Independiente-mente y Punto Final

Leo, conozco con satisfacción la renovada esperanza en la democracia que las candidaturas independientes ha propiciado en miles de votantes.

Este natural y espontaneo entusiasmo ha hecho que muchos describan, vean y crean en las candidaturas independientes como la solución (simplista) a todos los males del país.

Es un entusiasmo muy similar al que durante décadas millones de mexicanos tuvieron con la democracia y luego en la alternancia, creyéndolas en su momento único requisito para cambiar los males mexicanos.

La candidaturas independientes traen beneficios pero también peligros, muchos de los cuales ya los tenemos con o a pesar de los partidos.

El dinero es uno de los retos, en esta elección los independientes recibieron de las autoridades sólo una fracción de lo que recibieron los candidatos de partido, para competir todos los independientes echaron mano de donaciones privadas.

Además de ser desventajoso para los independientes porque compite dinero público contra privado, abre más el boquete para que dinero mal habido patrocine campañas.

O puede que miles de candidatos se inscriban y el dinero del INE no alcance para todos, peor, que a todos les dé dinero, cosa que lejos de abaratar la democracia la encarecería brutalmente.

También está la tentación del caudillo, con todo y sus defectos los partidos son instituciones, sí bien pueden representar intereses de grupo no están al servicio de un sólo hombre, por chafa que sea el partido hay reglas y órganos de deliberación.

Después de la Revolución, México vivió un época de “independientes desbordados” militares o caciques con poder personal y sin partido accedieron al poder con la libertad de ser “independientes” pero también con los excesos de no responder ante nadie.

Mérito de Plutarco Elías Calles fue institucionalizar la vida política del país mediante partidos políticos, así se dio orden a las inquietudes de miles de aspirantes que debían atender todo lo que un partido significa, lo bueno y lo malo.

Las candidaturas independientes no hacen bueno ni puro al candidato nomás por ser independiente, igual que las candidaturas partidistas no hacen malo al candidato por ser de partido, lo que hace bueno o malo al candidato es el propio candidato.

Punto Final

Que no haya suspicacias, bienvenidas las candidaturas independientes llenas de retos y oportunidades, pero también de riesgos y desproporciones.

Pablo Torres Corpus
17 de junio 2015, Imagen, Zacatecas

torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

“Mi” Carmelita y Punto Final

carmelitaAy mijitos, pues si, Carmelita Salinas es candidata a diputada plurinominal por el PRI y eso ha generado toda clase de críticas y memes (buenísimos).

Muchos se dicen sorprendidos porque Carmen busca una diputación, el oficio de acriz no es per se sinónimo de incapacidad o chacoteo; así como una formación u oficio no excluye de tener talentos o capacidades diversas, tener un título no garantiza profesionalismo ni resultados.

Y no defiendo a la señora Salinas, capaz sale malita pero eso sólo se puede saber cuando ejerza el cargo, por lo pronto no podemos descalificarla por su origen ni oficio.

Tampoco comparto la afirmación de que utilizará la máxima tribuna para contar chistes o chismes del espectáculo, será folclórica su forma de ser pero no la creo incapaz de diferenciar un escenario de un recinto solemne.

Aunque polemicen, Carmen Salinas, al igual que Cuauhtémoc Blanco, Lagrimita o Alejandro Camacho tiene pleno derecho constitucional de votar y ser votada, antes de ser famosos son ciudadanos en uso de sus derechos.

Escandalizarse porque algún partido postule famosos se me hace ocioso, de hecho la gran mayoría de los que ostentan un cargo público de elección, ya sea directa o indirecta son famosos al menos en su partido.

Descalificarse entre simpatizantes porque algún partido postula famosos es de poco provecho, ya que todos los partidos han buscado el cobijo de algún famoso en busca de popularidad y lo seguirán haciendo.

Aunque se les olvide ahorita por atacarse, es práctica recurrente, por eso vale la pena ser prudentes a la hora de señalar las vigas en ojo ajeno porque en todas partes se cuecen habas.

Los actores, deportistas y cantantes que sean candidatos y eventualmente servidores públicos no tienen ningún derecho o limitante menos que el resto de los ciudadanos, pueden participar con todas las oportunidades en política.

Pero tampoco tienen ningún derecho ni virtud más; deber actuar con todas las responsabilidades de la política.

Más que preocuparnos por famosos que buscan ser diputados deberíamos apurarnos por aquellos personajes urgidos del fuero que la diputación les da.

De Carmen Salinas lo que me genera duda es por qué va de candidata plurinominal, si a la vista una de sus fortalezas es la popularidad que ya posee; por qué va de pluri sí es de las pocas que podría ganar o dar fuerte batalla en algún distrito del combativo y perredista Distrito Federal.

Punto Final

Al confirmar la sospecha sintió mariposas en el estómago, colibrís en la garganta, abejas en los oídos… hormigas en los ojos.

Pablo Torres Corpus (Publicado en Imagen, Zacatecas, Zac. 4 de marzo de 2015)

torrescorpus@hotmail.com

Circo por circo y Punto Final

Imagen

La polémica por el uso de animales en espectáculos sigue creciendo a lo largo y ancho del país, en los últimos días Zacatecas ha sido protagonista del debate a partir de las protestas por la llegada del “circo Atayde” a la capital.

Decenas de activistas han protestado frente a la carpa pidiendo se cancelen las presentaciones y la empresa deje de utilizar animales en sus espectáculos.

