“HIMSStéricos” y Punto Final

maxresdefaultDesde hace semanas circulan profusamente en redes sociales decenas de publicaciones que, sin una fuente seria, verificable o dato duro, aseguran que el IMSS, ISSSTE y Seguro Popular serán privatizados en breve.

En otros casos, pero con el mismo fin, dicen que la privatización será parcial y que pronto sólo las consultas generales serán gratis y todo lo demás será con cobro extra, hasta unas hojitas chafas y falsas han publicado con las supuestas cuotas.

Los rumores han generado indignación en miles de personas y han levantado más rumores, cada vez más absurdos e inverosímiles.

Se ha llegado al extremo de asegurar que la fuga del Chapo fue una cortina de humo armada desde el gobierno para distraer la atención pública y mientras tanto hacer la supuesta privatización de los servicios públicos de salud.

Absurdo, ya pasaron varios días desde la fuga y no hay un solo documento oficial, serio y verificable que siquiera insinúe la venta.

Además, estos rumorólogos sin escrúpulos deberían saber que la “privatización total o parcial” como le dicen, no se puede dar por carpetazo del presidente y el secretario de salud, no; se requiere un proyecto de ley que debe ser presentado ante la Cámara de Diputados (que entra en periodo de sesiones hasta septiembre) y de ahí discutirse con todo lo que ese larguísimo trámite significa.

Las reformas no se hacen mediante memorándum.

En el remoto caso de aprobarse, tendría que pasar un largo periodo de inventario, liquidación y luego, vendría tal vez lo más difícil, encontrar quien quisiera comprar instituciones quebradas con pérdidas anuales que se cuantifican en decenas de miles de millones de pesos.

No hay empresa privada que pueda siquiera con el pasivo que representan las pensiones.

Pero nada de eso pasará porque es completamente falso que el IMSS, ISSSTE o Seguro Popular vayan a venderse, privatizarse total o parcialmente. Son instituciones pilares del Estado.

Otros confunden subrogar con privatizar, pero no hay que exaltarse, dada la alta especialización de la medicina desde hace décadas que muchos de los servicios están subrogados, ni el IMSS, ISSSTE o Seguro Popular pueden ser instituciones “todólogas”.

Punto Final
Tenía mucho que no veía en Zacatecas una nota policíaca con el valor y contundencia como la que presentó ayer Imagen respecto a la desaparición de siete “jornaleros”, estupenda.

Pablo Torres Corpus

Imagen, zacatecas 22 de julio de 2015.

Los Especuladores, las Reservas y Punto Final.

Sí algo sube de precio es por culpa de los especuladores que siempre son los malos de la película, sino queremos batallar con explicaciones le echamos la culpa a los especuladores que en medio de las culpas de la crisis se han convertido en los villanos favoritos.

 

Dentro de la sociedad mexicana existe un glosario tácito de palabras “perversas” que su sola evocación genera desconfianza y repulsión, globalización, neoliberalismo, transgénico son las clásicas a las que ahora se suma especulador o especulación.

 

Con la crisis financiera y el alza de dólar se culpa a los especuladores de todo, describiéndolos en muchos casos como ruines que se hacen ricos a costa de las perdidas y pobreza de millones de personas.

 

ANTECEDENTES

Reducirnos a describir al especulador como un ladrón de cuello blanco carente de escrúpulos es una acción limitada e injusta, porque en el sentido estricto de la palabra, especular significa observar (latín specere = mirar, contemplar) y eso es lo que hace un especulador, observar y analizar los mercados en busca de ganancia.

 

En términos más actuales especular significa comprar algún bien a un precio que consideramos bajo para venderlo posteriormente a uno mayor, obteniendo así una ganancia. Muchos consideran esto como algo parasitario que busca ganar sin realizar ningún trabajo, quienes lo ven así no toman en cuenta el trabajo intelectual y el valor de obtener y procesar información, ya que para saber cuando algo esta barato y suponer que aumentará de precio se requiere además de paciencia, mucha información y cálculo.

