“El fracaso” y Punto Final

boletinprensa9julio2014“El lunes pasado se celebraron cuatro años de la reforma en telecomunicaciones, pero no hay que celebrar, esta reforma que tiene sumido al país en una profunda crisis tecnológica y a millones de consumidores explotados por un monopolio en telefonía fija y móvil”.

“A la par, padecemos ante las pocas y pobres opciones televisivas que impone la predominancia de un duopolio televisivo que se fortalece ante la falta de competencia y el cada vez más reducido, caro y censurado acceso a internet”.

Sin duda, lo anterior es lo que muchos querían, esperaban o temían que pasara con la reforma en telecomunicaciones aprobada en 2013, pero no. Para su desatino y nuestro bienestar no fue así.

Los que en y 2013 organizaron  mesas “informativas” y marchas asegurando que esta reforma sólo serviría para enriquecer a los Azcarraga, Salinas y Slim a costa de la pobreza y libertad de lo mexicanos fallaron abismalmente.

Aunque bajo la teoría de la mafia del poder y el anhelo de colapso de la vida nacional resulta prácticamente imposible aceptarlo (no digo aplaudirlo, simplemente aceptarlo) la reforma en telecomunicaciones no es la tragedia que aseguraron. Todo lo contrario.

Desde la promulgación de la reforma, el sector telecomunicaciones en México a crecido a un impresionante ritmo del 10% anual, el cuádruple de lo que crecen los demás sectores en promedio.

En lo que lleva la reforma, el acceso a internet ha crecido en más del 60%, pasando de 40 a 65 millones de mexicanos; y no, la reforma no sirvió para censurar las redes, según la ONG “Open Data Watch”, México es por segundo año consecutivo líder regional en datos abiertos.

Fue falso que se empoderaría a Televisa y Tv Azteca, hoy producto de la competencia, ambas empresas enfrentan severas crisis financieras.

Tampoco hay crisis tecnológica, desde la reforma la iniciativa privada ha invertido más de 230 mil millones de pesos en infraestructura. El acceso a la telefonía movil aumentó en 25%, hoy 80 millones de mexicanos tienen celular.

Y tal vez lo más evidente: la reducción de las tarifas de líneas telefónicas fijas y móviles que se han reducido en casi 50%, además de la eliminación de los cobros por larga distancia y roaming. Me alegro que los agoreros otra vez hayan fallado.

Punto Final 

¿Paga menos por su celular?

torrescorpus@hotmail.com  (Imagen Zacatecas, Zac. 28 de junio de 2017)

“HIMSStéricos” y Punto Final

maxresdefaultDesde hace semanas circulan profusamente en redes sociales decenas de publicaciones que, sin una fuente seria, verificable o dato duro, aseguran que el IMSS, ISSSTE y Seguro Popular serán privatizados en breve.

En otros casos, pero con el mismo fin, dicen que la privatización será parcial y que pronto sólo las consultas generales serán gratis y todo lo demás será con cobro extra, hasta unas hojitas chafas y falsas han publicado con las supuestas cuotas.

Los rumores han generado indignación en miles de personas y han levantado más rumores, cada vez más absurdos e inverosímiles.

Se ha llegado al extremo de asegurar que la fuga del Chapo fue una cortina de humo armada desde el gobierno para distraer la atención pública y mientras tanto hacer la supuesta privatización de los servicios públicos de salud.

Absurdo, ya pasaron varios días desde la fuga y no hay un solo documento oficial, serio y verificable que siquiera insinúe la venta.

Además, estos rumorólogos sin escrúpulos deberían saber que la “privatización total o parcial” como le dicen, no se puede dar por carpetazo del presidente y el secretario de salud, no; se requiere un proyecto de ley que debe ser presentado ante la Cámara de Diputados (que entra en periodo de sesiones hasta septiembre) y de ahí discutirse con todo lo que ese larguísimo trámite significa.

Las reformas no se hacen mediante memorándum.

En el remoto caso de aprobarse, tendría que pasar un largo periodo de inventario, liquidación y luego, vendría tal vez lo más difícil, encontrar quien quisiera comprar instituciones quebradas con pérdidas anuales que se cuantifican en decenas de miles de millones de pesos.

No hay empresa privada que pueda siquiera con el pasivo que representan las pensiones.

Pero nada de eso pasará porque es completamente falso que el IMSS, ISSSTE o Seguro Popular vayan a venderse, privatizarse total o parcialmente. Son instituciones pilares del Estado.

Otros confunden subrogar con privatizar, pero no hay que exaltarse, dada la alta especialización de la medicina desde hace décadas que muchos de los servicios están subrogados, ni el IMSS, ISSSTE o Seguro Popular pueden ser instituciones “todólogas”.

Punto Final
Tenía mucho que no veía en Zacatecas una nota policíaca con el valor y contundencia como la que presentó ayer Imagen respecto a la desaparición de siete “jornaleros”, estupenda.

Pablo Torres Corpus

Imagen, zacatecas 22 de julio de 2015.