A las manifestaciones se han sumado políticos de todos colores para censurar a los circos pero ellos al igual que muchos de los manifestantes sólo acosan a los cirqueros, olvidándose de los demás espectáculos que utilizan animales como: peleas de gallos, corridas de toros, carreras de caballos, coleaderos, el polo, charreadas e incluso zoológicos.

Para excluir de sus protestas o iniciativas contra el maltrato animal en los espectáculos mencionados, se excusan diciendo que estos son patrimonio inmaterial o símbolo de identidad, olvidando que el circo como gran espectáculo y empresa nació en Zacatecas a iniciativa de Aurelio Atayde hace más de 125 años y que él y sus hermanos lo profesionalizaron.

Desde mi perspectiva es discriminatoria porque en todos los espectáculos dichos se utilizan animales; ahondando en los antecedentes de cada uno de ellos, todos tienen rasgos e historia para ser patrimonio inmaterial y lo más importante es que al día de hoy todos están dentro de la ley.

Y mientras estos espectáculos sean lícitos, aunque no nos agraden no pueden cancelarse.

Además considero que el más grande maltrato animal no ocurre en estos espectáculos, que insisto, aunque no sean agradables para muchos, están regulados.

El mayor maltrato animal se da en los mercados clandestinos, en las miles de casas que tienen al perro en la azotea o hacinado en pequeños espacios, en el campo donde en muchos casos los animales son “bajados” a golpes, el mayor abuso se da en la ilegalidad.

De acuerdo a cifras del foro Circos Sin Animales, existen alrededor de 2 mil 500 animales de diferentes especies en todos los circos de México. Cifra mínima si la comparamos con el numero de perros que no tienen hogar o son maltratados, tan sólo en Zacatecas existen más de 2 mil 500 perros callejeros.

Y de cancelarse estos espectáculos habrían de seguirse con los zoológicos, ranchos ganaderos, rastros y rancherías, ahí también hay maltrato animal.

Punto Final

Debo aclarar que no me gustan los circos y que soy aficionado a la charrería y los toros, incluso fui aficionado práctico, me hubiera encantado ser torero, sin embargo considero discriminatoria la idea de sólo acosar y prohibir sólo circos. O todos coludos o todos rabones.

Pablo Torres Corpus (Publicado en Imagen, Zacatecas 23 de abril de 2014, El Alacrán 27 de abril de 2014)

torrescorpus@hotmail.com

Los “Pluris” y Punto Final

A fin de 2009 Pedro Ferriz de Con lanzó una campaña cuyo propósito es la eliminación de los diputados plurinominales por considerarlos improductivos, sinvergüenzas y demás calificativos, algunos descriptivos pero la mayoría viscerales.

Por la fuerza de la repetición en radio, internet, prensa y televisión e histórica mala fama de cientos de legisladores, abiertamente miles de mexicanos apoyan la propuesta.

Pese a la buena aceptación la propuesta es simplista ya que considera que con solo eliminar a los plurinominales el Congreso será productivo, congruente, representativo e innovador. Es maniquea e injusta porque supone que todos los pluris por el hecho de serlo, son flojos, transas, improductivos, etcétera.

En los plurinominales hay legisladores incapaces y flojos, pero también productivos y valiosos igual que los de mayoría.

Por ejemplo cercano Claudia Edith Anaya y Ramón Jiménez, ambos del PRD llegaron por distintas vías, Claudia por la pluri y Ramón por la de mayoría.

La diputada Anaya ha sido activa tanto en lo social como en lo legislativo, durante el primer periodo ordinario fue proponente de 5 iniciativas. Ramón Jiménez propuso cero.

Un argumentos contra los pluris, es que no representan a alguien, inexacto, ya que el surgimiento y justificación teórica y legal de los diputados de lista es que representen a aquellos partidos que no pueden ganar la elecciones, pero cuentan con un número considerable de votantes. Siendo extremos a lo mejor solo representan a su clientela electoral o sus intereses, sean buenos o malos, pero los representan.

No olvidemos que un ideal democrático es que en el ejercicio del poder cedido o representante de las mayorías se respete y reconozcan plenamente los derechos de las minorías, minorías que son base del pluralismo (que tanto alabamos).

Claro, existen vicios y perversiones de todo tipo en el Congreso Federal y tenemos serios problemas de representación social y participación ciudadana, pero estos problemas no desaparecerán ni siquiera disminuirán con la eliminación de los pluris.

El problema de la representación y participación solo disminuirá cuando los partidos reduzcan los candados y cantidad de requisitos internos para que los ciudadanos sean candidatos. Como señala Bobbio vivimos una democracia elitista en la que solo unos cuantos pueden acceder a las candidaturas que todos pueden votar.

Debemos reconocer que la democracia a secas y con cualquiera de sus adjetivos en imperfecta, hoy nos quejamos de los plurinominales, pero si desaparecen nos quejaremos que x partido domina ampliamente el congreso y que las minorías no están representadas.

Si desaparecen los pluris sin reformas que fomenten la austeridad y faciliten el acceso ciudadano a las candidaturas poco cambiará, las candidaturas de mayoría serán mucho más peleadas que actualmente; aumentarán el número de asesores y se concentrará el poder legislativo uno dos o tres partidos con todo lo bueno y todo lo malo que eso significa.

Punto Final

Está por cerrarse la fase de investigación iconográfica y documental del Centro de Tradición, Cultura y Charrería Jerezana, si Usted tiene algún dato o material que desee compartir mucho le agradeceríamos.

 torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas 24 de marzo de 2010)