“Pa´onde” y Punto Final

ImagenEl pasado 15 de diciembre luego de una balacera entre delincuentes y el Ejército sobre la carretera Jerez – Fresnillo, autoridades policíacas federales, estatales y militares montaron un mega convoy de al menos cuarenta unidades para el traslado del caído, detenidos y camionetas aseguradas.

Al llegar a la capital zacatecana varios vehículos de quienes veníamos de Fresnillo y Jerez quedamos “atrapados” en medio del contingente ya que no hubo señalamiento alguno o elemento que detuviera el tráfico proveniente del mineral.

Durante varios minutos vivimos la incertidumbre y hasta angustia de encontrarnos con órdenes y señales contradictorias.

Mientras militares con la mano señalaban que nos hiciéramos a la izquierda; camionetas blancas, nuevas y con placas ordinarias presuntamente de la policía ministerial y formaban parte del convoy sin portar alguna insignia o identificación oficial le “echaban lámina” y de mentadas a todo aquel que hiciera caso a los elementos castrenses.

Ante la posibilidad de atender las órdenes militares, algunos optamos por disminuir la velocidad y esperar que pasara el contingente, pero fue imposible porque patrullas de la policía estatal que circulaban por el carril central con torreta prendida y a claxonazos nos exigían avanzáramos.

¿En estos casos a quién deberíamos hacer caso? por la balacera los ánimos estaban tensos en la fuerzas de seguridad y cualquier error propiciado por ellos mismos pudo haber terminado en al menos un choque.

Hechos como estos se repiten por cientos de manera semanal, la gran mayoría de los mexicanos ya hemos sido testigos de acciones armadas.

En el mejor de los casos nos tocan acciones pasivas: ver pasar convoys con personal cubierto y armado; pasar retenes; ver mantas y encontrarnos con calles cerradas.

En el peor de los casos, nos puede tocar un enfrentamiento entre narco contra narcos; autoridades contra malosos; persecuciones, cateos o retenes piratas.

Los daños colaterales y desconocimiento de cómo actuar ante eventos de este tipo ya han cobrado la vida de decenas de inocentes, otros no han muerto pero si han tenido daños en su patrimonio, integridad física.

Ante el desconocimiento de cómo actuar frente a este tipo de acciones y su cotidianeidad ciudadanos, periodistas, organizaciones civiles e instituciones académicas han solicitado de manera urgente un manual o protocolo que nos indique que hacer ante una balacera; retén, cateo o convoy.

Pero también que les diga a las autoridades armadas como actuar; como guiarnos y homogenice su actuar porque es muy común que cada quién tenga su protocolo oculto o imaginario y dé una orden que es contraria a la que otro cuerpo de seguridad da.

Urge que publiquen un manual que no solo proteja a la ciudadanía, sino que dé certidumbre al actuar de la autoridad, es necesario que sepamos qué hacer ante un convoy, retén, persecución o balacera; a quién hacer caso o qué hacer sí los involucrados en un operativo dan ordenes encontradas.

Punto Final

Gracias a todos los que con su gentileza y atenciones hicieron gala de su memoria.

Pablo Torres Corpus

(Imagen, Zacatecas 19 enero, 2011)

torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

Los Narco Subsidios y Punto Final.

www.monosherrera.wordpress.comLa semana pasada manifestábamos preocupación por el papel de las preventivas municipales en el combate a la delincuencia, que por su escasa preparación, mínimos salarios y visibilidad social terminaban siendo corrompidos o sometidos por el narco.
 
Para fortuna o desgracia de los zacatecanos desde la protesta de los villanovenses, los hechos que confirman o alimentan las sospechas de colusión de preventivos con delincuentes han caído en cascada, el ultimo y más grave ocurrió el pasado sábado en Fresnillo donde el rumor de que la preventiva del mineral convivía, alertaba y protegía a delincuentes creció y se convirtió en investigación federal.
 
Es por estos antecedentes y la gran cantidad rumores en contra de las preventivas municipales que preocupa el hecho de que el gobierno federal y estatal inviertan tanto en equipar a las preventivas municipales que directa o indirectamente acaban sirviendo al crimen organizado.
 
El pasado 5 de febrero en boletín oficial el Secretario de Planeación y Desarrollo Regional señaló que “528 millones, 392 mil 937 pesos serán destinados a seguridad pública” en los municipios a través del Fondo IV del Ramo 33.
 
Inquieta que esa millonada se destine a organismos que no gozan de la confianza ciudadana, pero principalmente que no cumplen con su función, porque no quieren o por comodidad ya que no están facultadas para investigar y/o atender directamente delitos federales.

De acuerdo a los códigos y bandos vigentes en Zacatecas, entre las principales funciones de la preventiva están, como su nombre indica, prevenir la delincuencia (aunque ahora prevengan a la delincuencia); aprehender a delincuentes en casos de flagrante delito y/o notoria urgencia; o cuando se trate de delitos que se persigan de oficio y que alguna razón no haya autoridad judicial que expida orden de aprehensión; o cuando existan temores fundados de que el presunto responsable escape a la acción de la justicia.

Sin embargo en la práctica conocemos que las preventivas municipales solo se dedican a detener ebrios, escandalosos, raterillos de poca monta, cuidar bailes, detener bebedores y “fajadores” en las orillas y auxiliar en accidentes.

Y con todo respeto para estas actividades no requieren tanto equipo y mucho menos potente armamento, mejor sería aumentarles el sueldo.

Al día de hoy no he conocido una sola nota estatal que se dé cuenta de que preventivos municipales hayan detenido o enfrentado a narcos o secuestradores, ¿Usted recuerda alguna?.