 

Dentro de una economía libre los especuladores son aceleradores de procesos para el ajuste de mercados y precios. Paradójicamente en tiempos de crisis el dinero que los especuladores invierten hace más rápida y eficiente la recuperación debido a que inyectan liquidez en mercados que necesitan dinero para seguir produciendo o para producir más.

 

La especulación no se reduce a ricos o broker´s, a lo largo de nuestra vida cotidianamente todos especulamos, desde él que compra dólares, terrenos, casas o joyas con la idea de que en el futuro aumentarán de valor, hasta el compra papel higiénico por adelantado cuando hay ofertas para revenderlo.

 

Todos los especuladores, ricos o pobres tienen como ultimo fin ganar dinero y en eso no hay nada de ilegal, malo ni perverso, todos tenemos derecho a buscar beneficios futuros.

 

RESERVAS.

Hace varios meses en este mismo espacio señalábamos que cada vez que hay o se prevé un desajuste en la economía nacional se revive la ocurrencia de que se pueden y deben utilizar las reservas internacionales del Banco de México para pagar o subsidiar, maíz, tortillas, déficit y hasta campañas.

 

Las reservas no se pueden utilizar para gasto corriente, legalmente no se puede y racionalmente no se debe. No se puede porque las reservas no pertenecen al gobierno ni federal, ni estatal y mucho menos al municipal. De las reservas federales no puede disponer libremente ni el mismo Presidente de la República. Las reservas son responsabilidad del Banco de México un organismo público autónomo.

 

Aunque parezca ilógico el monto de las reservas es correspondido por una deuda adquirida por BANXICO (Banco de México) que tiene la responsabilidad oficial de comprar los dólares que entran al país mediante las remesas, turismo, venta de petróleo, entre otras cosas.

 

Los dólares al no ser moneda oficial en México no pueden circular normalmente y legalmente no pueden ser utilizados como moneda de uso corriente, por lo que deben ser convertidos a pesos para que puedan ser utilizados en el país. BANXICO por ley convierte esos dólares a pesos y los “guarda” creando así lo que conocemos como reservas internacionales.

 

Por eso las reservas no son un ahorro que el gobierno o los mexicanos generemos directamente.

 

Que hayan especulado con el precio del dólar tampoco es ilegal, en un extremo pudiera ser inmoral pero no ilegal, sin embargo para poner limites está el Banco de México (Banxico) que ha cumplido con su misión, los que se escandalizan porque el Banco central gastó parte de sus reservas en contener el alza del dólar debe recordar que el objetivo principal de dicha institución es procurar la estabilidad del poder adquisitivo del peso.

 

 

El objetivo de acumular reservas de activos internacionales es apoyar la estabilidad del poder adquisitivo del peso. De esta forma, las reservas internacionales funcionan como una especie de amortiguador para la economía en el caso de que surgiera algún desequilibrio en las cuentas externas del país.

 

Las reservas existen para respaldar y dar seguridad al peso para que en caso de requerir muchos dólares el banco de México tendrá los suficientes evitando que la sobredemanda eleve su precio desmesuradamente, recordemos que también el mercado cambiario se rige por la ley de la oferta y la demanda.

 

LÓGICA.

Buena parte de la opinión pública se ha lanzado contra los empresarios, empresas y personas que han comprado dólares, los llaman despectivamente sacadólares, ladrones, especuladores, sin embargo poca lógica han empleado para definirlos.

 

Sí alguien pone a la venta algo y se lo compran es absurdo que luego se queje porque se lo compraron, si yo pongo a la venta mil periódicos y en una mañana los vendo todos es irracional que me queje porque se vendieron.

 

Igual ocurre con BANXICO, si puso a la venta dólares era para que los compraran, ¿qué esperaban los críticos? Que pusieran a la venta dólares para que nos los compraran. Obvio que si los ponen a la venta es porque quieren y pueden venderlos.

 

En una economía abierta son más perjudiciales lo monopolios (públicos o privados) que los  especuladores.

