“El fracaso” y Punto Final

boletinprensa9julio2014“El lunes pasado se celebraron cuatro años de la reforma en telecomunicaciones, pero no hay que celebrar, esta reforma que tiene sumido al país en una profunda crisis tecnológica y a millones de consumidores explotados por un monopolio en telefonía fija y móvil”.

“A la par, padecemos ante las pocas y pobres opciones televisivas que impone la predominancia de un duopolio televisivo que se fortalece ante la falta de competencia y el cada vez más reducido, caro y censurado acceso a internet”.

Sin duda, lo anterior es lo que muchos querían, esperaban o temían que pasara con la reforma en telecomunicaciones aprobada en 2013, pero no. Para su desatino y nuestro bienestar no fue así.

Los que en y 2013 organizaron  mesas “informativas” y marchas asegurando que esta reforma sólo serviría para enriquecer a los Azcarraga, Salinas y Slim a costa de la pobreza y libertad de lo mexicanos fallaron abismalmente.

Aunque bajo la teoría de la mafia del poder y el anhelo de colapso de la vida nacional resulta prácticamente imposible aceptarlo (no digo aplaudirlo, simplemente aceptarlo) la reforma en telecomunicaciones no es la tragedia que aseguraron. Todo lo contrario.

Desde la promulgación de la reforma, el sector telecomunicaciones en México a crecido a un impresionante ritmo del 10% anual, el cuádruple de lo que crecen los demás sectores en promedio.

En lo que lleva la reforma, el acceso a internet ha crecido en más del 60%, pasando de 40 a 65 millones de mexicanos; y no, la reforma no sirvió para censurar las redes, según la ONG “Open Data Watch”, México es por segundo año consecutivo líder regional en datos abiertos.

Fue falso que se empoderaría a Televisa y Tv Azteca, hoy producto de la competencia, ambas empresas enfrentan severas crisis financieras.

Tampoco hay crisis tecnológica, desde la reforma la iniciativa privada ha invertido más de 230 mil millones de pesos en infraestructura. El acceso a la telefonía movil aumentó en 25%, hoy 80 millones de mexicanos tienen celular.

Y tal vez lo más evidente: la reducción de las tarifas de líneas telefónicas fijas y móviles que se han reducido en casi 50%, además de la eliminación de los cobros por larga distancia y roaming. Me alegro que los agoreros otra vez hayan fallado.

Punto Final 

¿Paga menos por su celular?

torrescorpus@hotmail.com  (Imagen Zacatecas, Zac. 28 de junio de 2017)

Anuncios

Adios Chabelo

“Y dice uno, y dice dos y dice tres, váaamonos” era la frase que pensaba y a veces decía mientras el televisor de bulbos arrancaba.

Así empezaron decenas, tal vez cientos de mis domingos infantiles; más o menos de los cuatro a los siete años mi ritual del séptimo día iniciaba con un esfuerzo enooorme por bien despertar y levantarme, prender la tele, decir o pensar esa frase tan chabelina y disfrutar “En Familia con Chabelo” desde la cama o una mecedorcita blanca muy “paike”.

Pocas veces veía Chabelo desde el principio, pero durante toda esa temporada y más, mis domingos iniciaban cuando la televisionzota Zenith emitía la primera imagen.

Cuando no me quedaba dormido, mi Mamá me hacía canela y me la llevaba en un tarro de plástico amarillo con popote integrado, casi siempre acompañada de barras de coco gamesa; también me hacía nescafé en leche y se acompañaba de conchas de vainilla para el clásico sopeo.

Pese al tiempo, son mañanas memorables, entrañables con Chabelo como eslabón incógnito e involuntario de la ilusión, el amor, apapacho familiar y fábrica de enseñanzas.

maxresdefault

Esto ocurrió a mediados de los 80´s, y Chabelo nos abrió una ventana a un mundo casi peliculesco de juguetes, dulces y juegos que no de haber sido por ese programa no hubiéramos conocido y tal vez ni imaginado.

En ese tiempo ni en Jerez ni en Zacatecas había tiendas departamentales, los juguetes que veíamos en nuestro entorno eran los clásicos luchadores uniposición con una mano arriba y una abajo, los carritos de plástico monocolor con rebabas de plastico, los juguetes de madera… los dulces: eran los típicos, los de granel o los que vendían en las tienditas o misceláneas. Si, ya sé, son típicos parte de nuestra identidad y patrimonio, pero a los cuatro o seis años como a cualquier edad, las novedades deslumbran, los objetos inalcanzables se vuelven los más codiciados, además era sólo un niño curioso.

Gracias a Chabelo conocí los monitos de mis caricaturas favoritas He-Man y G.I. Joe, sus detalles, sus accesorios y demás. Conociéndolos pude pedirlos con más claridad, cuando salía el comercial o la pauta corría por mi Mamá de la mano la llevaba hasta la televisión y le decía “mira es ese, ese quiero, ese es el que me gusta, ese le voy a pedir al Niño Dios…”.

