Aeropuerto y Punto Final

aeropEl anuncio de un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México opacó el 2do informe de gobierno y dividió la opinión pública y publicada.

Por una parte están los optimistas del proyecto, que por compromiso o complacencia alaban el nuevo aeropuerto, dando por hecho que por sí solo el aeropuerto hará crecer la economía del país, contendrá la inflación y creará un superávit comercial de México con el Mundo. Curiosamente ésta no es la posición de la Presidencia y tampoco es para tanto.

Infaltables como en todo, también están los pesimistas que pese a ser menos hacen escándalo como si fueran mayoría. Ellos le atribuyen desde ahora al nuevo aeropuerto todos los males que padecerá el país.

Minutos después de haber anunciado la nueva terminal ya había directas críticas que alentaban a los macheteros de Atenco armarse nuevamente y combatir de frente el robo que supuestamente harán de las tierras comunales.

También aseguran que el nuevo aeropuerto acabará con las reservas de agua de toda la zona metropolitana, que por el modelo al primer temblor colapsará y que será igual o peor de caro, inservible y chafa que la estela de luz, mejor conocida como la “suavicrema”.

Los críticos se han regocijado con el hecho de que el arquitecto Norman Foster ganador del proyecto del aeropuerto sea socio de Fernando Romero, yerno de Carlos Slim, por ello aseguran que la nueva terminal aérea será propiedad de Slim, que es el pago por las afectaciones que ha sufrido por las reformas y todo lo que se relaciones con poder y corrupción.

La verdad es que al día de hoy sólo tenemos generalidades de una gran obra que urge en México; lo que el Presidente hizo fue anunciar la obra, no licitarla, ni inaugurarla únicamente la anunció.

Al día siguiente se dio a conocer que Norman Foster y Fernando Romero habían ganado el proyecto; pero nada más el proyecto, el modelo, no la construcción, ni la licitación, la construcción será otro proceso, otro concurso del que nada sabemos aún.

Hoy sólo sabemos los grandes datos, ubicación, modelo, costo aproximado, capacidad de servicio, que los terrenos ya son propiedad del gobierno y otras generalidades.

Se tiene el proyecto, las escrituras y apenas se contempla en el proyecto del presupuesto de egresos de la federación un fondo para iniciar la construcción.

Todavía no nace el chamaco y ya le están pintando las canas.

Punto Final
Sí sólo conoce a Juan Manuel de la Rosa por su obra, se está perdiendo otras de sus genialidades.

torrescorpus@hotmail.com

Pablo Torres Corpus
Imagen Zacatecas 10 de septiembre de 2014

“NarcoTeletón” y Punto Final

Por tercer año consecutivo dedico este espacio al Teletón y a las iracundas y desinformadas campañas en su contra.

En años anteriores he intentado a desmentir con argumentos técnicos y contables la supuesta evasión o elusión de impuestos que Televisa supuestamente hace gracias a los donativos colectivos. (Si le interesan están disponibles enwww.torrescorpus.wordpress.com/el-teleton-y-punto-final)

Nadie ha podido documentar de manera seria y con argumentos el supuesto fraude, y con todo y auditorias o construcción de 19 Centros de Rehabilitación las campañas contra el Teletón siguen con mayor virulencia e ira que en ocasiones anteriores.

Este año, por el rencor sembrado o espontaneo o hasta por la pose de intelectual mundano que no ve televisión barata, se ha emprendido desde hace semanas una campaña de gran alcance resumida en: “ni un peso al NarcoTeletón” 

La campaña antiteletón se basa en los argumentos de años pasados e información tergiversada, incompleta y dolosa para asegurar que el Teletón es de Televisa y que el dinero que se dona a Fundación Teletón sirve para lavar dinero del narco. Completamente falso.

Ni Teletón es de Televisa ni Televisa es el Teletón, mucho menos se financian narcos, llegar a estos extremos y asegurar que detrás del Teletón está el narco sin más pruebas que rumores nacidos del odio e ignorancia es ruin. 

Acusar que Teletón tiene el “monopolio de la atención a discapacitados” es miserable y si tuviera el monopolio es porque no ha habiado otra iniciativas.

