Iniciativa México y Punto Final

ImagenEl pasado jueves representantes de 715 medios de comunicación firmaron en el Distrito Federal un acuerdo titulado Iniciativa México (IM) que mediante un decálogo busca que se informe a la sociedad sobre la violencia, sin que los medios terminen apologizando delincuentes o siendo voceros involuntarios del crimen.

El fin es informar a la sociedad no horrorizarla.

Como ya es costumbre la polarización o el afán de polarizar toda acción ha matizado y divido ya al país entre buenos y malos; entre pro y anti iniciativa.

Normal y sano que no todos se sumen a la iniciativa, no es un asunto obligatorio, para la democracia y libertad sería lamentable que todos los medios tuvieran las mismas ideas, gustos y fines.

Lo que no se vale es que muchos de los que no la firmaron ni piensan sumarse sin siquiera conocer el objetivo, alcances y compromisos de IM se lancen a destrozarla sin más argumento que el sospechosísimo; sin mayor fin que clasificar al país entre buenos y malos.

Entre las posiciones (que no argumentos) más comunes esta el supuesto sometimiento a los designios del Presidente de la República; la censura desde el poder, la perdida de la libertad de expresión, la homogenización de la información y criterios informativos.

Para nada, en primera la firma del acuerdo es voluntaria, lo firmado es un decálogo no un contrato, cada medio de acuerdo a su ubicación, intereses, público objetivo y criterio editorial lo cumplirá como crea prudente, necesario y conveniente.

Incluso los términos y lenguaje usado para el tratamiento de la información queda a criterio de los medios, no se entregó ni entregará un glosario de términos obligatorios para medios y periodistas involucrados.

Algunos de los que no firmaron IM han aseguran que quienes lo hicieron son “títeres de Televisa o comparsas de Calderón”, esto es inadmisible como inadmisible es que se diga que quienes no lo firmaron “le hacen gordo el caldo al narco o son voceros de la delincuencia”.

Ni una ni otra, hay quienes creemos que Iniciativa México es un buen proyecto que puede aportar mucho al país y hay quien no lo cree así, punto.

No creo que a nadie, ni a los mismos delincuentes les agrade el clima de violencia, pero para la delincuencia no hay mejor clima que tener a una sociedad polarizada, enfrentada.

Hemos insistido que la mejor forma en que la sociedad puede enfrentar al crimen organizado, es organizándose, Iniciativa México es una repuesta social organizada a la delincuencia.

Si los que tuvieron la libertad de no firmar la iniciativa creen que hay otro camino también tienen la libertad de tomarlo o proponer otro acuerdo.

Años de censura oficialista impidieron el debate público, o era sumisión o era pleito, por eso ahora a la menor diferencia no se busca debatir sino inaugurar un pleito y ganarlo.

Punto Final

El sábado: hay cosas que no me dan gusto, pero que bueno

Pablo Torres Corpus

Imagen, Zacatecas 30 de marzo de 2011.

torrescorpus@hotmail.com

 

Anuncios

#Yoera132 y Punto Final

Surgieron en un foro con Peña Nieto; desde entonces sus integrantes originales han manifestado repetidamente que el movimiento es democrático, plural, apartidista y tolerante. Cómo no simpatizar con eso.

Luego presentaron un pliego donde reclaman que la “miseria, desigualdad, pobreza y violencia sea resuelta”. Cómo no simpatizar con eso.

Cómo no simpatizar con su creencia “que el sistema político y económico no responde a las demandas de todos los ciudadanos”.

Cómo no simpatizar con su idea de que “la información hace posible que los ciudadanos puedan exigir y criticar de manera fundamentada a su gobierno, a los actores políticos, empresas y a la sociedad misma”.

Cómo no simpatizar con su exigencia de respetar su “el derecho a la información y la libertad de expresión”.

Por comulgar esto y más, me sentía uno de esos “132”, sin embargo al paso de los días el movimiento me desencantó y prácticamente me cerró la puerta.

Cosa que me extrañó y sorprendió, en primera porque el movimiento se dice plural, democrático, apartidista, promotor de la libre expresión y el derecho a manifestarse, sin embargo me fue “como en feria” al manifestar mi simpatía por Enrique Peña Nieto y conste que no ataqué ni descalifiqué a ningún candidato, no es mi estilo; sólo manifesté mi simpatía.

En los foros yo había visto muestras de simpatía por Andrés Manuel López Obrador y no había habido bronca, ni descalificación.

También vi y apoyé las exigencias de justicia por el caso ABC y los abusos en Atenco, pero mal, muy mal me fue cuándo se me ocurrió se exigiera también justicia por los 12 jóvenes muertos en la anticonstitucional razia en el DF contra el “News Divine” en 2008 o el asesinato de los dos estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapan ocurrida el pasado diciembre en Guerrero.

