supone que todos los pluris por el hecho de serlo, son flojos, transas, improductivos, etcétera.

En los plurinominales hay legisladores incapaces y flojos, pero también productivos y valiosos igual que los de mayoría.

Por ejemplo cercano Claudia Edith Anaya y Ramón Jiménez, ambos del PRD llegaron por distintas vías, Claudia por la pluri y Ramón por la de mayoría.

La diputada Anaya ha sido activa tanto en lo social como en lo legislativo, durante el primer periodo ordinario fue proponente de 5 iniciativas. Ramón Jiménez propuso cero.

Un argumentos contra los pluris, es que no representan a alguien, inexacto, ya que el surgimiento y justificación teórica y legal de los diputados de lista es que representen a aquellos partidos que no pueden ganar la elecciones, pero cuentan con un número considerable de votantes. Siendo extremos a lo mejor solo representan a su clientela electoral o sus intereses, sean buenos o malos, pero los representan.

No olvidemos que un ideal democrático es que en el ejercicio del poder cedido o representante de las mayorías se respete y reconozcan plenamente los derechos de las minorías, minorías que son base del pluralismo (que tanto alabamos).

Claro, existen vicios y perversiones de todo tipo en el Congreso Federal y tenemos serios problemas de representación social y participación ciudadana, pero estos problemas no desaparecerán ni siquiera disminuirán con la eliminación de los pluris.

El problema de la representación y participación solo disminuirá cuando los partidos reduzcan los candados y cantidad de requisitos internos para que los ciudadanos sean candidatos. Como señala Bobbio vivimos una democracia elitista en la que solo unos cuantos pueden acceder a las candidaturas que todos pueden votar.

Debemos reconocer que la democracia a secas y con cualquiera de sus adjetivos en imperfecta, hoy nos quejamos de los plurinominales, pero si desaparecen nos quejaremos que x partido domina ampliamente el congreso y que las minorías no están representadas.

Si desaparecen los pluris sin reformas que fomenten la austeridad y faciliten el acceso ciudadano a las candidaturas poco cambiará, las candidaturas de mayoría serán mucho más peleadas que actualmente; aumentarán el número de asesores y se concentrará el poder legislativo uno dos o tres partidos con todo lo bueno y todo lo malo que eso significa.

Punto Final

Está por cerrarse la fase de investigación iconográfica y documental del Centro de Tradición, Cultura y Charrería Jerezana, si Usted tiene algún dato o material que desee compartir mucho le agradeceríamos.

 torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas 24 de marzo de 2010)

LAS CAMPAÑAS NEGATIVAS Y PUNTO FINAL

Aunque es una práctica común los comentarios sobre las campañas negras regularmente son desaprobatorios aun por aquellos que las practican.

Tal vez por ello desde 2007 los partidos políticos y el IFE vía reforma electoral intentaron inútilmente acabar con las campañas negativas y lejos de exterminarlas las envilecieron.

En 2006 abundaron las campañas negativas; el PAN acusó a Andrés Manuel López Obrador, igual el PRD contra Felipe Calderón, al final pocas cosas se sostuvieron pero supimos sabíamos quien y porque lo decía, nosotros decidimos si creer o no.

Adicionalmente los señalados tenían la posibilidad de defenderse por la misma vía, así lo hizo Felipe Calderón y Andrés Manuel, la efectividad de la defensa es otro asunto.

Hoy pululan las descalificaciones cibernéticas con el agravante de que son anónimas y sostener el hecho o saber el origen se hace casi imposible, ahora no existe la posibilidad de que el ofendido se defienda por el mismo “canal” ya que incurriría en una falta y paradójicamente se le sancionaría.

John Geer y Carlos Rodríguez Arechavaleta expertos en campañas sientan las bases para diferenciar los tipos de campañas en: Positivas, basadas en promesas y razones para votar por los candidatos, están firmadas y se conoce o identifica al emisor o patrocinador.

Negativas, donde los mensajes de los candidatos esta basados en ataques hacia otros partidos o persona, que están firmadas y se conoce o identifica al emisor o patrocinador. Difamatorias, son anónimas y difunden información carente de sustento o sesgada para difamar a una persona o partido.

Asimismo se establecen los aspectos positivos de las campañas negativas, por ejemplo las campañas positivas son mucho más propicias para la mentira, al no poder señalar los defectos del contrario lo más lógico y rentable es prometer todo lo prometible, aunque la mayoría de esas promesas no se vayan a cumplir.