 

Indirectamente de toda esa pedidera salió el primer trato de negocios con mi madre, “¿quieres ese? Ahorra y te lo completo…” al paso del tiempo evolucionó y el pronunciamiento fue “¿quieres otro? ahorrar más, trabaja!”. Esas sentencias se convirtieron en el mejor atajo para tener los juguetes de ensueño, literal.

Chabelo también me dio mundo, cuando iba a Tampico, Valles, Monterrey o Saltillo, ningún primo o amiguillo atarantado me apantallaba con sus juguetes, dulces o juegos, hablamos el mismo lenguaje dulcero y lúdico, gracias a mis conocimientos “chabelinos, sonricseros, mis “gi manes, pleymobiles y yiraiyoi” nunca fui el primillo ausente, por el contrario me convertía en el amigo esperado de cada vacación.

La influencia que Chabelo tenía en los gustos sino de mi generación al menos de toda “mi banda” era asombrosa y dinámica, jugar a la escalera loca era un anhelo permanente y muchas veces intentamos replicarlo con el glorioso soneto “ruido o silencio”, hit del soundtrack de mi infancia junto con “adiós superman, bai bai, bai”, “pantalón cortito, bolsitaaas de los recuerdos” y “mamacita, dónde está Santa Clos”…

Algunos aprendimos a decir que no, dándole una espantosa equis a lo que no nos gustaba y aprendimos a negociar con la facilidad de la catafixias.

Con todo esto es imposible que el adiós del amigo de todos los niños no genere nostalgia, en mi caso extraño a Chabelo como extraño ese paraíso que viví en la época relatada, con eso me quedo y lo guardaré en el mismo lugar que guardo mis tesoros emocionales.

Muchas gracias Cuate, vaaaamonos…

Pablo Torres Corpus

 

Rencor Teletón y Punto Final

ojetc3b3n04La semana pasada dedicaba este espacio al Teletón y la campaña negra lanzada en su contra.

En uno de los párrafos mencionaba que el origen de la campaña pudiera ser: “por el rencor sembrado o espontaneo”. Un amigo me decía que “poner rencor le parecía exagerado”.

No lo creí así y tristemente el tiempo me dio la razón. Quienes tenemos la suerte y oportunidad de escribir en algún medio, cotidianamente encontramos puntos de vista distintos, críticas y todo lo que expresarse públicamente conlleva.

Ocasionalmente nos topamos con provocaciones y pocas veces con agresiones verbales.

He colaborado en medios desde hace 15 años y en Imagen desde hace siete tratando diversos temas, algunos especialmente polémicos como: elecciones, partidos, narcotráfico, matrimonios entre personas del mismo sexo, aborto, etcétera y nunca había recibido correos tan agresivos como los obtenidos por el artículo “NarcoTeletón y Punto Final”.

Los más ligeros, sin pruebas ni argumentos me acusaban de ser empleado de la televisora y vocero de la “mafia del poder”. Ambas completamente falsas.

Parafraseando al clásico, uno como quiera; las ofensas y mentadas demeritan al que las emite no a quién las recibe, pero sigo sin entender porque tanto odio, rencor y energía en denostar al Teletón.

Entiendo el malestar que el duopolio puede generar, la baja calidad de las producciones televisivas, la pasión por defender una causa, pero los duros del antiteletón ya sobre pasaron eso, ya no críticos ácidos o inconformes documentados, son ya fanáticos del dogma de la elusión y evasión de impuestos en pro de la mafia del poder.

Llama la atención el ego y pose de superioridad intelectual para atacar, agredir, no entiendo cómo es que estos “eruditos” acusen con tal contundencia y sin más prueba que su maniquea visión del mundo.

Para ellos no puede haber donantes convencidos o donantes agradecidos, no; desde su supuesta superioridad únicamente hay “ingenuos, lamebotas y lacayos de la mafia del poder”.

De nada sirve explicar cómo operan los donativos, la ley del impuesto sobre la renta, los CRITS; diferenciar Fundación Teletón de Televisa, no, para ellos el teletón es para evadir impuestos y ya aunque no haya una sola prueba de ello.

Cuánta razón tenía Alvin Toffler: “el mayor peligro de esta época son los fanáticos”.

Punto Final

Gracias a la familia Imagen por las enormes deferencias hacía el que escribe durante la estupenda y vasta posada. Gracias.

 Pablo Torres Corpus

(12 de diciembre de 2013)

Contra el Teletón y Punto Final

dia-del-maestro“Comité de la ONU urge a México a no dar al Teletón; sugiere que usa a discapacitados”www.sinembargo.mx; “ONU pide a México cesar el lucro y la humillación del Teletón” Huellas de México. Estos son algunos de los encabezados que desde el lunes he leído.

