Infravalor y Punto Final

hecho-en-mexico-600x400Es obvia y natural la indignación que generan las posturas racistas y soberbias de Donald Trump, cuando el presidente estadounidense se refiere a otro país siempre lo hace desde una postura de superioridad, con menosprecio hacia los demás.

En el caso de México, pareciera que cada que Trump se refiere a nuestro país pretende bajar el ánimo nacional, evidenciar lo grande y poderoso que es Estados Unidos y lo pequeño y débil que es nuestra nación.

Pero paradójicamente, parece que el discurso del norteamericano está generado todo lo contrario al efecto deseado. A partir de las bravatas de Trump se ha propagado una especia de nacionalismo y solidaridad pro México como no ocurría hace mucho tiempo.

Buena parte de la comunidad internacional ve con buenos ojos la posición de México ante las posturas de Trump, la cancelación del viaje generó simpatías inesperadas, varios países han manifestado públicamente su apoyo nuestro país.

Pero lo más importante, muchos mexicanos empezamos a valorar y ubicar la importancia económica de México ante Estados Unidos y el mundo.

Por obvias razones siempre hemos visto a nuestro vecino del norte como el gran hermano, como el todo poderoso y en buena parte lo es, pero nosotros también tenemos lo nuestro y es mucho más de lo que gran numero de casos creíamos.

En lo particular, no había dimensionado nuestro poder económico respecto a EUA, hoy somos su tercer socio comercial apenas abajo de China y Canadá, y pese a Trump las tendencias indican que en pocos años seremos el primer socio comercial.

Hoy lo que EUA le vende a México es mayor de lo que le vende a China y Japón juntos por eso 6 millones de empleos en EUA dependen de lo se exporta a México.

El valor de lo que México le compra a EUA es 1.2 veces superior a lo que le compran en conjunto Francia, Alemania, Reino Unido y Japón.

Fuera de EUA, el lugar donde más gringos tienen su residencia fija es México, y por si fuera poco casi 35 millones de personas de origen mexicano viven actualmente viven en EUA con toda la fuerza de mercado que eso significa.

Sin proponerselo Trump nos está ayudando a valorar lo que somos, tenemos y podemos, ya sea con o sin Estados Unidos.

Punto Final

Si no contaminan no pagarán.

torrescorpus@hotmail.com

Imagen, ocho de febrero 2017

Anuncios

“TLCiego” y Punto Final

donald-trumpTrump constantemente amenaza con que el TLC se renegociará, con que impondrá nuevos impuestos a las importaciones o de plano que lo abandonara; a primera vista parece mal renegociar el tratado y terrible que se deshaga.

En buena parte es cierto, pero no sólo para México, abandonar el TLC también implicaría altísimos costos para EUA, donde 32 de sus 51 entidades son altamente dependientes del tratado, para potencias industriales como California, Texas, Nuevo México, Arizona y Lousiana, México es el principal destino de sus exportaciones.

Para otros 19 estados, México es su segundo socio comercial; tan sólo por estas poderosas razones económicas no sería tan fácil renegociar ventajosamente para EUA el TLC, mucho menos abandonarlo; si a esto le sumamos que para salirse tienen que seguir una serie de pasos que van muchos más allá del poder del presidente estadounidense, el panorama parece casi imposible.

En el supuesto que Trump pudiera abandonar el TLC, la medida sería mala para México pero no una tragedia, ya no tendríamos las ventajas del tratado pero al salir en automático entrarían las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que beneficiarían más a México que a EUA.

Gracias al TLC todos los productos mexicanos que tienen un certificado de origen no pagan aranceles; en caso de salir del tratado los productos de México pagarían un arancel promedio de 1.9% para productos industriales y de 6.4% promedio para productos agropecuarios.

De la misma manera, actualemente los productos estadounidenses con certificado de origen no pagan aduanas, pero sí se salen del TLC los productos de EUA pagarían un arancel promedio de 7.7% para bienes industriales y de 38.4% para agropecuarios.

Evidentemente el menos perjudicado por abandonar el TLC sería México, y tal vez hasta se pudiera beneficiar de este diferencial.

Ante esta realidad Trump ha amenazado con que pondrá aranceles del 35% a los productos mexicanos, pero no es tan fácil, además de abandonar el TLC tendría que salirse de la OMC, lo cual significaría una catastofre económica para EUA.

Y por si fuera poco, aparte de todo esto tendría que pasarlo por el Congreso (cosa que llevaría años) ya que imponer aranceles no es facultad del presidente estadounidense.

Punto Final

En el fondo y no tanto, las amenazas de Trump son sólo eso y unicamente pueden tener su origen en la ignorancia o la soberbia.