Claro que Teletón está patrocinado por Televisa pero también por el Monte de Piedad que en términos reales es el que más lana pone, también aporta Telmex propiedad de Carlos Slim archirrival de Azcarraga y cientos de pequeñas empresas, pero sobre todo millones de bienintencionados.

Sí no le gusta Televisa, pues no vea sus programas; si no confía en los redondeos y boteo del Teletón, no aporte allí, vaya al banco y done en ventanillas para que les den un recibo fiscal con todas las de ley.

Es más, sino le agrada el Teletón no done, pero no ataque sin fundamentos uno de los mejores esfuerzos organizados de la filantropía mexicana.

Respetuosamente a quienes están en contra del Teletón les sugiero que en lugar de utilizar su energía en denostarlo, acudan un día, uno solo a un CRIT y al azar le pregunten a alguno de los asistentes su historia y sobre el tratamiento que reciben. 

Sí lo hace estoy seguro acabaran maravillados, conmovidos y convertidos en convencido donante.

Punto Final

Mi solidaridad a Rocío y Gerardo Espinoza Solís por el sensible fallecimiento de su señor padre.

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas, cinco de diciembre 2012)

 

La Nueva Revolución y Punto Final

Constantemente oímos hablar sobre revoluciones, cuando escuchamos esta palabra de origen latino de inmediato pensamos en armas, en guerras civiles, pero a pesar de las muertes y cambios políticos, económicos y sociales que la revolución violenta genera hay otras revoluciones más poderosas, que cambian de forma definitiva, no sólo un país o Estado, sino el mundo entero, estas revoluciones son las revoluciones tecnológicas, y actualmente se está gestando una nueva.

Vivimos en la sociedad del conocimiento, en un mundo donde ya no es suficiente tener recursos naturales -oro, petróleo, uranio, trigo o ganado- para obtener riquezas, los actuales países ricos son lo que venden más conocimiento, es más el hombre más rico del mundo William Gates no vende ni oro, ni plata, ni petróleo, ni nada que se pueda tocar, vende programas para computadoras, ideas cosas que no podemos tocar, nadie ha tocado un Office, o Windows.

Carlos Slim ha obtenido la mayor parte de su riqueza vendiendo servicios, cosas intangibles como transmisión de datos, Internet, servicios pues.

En México quienes hablan el lenguaje genético o el lenguaje intelectual no tienen muchos incentivos para quedarse, ya que no existe apoyo para los “cerebros”. Y si México como país o los tiene ya ni hablar de Zacatecas.

Los países que no le pongan atención a sus recursos humanos, a su educación, a su gente que puede generar patentes, ideas, empresas acabarán marginados y sumidos en la pobreza como tristemente nos está ocurriendo.

Lo que importa hoy son las mentes, la educación, la ciencia, lo que importa que esas mentes puedan proteger y vender conocimientos al resto del mundo.

La información genética mundial es explotada principalmente por Estados Unidos, en un 50 por ciento, Japón, con 17 por ciento, y Reino Unido, en 10 por ciento, mientras que en el resto de Asia, África o América Latina ningún país aprovecha más del 1 por ciento de la información de las bases de datos más grandes del mundo, que además son gratuitos.

La mayoría de los datos genéticos no son ni escasos ni costosos; casi cualquier persona con una conexión a internet puede tener acceso a ellos.

La cantidad de datos provenientes de la genética supera decenas de veces el acervo almacenado en papel de la biblioteca más grande del mundo.

 Tan sólo un buen laboratorio de biología molecular o de genética en Estados Unidos crea cada mes el equivalente a 8 veces la colección impresa de la Biblioteca del Congreso estadounidense.

La clave del desarrollo socioeconómico actual es el conocimiento y en la medida en que México no lo produce no es sorprendente que seamos cada vez más pobre.

El conocimiento es la gasolina básica de la economía moderna, en 1975, un coreano ganaba la quinta parte de lo que percibía un mexicano. Hoy, el coreano promedio es tres veces más rico que el mexicano.

La diferencia, que ellos pusieron atención a la educación de los niños y a la ciencia.

PUNTO FINAL.

Las revoluciones con machetes caducaron hace décadas.

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, Zacatecas  22 abril 2009)