 

Los que han comprado miles de dólares lo han hecho porque en el pasado creyeron y le “apostaron” al peso, le invirtieron para fortalecerlo, ese fue su pecado.

 

PARA TERMINAR.

Uno de los peores problemas cuando ocurren problemas económicos o financieros es que muchas medidas, notas y opiniones se vierten sin conocer como funcionan los mercados, en que consisten los instrumentos financieros y para que fueron creados.

 

Las finanzas han llegado a un altísimo nivel de sofisticación lo cual dificulta conocer al detalle como operan, desgraciadamente muchos políticos las explican, sugieren y modifican en base a una opinión valida pero poco documentada.

 

Es como si yo sugiriera o criticara a un médico cirujano por cómo realiza o realizó una operación.

 

Quienes han criticado vorazmente a los especuladores no saben, no han notado o querido notar la diferencia entre manipulador y especulador. Vale precisar que el especulador además de lo que mencionamos no tiene poder  para manipular o fijar precios, por eso tiene que esperar, es como una apuesta limpia.

 

El manipulador si puede manejar o fijar precios, si tiene poder sobre el mercado, es el que vende de a poquito para vender caro, el que tiene un monopolio y puede decidir libremente el precio sin que haya competencia o sea molestado. El manipulador no espera, sus apuestas son arregladas.

 

PUNTO FINAL.

Aquellos que dicen que la moneda de plata es indevaluable, deberán saber que en un solo día cayó casi 20 por ciento.

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, Zacatecas, Zac.; El Alacrán, Jerez, Zac. 14-19 octubre 2008 )

 

Eticapitalismo y Punto Final.

Hoy como nunca se dice que el sistema capitalista carece de valores cívicos y sociales, pero paradójicamente la prosperidad que vivió el sistema capitalista gringo se soportó en valores ético-sociales. Cuando esos valores éticos se relajaron o esfumaron vino el crack.

 

La verdad es valor básico para el “apalancamiento” de la confianza, siempre que las calificadoras bursátiles, bancos y analistas han mentido tienen un breve auge que después pagan con creces. Enron y Worldcom mintieron a accionistas, socios y empleados, al descubrirse la falacia la caída fue mortal.

 

La responsabilidad fue otro valor descuidado. Dada la bonanza los bancos fueron poco responsables al vender fondos con respaldos inseguros, al otorgar créditos a diestra y siniestra; los consumidores fueron irresponsables al tomar créditos que sabían no podrían pagar. Ni hablar de la irresponsabilidad del gobierno de Bush.

 

Basada en la verdad y responsabilidad la confianza es un capital invaluable que sostiene mercado, genera valor y evita crisis.

 

Esta crisis más allá de los aspectos bursátiles es una crisis de confianza, originada porque la confianza de millones de personas, bancos, autoridades fue defraudada y en el proceso se engañaron los unos a los otros.

 

Los consumidores engañaron a los bancos haciéndoles creer que podían pagar; los bancos a los clientes haciendo creer que este auge sería eterno, también se engañó a los inversionistas que engañaron a los constructores y gobierno y el gobierno a todos con su guerra, costos y proyecciones. El resultado de esta maraña: ahora nadie cree en nadie.

 

El origen de esta crisis no surge de la economía real (la que produce conocimiento y bienes) sino de la economía financiera que lo único que produce y vende son esperanzas, expectativas, análisis, promesas, sueños y para vender lo anterior requiere de la confianza de los consumidores que hoy no les creen, por eso ya no venden, por eso está quebrada.

 

El que siga tronando el sistema financiero gringo pese a las medidas que el Gobierno tomó se debe a que no hay la confianza en que dichas medidas sean las adecuadas y/o suficientes.

 

Ejemplo del valor de la confianza lo puso Warren Buffett que hace una semana decidió invertir 5 mil millones de dólares en la quebrada General Electric (GE).

 

Un día después del anuncio, GE se benefició con el dividendo de credibilidad y vendió más de 12 mil millones de dólares en acciones. Si el hombre rico del mundo confía en GE es por algo dijeron los analistas e inversores.