Mientras que en las campañas negativas el que señala tiene la obligación de sostener y probar lo que dice de lo contrario quedará como mentiroso y la campaña se le revertirá.

Durante la campaña a la Presidencia gringa John McCain acusó a Barack Obama de tener nexos con grupos radicales ligados al Islam, el republicano no pudo comprobar lo dicho y quedó como un mentiroso desesperado.

Aquí en Zacatecas en plena campaña a la Presidencia Municipal, sin pruebas se lanzó una campaña negativa contra Cuauhtemoc Calderón, la cual no pudo sostenerse y dejó al ahora alcalde como víctima del poder y héroe de la honestidad.

Como ciudadanos tenemos la necesidad y derecho de saber los negros y verificables antecedentes de los candidatos y por falta de cultura informativa muchas veces las campañas negativas son la única forma en que nos podemos enterar. Sin las campañas negativas no habríamos sabido de Bejarano, de los hijastros de Fox, de las transas de Montiel.

PUNTO FINAL.

Por fin y que bueno que Miguel Alonso se decidió por un partido, por las dimensiones de sus aspiraciones no podía seguir en estado “contemplativo”.

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN 3 de Junio 2009)

LA CLAUSURA, EL CONGRESO Y PUNTO FINAL.

“Dos monólogos no hacen una conversación”

JLDV

 

Al momento de redactar el presente se cumplen ocho días de que se tomaran las tribunas del Congreso de la Unión con el pretexto de debatir la reforma petrolera y de que no se mayoriteara a la minoría (sic).

 

El asalto se ha convertido en una vacilada y ahora se debate como será el debate y la minoría ha “minoriteado” a la mayoría, al someter al setenta por ciento de los Diputados a la voluntad del treinta por ciento que representan los opositores. O la sumisión del setenta y dos por ciento del Senado por el veintiocho por ciento inconforme. Lo anterior sin contar que hay perredistas que se han negado a participar en la toma de tribunas.

 

Los seguidores del Andrés Manuel López Obrador (que son todo el PRD), tienen todo el derecho a manifestarse, a oponerse a lo que gusten, pero para todo hay formas y cauces legales, cauces que al cobrar quincenalmente aprueban calladamente. Pueden oponerse pero no aniquilar la lógica y memoria.

 

ANTECEDENTES.

Mucho se dice que nunca en la historia contemporánea se había clausurado un Congreso. Se equivocan.

En mil novecientos trece el gobierno de Victoriano Huerta (el usurpador) clausuró el Congreso. En el veintidós Benito Mussolini clausuró y luego disolvió el Parlamento italiano.

En Alemania, en marzo de mil novecientos treinta y tres y luego de un mes de que se incendiara el Reichstag (parlamento alemán), el legislativo cedió sus facultades al Canciller Adolfo Hitler.

En el cincuenta y nueve en Paraguay, Alfredo Stroessner disolvió la Cámara de Representantes. Setenta y tres, Uruguay, Juan María Bordaberry, clausura y disuelve el parlamento.

 

Perú, mil novecientos noventa y dos, los partidos del Frente Demócratico y Alianza Popular Revolucionaria Americana clausuran y disuelven el Congreso de la República.

Conste que no comparo, ni digo que los que tomaron la tribuna son autoritarios, solo ejemplifico que las clausuras de congresos no es algo nuevo.

 

POLÍTICA.

En su más pura acepción la política establece e históricamente ha establecido como fundamentos el diálogo, la verdad y las reglas. Y desgraciadamente en la toma de tribunas no se ha respetado ni las reglas, ni el dialogo y mucho menos la verdad.

 

Digo que no se ha respetado el dialogo porque para los seguidores de AMLO oír, dialogar con el adversario es señal de entreguismo. Sino recordemos como calificaron de sumisos, entreguistas y traidores a Jesús Ortega, Ruth Zavaleta, Amalia García, Zeferino Torre Blanco y Lázaro Cárdenas, cuando estos se reunieron con Felipe Calderón o algún funcionario del gobierno federal.

 

Ni hablar de las reglas, ya que no se han respetado ni las legales, ni las de urbanidad y mucho menos las políticas.

Y digo de la verdad por las siguientes omisiones, mentirillas, incongruencias u olvidos.

Siempre que se expresan dicen hacerlo a nombre del pueblo de México, pueden hablar en nombre de sus seguidores y hasta de su partido, pero, ¿de todo México?.