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas, febrero 1 2017)

El muro – cortina y Punto Final

muro-trump
imagen: http://www.vice.com

Desde que Donald Trump busca la presidencia de Estados Unidos, ha fincado buena parte de su plataforma política e imagen personal en una dura política antiinmigrante cuyo eje es la construcción de un muro fronterizo.

Bajo la lógica simplista y populista de Trump, la mayoría de los problemas de EUA se resuelven por arte de magia construyendo un muro.

El simplismo y populismo de Trump es normal dada su cerrazón, ignorancia, formación y simpatías.

Reducir la solución de los grandes problemas nacionales a propuestas fáciles es una medida populista que ha dado resultado desde hace siglos, es también ejemplo de la banalidad con que se toma la administración pública desde la ignorancia.

Lo que si sorprende es como tanta persona se ha colgado a favor o en contra de una propuesta tan llana y barata como la de construir un muro.

Trump insiste con energía que construirá un muro fronterizo, otros se indignan con fervor nacional por la medida, unos y otros reaccionan como si no existiera un muro, como si la frontera a Estados Unidos fuera libre, como sí no hubiera puertas, aduanas, garitas o muros para entrar a los “yunaites”.

Parece que olvidamos que los muros ya existen desde hace décadas, en algunos puntos de la frontera hay tres muros, uno tras otro buscando sin éxito impedir el ingreso ilegal de migrantes.

Se indignan porque un lerdo promete construir algo que ya existe y reforzado con perros, drones, policías, rayos x y demás.

Trump y los indignados pelean como si no hubiese barreras para ingresar a EUA y sobre todo, como si la construcción o no pudiera resolver algún problema.

Construir un muro es inútil para detener la migración; no construirlo no mejoraría las condiciones básicas de los migrantes en EUA. El muro es una nimiedad.

El muro es distractor simplista, que ha sacado de la agenda y luminarias los temas importantes para Estados Unidos y México, como la reforma gringa de salud y migratoria, el TLC, China, el narco, el futuro energético, etcétera.

¿En qué momento un montón de bloques se convirtió en el tema principal de dos países?

No es muro, es cortina (de humo).

Punto Final

Si creen que el amor es una virtud, no conocen la paciencia.

torrescorpus@hotmail.com

Imagen, Zacatecas, 7 de septiembre de 2016.

“Trump-adas” y Punto Final

Hace una semana, como otras ocasiones Donald Trump arremetió contra China y México acusándolos de causar los males de Estados Unidos.

Las declaraciones molestaron a millones de mexicanos porque se finca simple y llanamente en las emociones de un hombre ignorante que a lo largo de su vida sólo ha buscado llamar la atención y tener el reconocimiento de multitudes, sin más mérito que la ostentación.

Donald Trump ha recurrido a esta estrategia de llamar la atención, de gritar estupideces siempre que sus negocios andan mal o planea emprender algún otro.

Ha hecho de todo, paseos estrafalario, ser promotor de lucha libre, apostar la cabellera, poner a hacer aerobics en público a la Miss Universo, producir, conducir y dirigir un reality show donde él era la estrella, ventilar asuntos íntimos de sus ex esposas y dar todo detalle de sus divorcios.

Y le ha funcionado, porque desde que inició su carrera en los negocios ha trabajado para un nicho de mercado definido, el grupo ultraconservador y racista que aun se cuenta por cientos de miles en EUA.

Sin embargo, su tradicional estrategia le falló, porque las declaraciones contra México las hizo en el marco de su precamapaña a la Presidencia de Estados Unidos por el partido republicano, algo muy distinto a ganar notoriedad para elevar la popularidad de sus programas o marcas.

En asuntos electorales no se trata de simplemente ser popular, sino de ser popular positivamente, más en un país fundado por la migración de millones de personas de todo el mundo.

Ante los agravios de Trump hay quien sugiere que no se le responda ni se haga mofa de Donald porque eso le dará más popularidad, al contrario debemos responderle, mofarnos y ubicarlo para darle popularidad pero negativa.

Trump ahora busca popularidad para influir en la política de nuestro más grande vecino, socio comercial y residencia de millones de paisanos, es necesario que todos conozcan las limitaciones de Donald Trump, que será un genio para los realitys y espectáculos pero un bruto para la política. “Ocupa unas Trump-adas”.

Punto Final

Lamento el deceso del Dr. Gonzalo González, siempre cálido y amable, muchas veces me aconsejó, sobre ideas y pasos políticos, le sigo agradeciendo. Un abrazo solidario a sus familiares especialmente a Gonzalo, Diego y Mariela Mier.

Pablo Torres Corpus
24 de junio 2015 (Imagen, Zacatecas)

torrescorpus@hotmail.com