 

En 1994 los magnicidios mexicanos, la mala política de devaluación y demás hicieron que pueblo y empresarios perdieran la confianza en la economía mexicana, entonces el respaldo económico del gobierno de Estados Unidos además de aportar liquidez aportó confianza, si la economía más grande del mundo confía en México es por algo.

 

El valor de la confianza es invaluable, poco vale el dinero sin confianza para invertir o producir, de nada sirve el conocimiento si nadie cree en lo dicho. De nada sirve ser el mejor político sin la confianza de los electores.

 

PUNTO FINAL.

Con tanto enfrentamiento interno y externo confirmamos que la mayoría de los perredistas son ama-líos.

 

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, Zacatecas, Zac. ocho octubre 2008)

Las Crisis Gringa y Punto Final.

La violencia e inseguridad ha sido desplazada de la agenda noticiosa por los problemas financieros de Estados Unidos, el tema es ampliamente comentado en los medios regularmente en medio de un lenguaje ajeno a la media poblacional que lejos que dar certidumbre genera miedo y desconfianza entre la ciudadanía que teme perderlo todo por la crisis financiera, que no económica que azota al vecino norteño.

 

Y el temor y la desconfianza por sí solos si pueden generar crisis, incluso mayores a los problemas que hoy vive EUA.

 

ANTECEDENTES.

Es prudente aclarar porque digo que se trata al día de hoy de una crisis financiera y no económica y desde el punto de vista económico que es crisis.

 

Por acepción general crisis económica es el peor momento de una recesión. Y recesión según el National Bureau of Economic Research (oficina nacional de investigación económica) es la disminución de “la riqueza” de un país o estado durante dos o más trimestres consecutivos.

 

 

Se define generalmente a economía como la ciencia que estudia las relaciones y procesos de toda la producción, asignación, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios, en un estado permanente de medios limitados y necesidades ilimitadas.

 

 

Mientras que las finanzas solo estudian o atienden las transacciones de dinero entre los agentes sociales (individuos, empresa, gobierno). Las finanzas son solo una rama de la economía que atiende la ciencia de administrar el dinero.

 

 

Entonces es crisis financiera porque ese mercado, el financiero tiene más de tres trimestres en recesión o perdiéndole. Al día de hoy no sabemos si estamos en un crisis económica o no, porque hasta mediados de mayo las demás ramas de la economía gringa se encontraban en buen estado.

 

 

Hoy muchas otras ramas económicas tienen problemas pero no todas, por eso y porque aun no se cumplen los dos trimestres de pérdidas en toda la economía gringa no podemos asegurar que es crisis económica, de lo único que estamos seguros es que es crisis financiera.

 

 

EL PRINCIPIO DEL FIN.

Los males que ahora vive Estados Unidos inician en dos mil luego de un amplio periodo de bonanza de la mayoría de los sectores económicos. Esta bonanza de debió a la excelente política económica de Bill Clinton a la masificación de la computación, celulares y a la ampliación del crédito que los bancos daban a las personas.

 

 

Al entrar George W. Bush en la política económica nacional las cosas empeoraron y Bush malgastó el ahorro por casi 600 mil millones de dólares que Clinton le dejó, ese ahorro lo convirtió en la deuda más grande en la historia de Estados Unidos.

 

 

Además como parte del ciclo económico mundial a partir de dos mil el precio de los commodities (materias primas) se recuperó después de casi veinte años de haberse mantenido barato y en algunos extremadamente subvaluado.

 

 

A esa recuperación debemos sumar que la producción de granos no creció a la par de la población y países como China e India necesitaban más granos para alimentar a su creciente población, pero Estados Unidos usaba millones de toneladas de granos en producir combustibles: había pocos granos y mucha necesidad de ellos, como en natural se impuso la ley de la oferta y la demanda y los granos subieron de precio.

 

 

Igual pasó con el petróleo que aumentó espectacularmente su precio, siendo Estados Unidos el mayor consumidor mundial obvio que el alza le afectó.