Tanto a lo tonto y Punto Final

ayo(29 de octubre de 2014)

Me entusiasma ver la solidaridad de cientos de miles de jóvenes que exigen que regresen o aparezcan los 43 normalistas de Ayotzinapa, la indignación masiva es un bálsamo entre la común apatía a los problemas ajenos.

En todos los éxitos de la política, justicia y hasta la economía, siempre está presente una fuerte participación social y el involucramiento directo del individuo en los asuntos públicos.

La tragedia de Ayotzinapa ha hecho que millones se interesen en el país, en la justicia y ha promovido la lectura y organización social, pero.

Me preocupa que este ánimo social, estas ganas de mejorar el país se esfumen, que se pierdan en los intentos por partidizar los problemas o evadir responsabilidades.

Muchos de los más justos movimientos sociales de los últimos años se han olvidado o perdido cuando al más legítimo de los reclamos se le empiezan a colgar toda clase de quejas y reclamos que acaban por ahogar la causa original.

Por ejemplo aquel #YoSoy132 empezó pidiendo apertura en medios de comunicación y acabó pidiendo todo de todo y a todos, hasta a Barack Obama le tocó, pronto se olvidó la petición original.

Hace poco estudiantes del Instituto Politécnico Nacional se manifestaron contra un cambio en el plan de estudios, la inconformidad era debatible pero legítima y en sus primeras manifestaciones fueron puntuales: no querían cambios en el plan de estudios ni en el título que reciben al egresar.

Esta puntualidad los llevó a ser atendidos por el secretario de gobernación que en cuestión de días aceptó cada una de las peticiones de los estudiantes.

Pero a la petición original se le colgaron más y más hasta que se convirtió en coctel de exigencias y caprichos imposibles de cumplir, ahora piden que para 2015 se asigne 2% del PIB a ciencia y 8% a educación (así nomas, sin desglosar y como si fuera un 20) también que se “deroguen las reformas estructurales”.

Ahora a la justa exigencia por la aparición de normalistas le empiezan a colgar peticiones y caprichos de todo tipo que van desde mayor subsidio a las normales hasta la renuncia del presidente, pasando por la “defensa del petróleo” y la desaparición del PRD.

Colgarle tanto y a lo tonto, acabara por aflojar o reventar la muy justa petición.

Punto Final

Reconozco públicamente el excelente trabajo que la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas de Zacatecas (uff) ha hecho en el centro histórico de Jerez al resolver el problema de los toldos y “lona- fachadas” cerveceras.

torrescorpus@hotmail.com
P
ablo Torres Corpus

Por qué y Punto Final

Ayotzinapa-MarchaEntre tanta cosa dicha y escrita sobre Ayotzinapa y sus derivados me llaman la atención varias que han sido olvidadas o peor, omitidas.

Por ejemplo, ¿quién es el director de la normal rural de Ayotzinapa?,¿Por qué no emite declaraciones?

¿Por qué las autoridades no lo han interrogado pese a estar en el ojo del huracán?

¿Por qué, nadie recuerda o menciona como José Luis Hernández Rivera fue impuesto como director de la normal por el exgobernador Ángel Aguirre?

Porque sí la normal funciona como internado y bajo estrictas reglas, el director y demás autoridades permitieron la salida de estudiantes para secuestrar, sí, secuestrar camiones o robar gasolineras.

¿Por qué y quiénes mandaron a los más jóvenes e inexpertos a cometer ilícitos? ¿No tienen ninguna responsabilidad en el caso quienes permitieron la salida y, más aún, quien los mandó como carne de cañón a delinquir?

Se entiende y me uno a la indignación, pero por qué solo se acusa, difama y ofende a quienes dan la cara, ¿por qué en ninguna manifestación le han mentado la madre al gil que los mandó matar? ¿Por qué nadie les ha dicho: hijos de la chingada, cobardes o asesinos a los Guerreros Unidos? ¿Por qué no les gritan putos a Abarca y sus socios?

Será porque el miedo no anda en burro, porque hay luto doblemoralista o porque de lo que se trata es solo de sacar provecho político.

Tampoco creo que la solución esté en la renuncia del Presidente, de nada sirve cambiar de funcionarios si las instituciones son débiles.

Las matazones durante y después de la revolución se daban porque teníamos hombres de poder, no instituciones fuertes, en la medida que se crearon y fortalecieron las instituciones disminuyeron esas masacres que ahora por la misma causa reviven.

No entiendo ¿por qué se celebran las marchas violentas, destruir el patrimonio público, robar tiendas y demás delitos menores cometidos en su mayoría contra gente que nada tiene que ver con la tragedia?

¿A poco creen que los que confesaron haber quemado a los estudiantes debutaron como delincuentes con esas atrocidades? No, empezaron como todo delincuente, con infracciones menores que aumentaron hasta que el horror se les hizo forma de vida.

Celebrar hoy esos delitos “pequeños” es abrir la puerta a otros mayores en el futuro.

Punto Final
Si no alzamos la voz, lo que está pasando en Guerrero nos puede suceder a todos y no solo masacres parecidas, sino también los robos, secuestros y agresiones al amparo de una capucha. Siempre empiezan con lo fácil.

torrescorpus@hotmail.com

Pablo Torres Corpus (Imagen, Zacatecas 12 de noviembre de 2014)