En todos los enfrentamientos, detenciones y rescates conocidos es el Ejercito, la Policía Federal Preventiva y la Policía Estatal Preventiva (en ese orden) los que las ejecutan.

No sería mejor que los municipios aportaran parte de esos 528 millones en fortalecer las instalaciones de las BOM´s o hacer donaciones al Ejercito que a la hora de los cocolazos es el primero y casi único que nos garantiza seguridad ante la delincuencia organizada.

Ojala y no “estemos” subsidiando delincuentes a través de las preventivas municipales.
 
PUNTO FINAL.
Un poco tarde pero igualmente sincero, un abrazo a mi amigo Serafín Bermúdez.

PABLO TORRES CORPUS.

www.twitter.com/torrescorpus
torrescorpus@hotmail.com
 

La Otra Migración y Punto Final.

La migración económica y el supuesto del regreso masivo de emigrados ha ocupado amplios espacios mediáticos, durante las ultimas semanas mucho hemos hablado y escrito sobre este tipo de migración, pero hemos dejado rezagada la otra migración, la más nueva, la migración del miedo.

 

Poco se ha hablado de este reciente fenómeno, tal vez por el mismo miedo, porque no existen estadísticas ni conteos oficiales, porque el tema es políticamente incorrecto, sin embargo los estragos comienzan a ser visibles en la sociedad. Parece que en todo el estado hay éxodos temeros, aunque es más visible en las pequeñas localidades-

 

Todas las migraciones se originan por deficiencias o “faltas”; falta de apoyo, falta de seguridad, falta de garantías; en México la tradición migratoria ha tenido su principal causa en la falta de empleo, Zacatecas y sus más de cien años de migración laboral continua son excelente ejemplo.

 

Históricamente la migración laboral ha tenido su base social en personas de escasos recursos económicos y educativos, en los que no pudieron modernizar la parcela o el changarro; en lo que no pudieron poner el negocio o que por su condición no accedieron a la educación o lo hicieron parcialmente y por tanto, no pudieron obtener un empleo que les permitiera una vida decorosa.

 

Durante mucho tiempo se pensó que la migración era una práctica exclusiva de los más desposeídos y en un extremo de los genios, académicos o cerebritos que no encontraban forma de desarrollar su potencial en casa.

 

En contraste la mayoría de los que podían estudiar, obtener un empleo, poner un negocio y vivir al menos regularmente se quedaban en el lugar de origen por los nexos sociales y económicos que desarrollaban.

 

Era difícil encontrar personas que obteniendo en algún grado éxito económico abandonaran el lugar de origen, el amor a la familia y apego al terruño, reforzado por amplios y poderosos vínculos económicos hacían más difícil el destierro voluntario.

 

Desgraciadamente esta tendencia se empieza a modificar escandalosamente y cada día vemos que más personas de éxito económico abandonan el lugar de origen por miedo a la extorsión, al levantón, al robo.

 

Todas las migraciones son dolorosas, pero en estrictos términos económicos es bastante lamentable la migración de personas que venciendo todos los obstáculos generan riqueza y que por miedo perder la vida, la libertad o el patrimonio emigran.

 

Es lamentable porque en muchos casos cierran sus establecimientos, dejan de generar empleos, de pagar impuestos, en fin, de gastar e invertir en su pueblo y estado.

 

Muchos cálculos se han hecho sobre las consecuencias de un supuesto regreso masivo de emigrados, pero nadie ha contabilizado los costos de la emigración de los pudientes.

Mucho hemos oído y leído sobre el dinero, programas y acciones que atenderán a los emigrados laborales que regresan por la crisis financiera.

 

Muy poco sobre programas y acciones para atender a los que quieren irse por la crisis de inseguridad.

 

La crisis de inseguridad a diferencia de la financiera ya ha golpeado brutalmente a la economía real con efectos terriblemente nocivos.

 

PUNTO FINAL.

BILD, el diario más leído y poderoso de Alemania publicó el pasado miércoles: “¡Sensación!. Un médico de Berlín cura a un enfermo de sida. La humanidad esperaba este acontecimiento. Por primera vez un paciente ha sido curado en Berlín.

 

El hematólogo, Gerd Hütter del hospital Charité, transplantó médula ósea a un paciente. El resultado: Desde hace dos años, el virus mortal desapareció de la sangre del paciente”.

Según la publicación hace dos años, cuando el hematólogo de 39 años empezó a tratar de una leucemia a un estadounidense de 42 años que vive en Berlín. Pero el paciente tenía un problema: su sangre estaba infectada con el virus mortal.

 

Hütter examinó a 80 donadores compatibles con el paciente y, con el resultado archivado en el disco duro de su computadora, eligió la muestra nr. 61, que correspondía a un individuo con una mutación genética heredada de sus padres que le hace inmune a las cepas del VIH.

 

La mutación, conocida como célula CCR5, actúa como barrera al virus y solo se encuentra en el 1.5 por ciento de la población europea. En África, América del Sur y otras latitudes no existe.

 

Antes de llevar a cabo el transplante, el equipo médico ordenó al paciente que dejara de ingerir los fármacos antirretrovirales y le advirtieron que el tratamiento debería ser reiniciado después del transplante.

 

Dos años después del transplante, el paciente sigue recuperándose del tratamiento contra la leucemia, pero el virus nunca más volvió a dar señales de vida en su sangre.

 

Este tratamiento podría ser el éxito científico más importante de los últimos cincuenta años.

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(12-16 Noviembre 2008, IMAGEN, El Alacrán).