El cuerpo de casi todas las notas tenían el mismo tono del  título: la ONU pide, sugiere, insta, recomienda o exige no dar dinero al Teletón; algunas agregaron viejas mentiras de que Fundación Teletón es de Televisa, que mediante la colecta anual se evaden y eluden impuestos.

Como donador/testigo de la loable labor de Fundación Teletón y por la estridencia de las notas me di a la tarea de obtener la versión original del documento.

Lo primero que encontré es que muchos de los medios se fueron con la finta e incluían en sus notas ligas o copia de un documento de la ONU sobre México pero de abril de 2014 y no de octubre como referían en la nota.

Al leer completo el documento sólo encontré dos referencias del Teletón, en las páginas tres y cuatro.

La primera dice: “Toma de conciencia (artículo 8) 17. Al Comité le preocupa que buena parte de los recursos para la rehabilitación de las personas con discapacidad del Estado Parte sean objeto de administración en un ente privado como Teletón. Además, observa que dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad.”

La segunda: “18. El Comité insta al Estado Parte a establecer una distinción clara entre el carácter privado de las campañas Teletón y las obligaciones que el Estado debe acometer para la rehabilitación de las personas con discapacidad. Asimismo, le recomienda desarrollar programas de toma de conciencia sobre las personas con discapacidad como titulares de derechos.”

Y fue todo, no encontré un solo párrafo donde pidiera a los mexicanos o a su gobierno no donar, ni nada donde acusara a los gobiernos por donar, que pusiera en duda su buen uso o la evasión fiscal. Nada, sólo esos dos apartados.

Tampoco es un veredicto, ni un juicio a la preocupación del comité (17) y a la recomendación (18) México habrá de responder con sus aclaraciones, programas, acciones u opiniones.

Podrán estar en contra de los patrocinadores u organizadores del Teletón pero de eso a mentir y sesgar información para dañar la imagen de un movimiento que como sea y por lo que sea atiende a miles de niños y adolescentes con discapacidad se me hace muy “pinchi”.

Punto Final

La agresión empieza cuando los argumentos terminan.

Pablo Torres Corpus
(8 de octubre de 2014, Imagen, Zacatecas)

torrescorpus@hotmail.com

“Teletontos” y Punto Final

padrinoDesde hace siete años en estas fechas escribo sobre el Teletón porque me parece una excelente iniciativa privada que atiende un sector desprotegido.

Año con año me sorprendo con el coraje que muchos que no aportan ni aportarán le tienen al Teletón, mismo que expresan con campañas difamatorias en busca de disuadir a los que sí cooperamos.

Cada año sacan un nuevo chisme sin más argumento que el replicarlo hasta el cansancio en redes sociales y desde una soberbia llena de ignorancia sobre el Teletón tachan de tontos, inocentes o zombies a quienes estamos a favor de la causa.

Se ha dicho de todo, la mentira más común es que el Teletón es de Televisa y mediante la colecta anual la televisora evade impuestos.

Teletón es organizado y administrado por Fundación Teletón y Televisa es solo una más de las empresas patrocinadoras.

Si el Teletón fuera propiedad de Televisa créanme que yo lo evidenciaría, pero no, cualquiera que haya donado podrá ver su recibo y claramente dice Fundación Teletón. Ni el RFC ni el domicilio fiscal son de Televisa ni de ninguna de sus filiales.

Es más, en términos económicos tiene mucho más peso las aportaciones del Monte de Piedad o el conglomerado de Carlos Slim que el de la televisora.

Se ha comprobado mediante auditorías externas y públicas que no se evaden ni eluden impuestos, también que el redondeo a favor del Teletón ni se le descuenta a ninguna empresa.

Igualmente se evidenció que la mentira del “narco-teletón” es una simple y dolosa mentira; como lo es que la ONU haya prohibido o pedido al gobierno y pueblo de México que deje de donar al Teletón.

Para escribir esto nunca me he basado en tuits, ni cadenitas de facebook, como simpatizante del Teletón cada que sale un rumor lo investigo y trato a fondo; no escribiría ni aguantaría los insultos que recibo cada que toco el tema por simple amor.

Luego de 17 años de Teletón nadie ha podido comprobar ni una sola de las acusaciones de desvío, evasión, elusión, tráfico y demás chismes, lo que si se ha podido documentar son miles de historias de niños que reciben terapia, muchas de ellas de conocidos.

Habrá quienes no les gusta el Teletón porque no es del gobierno, yo veo en ello una virtud y mayor transparencia.

Ya si de plano por nada les agrada el Teletón y tanto les preocupan los menores con discapacidad, pueden crear su propia fundación, el chiste es ayudar.

Punto Final
Si le interesa más información sobre el Teletón puede visitarwww.torrescorpus.wordpress.com.

Pablo Torres Corpus (Imagen 3 de diciembre de 2014)

torrescorpus@hotmail.com