 

 

Pero el asunto más grave fue la “trampa” en las tasas de interés. Después del ataque a las torres gemelas, la Reserva Federal (el banco de los bancos gringos) con el afán de eliminar el miedo y reactivar la economía e incentivar el gasto redujo la tasa de interés hasta rondar el uno por ciento. Con esto se rompió una regla básica de la economía financiera que dice que las tasas de interés deben ser bajas, pero nunca inferiores a la inflación, solo eso ya ponía en peligro la viabilidad de los créditos.

 

 

Estas facilidades, la poca regulación y excesiva confianza en los mercados hicieron que los bancos empezaran a dar créditos a diestra y siniestra a todo mundo no importa si era ilegal o no podía pagar, el chiste era aprovechar las bajas tasas de interés para enganchar clientes, dar créditos y cobrar intereses, y como veían que nada pasaba y las tasas seguían bajas, redujeron más los requisitos y dieron más créditos por más dinero a los más pobres.

 

 

Y así pasaron de dar facilidades en tarjetas de crédito a facilitar el crédito automotriz y finalmente el crédito para casas, en Jerez nos dimos cuenta como era fácil para los emigrados comprar casa en Estados Unidos. A esos créditos con intereses bajos otorgados a personas con poca solvencia económica se les llama “subprimes”.

 

 

Todo era felicidad hasta que las tasas de interés subieron al cinco o seis por ciento y millones de endeudados tuvieron problemas para pagar el mínimo, como no podían pagar, lo intereses, comisiones y recargos crecieron, aumentando el monto de la deuda y como no pagaban lo bancos entraron en falta de liquidez y a su vez dejaron de pagar sus deudas con otros bancos y de pagarle a los inversionistas.

 

 

Luego los inversionistas retiran su dinero para no arriesgar su dinero, quedando sin dinero los bancos y los deudores.

 

 

La crisis financiera se agudizó porque los sofisticados bancos de inversión respaldaron sus inversiones con los créditos, suponiendo que los deudores no dejarían de pagar. Así también los grandes bancos de inversión como Lehman Borthers, Merry Linch y Standard & Poor´s cayeron en la insolvencia por comprar acciones de hipotecarías o bienes raices a precios extremadamente altos, una parte la vendieron a inversionistas tontos, pero otra parte la tuvieron que asumir como predida.

 

 

LAS PIRÁMIDES DE TONTOS.

En el ámbito financiero las burbujas, boom´s o auges económicos inician cuando inversionistas listos o muy vivos venden acciones a inversionistas menos listos o con menos información a un precio superior al valor real, luego estos “tontos” venden las acciones más caras a gente más tonta,  y así sucesivamente hasta cuando el más tonto de los tontos ya no encuentra a quien vender las acciones y asume por completo la perdida, es ahí cuando revienta la burbuja y vienen las crisis financieras.

 

 

EN ZACATECAS.

Zacatecas y su economía tradicionalmente han estado desvinculados del bienestar económico y más aún de la innovación y sofisticación financiera gringa y así como Zacatecas no se benefició directamente del boom de las suprimes, tan poco se perjudicará directamente. No digo que no afecte pero no es igual la cruda del que disfrutó de litros de vino que del que apenas lo probó.

 

Cuando en dos mil el mercado electrónico de acciones NASDAQ tuvo su mega crisis e hizo quebrar a miles de empresas en todo el mundo, Zacatecas no tuvo problemas ni apuros, nada pasó porque estamos desvinculados del mercado financiero.

 

PUNTO FINAL.

El pasado viernes Andrés Gómez, ganador del Premio Nacional de la Juventud, grito espurio al Presidente de la República en la ceremonia de premiación. Después Gómez mencionó que no iba a darle la mano al Presidente y que gritó porque es fiel a sus convicciones. Si de verdad fuera fiel a sus ideas no hubiera aceptado ni el diploma ni el dinero que le entregó el “espurio”.

 

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(El Alacrán, Jerez, Zacatecas, cinco octubre 2008)