No creo en eso de la “equidad informativa” ni en democratizar los medios, no le hallo forma ni consistencia mucho menos si en la exigencia quedan inmaculados medios como “Proceso, la Jornada, MVS radio, Reforma”. Cada medio debe ser libre y responsable de lo que publica, total sino nos gusta lo que publica o señala tan sencillo como cambiarle o dejar de comprarlo.

Y el problema no está en la diferencia de ideas, sino en las descalificaciones perse, para muchos de los que simpatizan el #Yosoy132 todo aquel que no apoye al señor López Obrador es un zombie manipulado, inculto, desinformado, incapaz de elegir o al menos un vendido.

Para muchos toda crítica contra los adversarios de AMLO es necesaria pero a este no se le puede siquiera cuestionar.

Particularmente no apoyo a AMLO pero reconozco en muchos de sus simpatizantes talentos extraordinarios, inteligencia, prudencia respeto a quien piensa distinto, es más tengo el orgullo de pese a las diferencias partidistas tener y conservar a admirados amigos no solo pro AMLO sino en el PRD, PAN, PT, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el movimiento #Yosoy132.

Creo que la mayoría de los integrantes de “Yosoy132 son respetuosos, emprendedores, prudentes, abiertos y buena parte apartidista, sin embargo y al menos en mi caso, los radicales, intolerantes y maniqueos pese a ser minoría se impusieron.

Punto Final

La mejor forma de exigir tolerancia, respeto y libertad a la libre expresión es predicar con el ejemplo. Gracias a quién así lo hace.

PABLO TORRES CORPUS
(Imagen Zacatecas 6 de junio de 2012)

torrescorpus@hotmail.com

 

“Index Medius Prohibitorum, Expurgatorum” et Punctum Finalis

index

El 30 de septiembre de 2007, publicamos un ensayo sobre los riesgos y posibles consecuencias de las regulaciones extraordinarias que el Instituto Federal Electoral pretendía imponer en pos de elecciones más equitativas y transparentes. Hoy presentamos un extracto del mismo.
 
La reforma electoral quería acabar con los contratos millonarios entre televisoras y partidos, con las guerras sucias prohibiendo la contratación de espacios en radio y televisión para hablar, criticar, atacar o denunciar partidos, candidatos y políticos.
 
Parece que los legisladores no conocen las leyes de mercado que indican que por la escasez o sobrerregulación de algún bien o servicio el consumidor llámese ciudadano, candidato o partido buscarán de forma natural algún sustituto, en este caso el sustituto al radio y la televisión serán los medios impresos, la publicidad callejera e internet.
 
¿Creen que con la reforma los partidos y candidatos renunciarán a la difamación?.
 
Gracias a la reforma ahora veremos miles de nuevas publicaciones donde se ataquen candidatos y partidos con o sin pruebas.
 
Vendrán pagos por abajo del agua para que equis medio o reportero cubra y dé difusión a candidatos y funcionarios a manera de nota, cobros sin factura ni registro fiscal.
 
Anteriormente se gastaba una millonada en publicidad pero teníamos la ventaja de saber al menos cuanto se gastaba, cuanto se pagaba de impuestos, quien contrataba comerciales y a quien se los pagaba.
 
En un futuro no sabremos quien paga, a quién, cómo y no habrá tributación fiscal por estos servicios. Buena parte de las notas, entrevistas y reportajes en radio y televisión carecerán de legitimidad al ignorarse si son inserciones pagadas por debajo del agua o notas generadas a la buena.
 
Vendrán páginas web con propaganda y videos difamatorios, ya en 2006 aparecieron blogs difamatorios, la facilidad para crear y publicar una pagina de Internet son el mejor incentivo para la proliferación de webs de ataque.
 
Vendrán millones de spams (correo basura o mensajes no solicitados) promocionando políticos, Facebook, YouTube y Hi5 serán plataformas gratuitas de promoción sin regulación.
 
Tal vez algún día se prohíba la publicidad política en Internet, pero entonces surgirá la publicidad política mediante mensajes SMS (de celular) o algún otro artilugio.
 
No debemos dudar que muchas de las nuevas empresas serán propiedad de radio emisoras y televisoras ahora afectadas con la reforma. Seguramente esmas.com de Televisa o todito.com de TV Azteca venderán publicidad política en sus portales de Internet.
 
Vendrá esto y mucho más como fiestas, coerción directa del voto y muchas cosas más.
 
La solución no es prohibir la compra de publicidad en radio y televisión, la solución es reducir los ingresos de los partidos, con harto dinero si se les cierra un medio podrán anunciarse o calumniarse en otro. Mientras haya quien compre campañas sucias habrá quien las venda.
 
PUNTO FINAL.

En el PAN no quieren candidatos que hayan estado en otros partidos, ¿tampoco querrán electores que hayan estado en otros partidos?.

PABLO TORRES CORPUS.

www.twitter.com/torrescorpus
torrescorpus@hotmail.com

(Imagen 18 febrero, El Alacrán 22 febrero 2009)