 

Piden transparencia cuando, entre muchas otras cosas nunca han dicho cuanto costó el segundo piso del Distrito Federal, porqué no se licitó, nadie sabe ni sabrá hasta el dos mil catorce, cuando concluya el blindaje que Andrés Manuel impuso para que no se conocieran los expedientes financieros y técnicos de la obra.

 

Tampoco nadie sabe a cuánto ascienden los terrenos y obras que AMLO regaló a la iglesia católica para la construcción de la plaza Mariana, el boletín 729 emitido por el Gobierno del D.F. el Jueves, veintiuno de julio de dos mil cinco solo menciona que la obra tendrá un costo superior a los tres cientos millones de pesos, pero no dice cuanto pondrá el Gobierno del D.F.

 

Quieren que no se haga una votación rápida en la reforma porque es inmoral, ya se les olvidó que a Andrés Manuel y su programa de acciones los eligieron a mano alzada en el zócalo, minutos después de proponerlos.

 

REFERÉNDUM.

Ahora los inconformes con la reforma petrolera han pedido un referéndum, acto que no esta contemplado en la constitución y que en lo particular significa una burla, porque para eso están los legisladores, para aprobar, modificar o proponer iniciativas, porqué hasta ahora se acuerdan de los ciudadanos, porque no solicitaron referéndum cuando se discutía el IETU, el aumento de sus dietas o la disolución del IFE.

 

Ahora que la bronca es mayor y que perderían la votación se acuerdan del referéndum. El referéndum es bienvenido pero si se nos toma en cuenta para todas las decisiones del Congreso, no nomás cuando se les atora.

 

Es más que hubiera referéndums cada seis meses y así podríamos elegir y aprobar las leyes que más nos gustaran. Si así fuera no habría necesidad de senadores y diputados, que nos dicen representar y hasta nos ahorrábamos más de ocho mil millones de pesos anuales, que es lo que gastarán este año los legisladores.

 

Digo que es una burla porque los seguidores de Andrés Manuel bien saben que no hay manera de hacerlo, ¿quién va a organizar el referéndum? El IFE para que si pierden aleguen fraude y pidan voto por voto, tomen calles y luego nombren una reforma legitima? ¿O el propio PRD contará los votos del referéndum como contó los de su elección interna y luego de dos años digan que va una reforma interina? Por favor…

 

EL DEBATE.

El debate es herramienta fundamental para la política, cuando se practica, pero el tema ya se debatió al interior de los partidos de acuerdo a sus beneficios, Usted cree que si se debate la reforma cincuenta, ciento veinte o dos mil días los seguidores de AMLO van a cambiar de opinión o los panistas van a sumarse a la campaña de Andrés Manuel. Usted cree que el PRD convenza al PAN y PRI o viceversa, para nada, si debaten todos esos días le aseguro que no habrá cambios en las posturas.

 

Quieren debatir los petrobonos propuestos por Felipe Calderón, que debaten ,si es una propuesta igual a la que Convergencia presentó en su plataforma electoral y hasta aparece en su página de Internet. Propuesta que AMLO hizo suya y hasta presentó en su libro “Un proyecto alternativo de Nación, hacia un cambio verdadero” (GRIJALBO MONDADORI, 2004).

 

AL REVÉS.

Un elemento clave para la negociación exitosa es ponerse en los zapatos del rival, adversario, oponente u enemigo. Imaginemos lo que pasaría si fuera al revés y una minoría panista clausurara el congreso para evitar que se presentara o discuta una iniciativa de un Presidente perredista. ¡Qué dirían los perredistas?.

 

¿Qué hubieran dicho si cuando AMLO gobernaba el D.F. la minoría panista en la Asamblea Legislativa le hubiera clausurado el congreso?

 

Qué pensarían, si los priístas o panistas llamaran pelele o espurio a Andrés Manuel a Encinas o alguno de los gobernadores del PRD.

 

Que pasaría si el PRI y PAN para contrarrestar el poder del PRD en los estados y las acciones de López Obrador crearan un congreso federal legitimo que aprobara todo lo que Calderón mande o nombraran en cada gobierno perredista un congreso y un gobernador legitimo que se oponga a lo que manda el PRD.

 

 

PUNTO FINAL.

Dicen que lo que no quieren es que se privatice el patrimonio de los mexicanos, con la reforma PEMEX no se privatiza, pero por andar en el borlote ni cuenta se dieron que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes privatizó miles de kilómetros de carretera, ahhh pero la defensa de las carreteras no da reflectores ni propicia la toma de tribunas, ps ahí que las regalen si quieren.

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(El Alacrán, veinte abril 2008)