Infravalor y Punto Final

hecho-en-mexico-600x400Es obvia y natural la indignación que generan las posturas racistas y soberbias de Donald Trump, cuando el presidente estadounidense se refiere a otro país siempre lo hace desde una postura de superioridad, con menosprecio hacia los demás.

En el caso de México, pareciera que cada que Trump se refiere a nuestro país pretende bajar el ánimo nacional, evidenciar lo grande y poderoso que es Estados Unidos y lo pequeño y débil que es nuestra nación.

Pero paradójicamente, parece que el discurso del norteamericano está generado todo lo contrario al efecto deseado. A partir de las bravatas de Trump se ha propagado una especia de nacionalismo y solidaridad pro México como no ocurría hace mucho tiempo.

Buena parte de la comunidad internacional ve con buenos ojos la posición de México ante las posturas de Trump, la cancelación del viaje generó simpatías inesperadas, varios países han manifestado públicamente su apoyo nuestro país.

Pero lo más importante, muchos mexicanos empezamos a valorar y ubicar la importancia económica de México ante Estados Unidos y el mundo.

Por obvias razones siempre hemos visto a nuestro vecino del norte como el gran hermano, como el todo poderoso y en buena parte lo es, pero nosotros también tenemos lo nuestro y es mucho más de lo que gran numero de casos creíamos.

En lo particular, no había dimensionado nuestro poder económico respecto a EUA, hoy somos su tercer socio comercial apenas abajo de China y Canadá, y pese a Trump las tendencias indican que en pocos años seremos el primer socio comercial.

Hoy lo que EUA le vende a México es mayor de lo que le vende a China y Japón juntos por eso 6 millones de empleos en EUA dependen de lo se exporta a México.

El valor de lo que México le compra a EUA es 1.2 veces superior a lo que le compran en conjunto Francia, Alemania, Reino Unido y Japón.

Fuera de EUA, el lugar donde más gringos tienen su residencia fija es México, y por si fuera poco casi 35 millones de personas de origen mexicano viven actualmente viven en EUA con toda la fuerza de mercado que eso significa.

Sin proponerselo Trump nos está ayudando a valorar lo que somos, tenemos y podemos, ya sea con o sin Estados Unidos.

Punto Final

Si no contaminan no pagarán.

torrescorpus@hotmail.com

Imagen, ocho de febrero 2017

“TLCiego” y Punto Final

donald-trumpTrump constantemente amenaza con que el TLC se renegociará, con que impondrá nuevos impuestos a las importaciones o de plano que lo abandonara; a primera vista parece mal renegociar el tratado y terrible que se deshaga.

En buena parte es cierto, pero no sólo para México, abandonar el TLC también implicaría altísimos costos para EUA, donde 32 de sus 51 entidades son altamente dependientes del tratado, para potencias industriales como California, Texas, Nuevo México, Arizona y Lousiana, México es el principal destino de sus exportaciones.

Para otros 19 estados, México es su segundo socio comercial; tan sólo por estas poderosas razones económicas no sería tan fácil renegociar ventajosamente para EUA el TLC, mucho menos abandonarlo; si a esto le sumamos que para salirse tienen que seguir una serie de pasos que van muchos más allá del poder del presidente estadounidense, el panorama parece casi imposible.

En el supuesto que Trump pudiera abandonar el TLC, la medida sería mala para México pero no una tragedia, ya no tendríamos las ventajas del tratado pero al salir en automático entrarían las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que beneficiarían más a México que a EUA.

Gracias al TLC todos los productos mexicanos que tienen un certificado de origen no pagan aranceles; en caso de salir del tratado los productos de México pagarían un arancel promedio de 1.9% para productos industriales y de 6.4% promedio para productos agropecuarios.

De la misma manera, actualemente los productos estadounidenses con certificado de origen no pagan aduanas, pero sí se salen del TLC los productos de EUA pagarían un arancel promedio de 7.7% para bienes industriales y de 38.4% para agropecuarios.

Evidentemente el menos perjudicado por abandonar el TLC sería México, y tal vez hasta se pudiera beneficiar de este diferencial.

Ante esta realidad Trump ha amenazado con que pondrá aranceles del 35% a los productos mexicanos, pero no es tan fácil, además de abandonar el TLC tendría que salirse de la OMC, lo cual significaría una catastofre económica para EUA.

Y por si fuera poco, aparte de todo esto tendría que pasarlo por el Congreso (cosa que llevaría años) ya que imponer aranceles no es facultad del presidente estadounidense.

Punto Final

En el fondo y no tanto, las amenazas de Trump son sólo eso y unicamente pueden tener su origen en la ignorancia o la soberbia.

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas, febrero 1 2017)

“CONADiE” y Punto Final

boteo_seleccionados_box_23251082

           Hasta ahora, la cosecha de medallas de la delegación mexicana en Juegos Olímpicos puede resumirse como un fracaso.

Estos tristes resultados tienen decepcionada a buena parte del país y enfurecida a otra, como ocurre ante el fracaso, es necesario encontrar culpables o al menos en quién descargar la frustración.

El primer tundido es Alfredo Castillo, Director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), que ha sufrido desde antes de los Olímpicos todo tipo de ataques y reclamos, por el fracaso que se veía venir.

Cierto, Alfredo Castillo tiene responsabilidad ineludible en el fiasco olímpico mexicano, no es el único ni el responsable directo de las historias de pobreza del deporte mexicano.

Contrario a lo que la opinión pública cree, no es CONADE quién gasta directamente el dinero para los atletas, no, son las federaciones deportivas las que desde hace décadas reciben anualmente millones de pesos para este fin y no rinden cuentas a nadie.

De hecho, los problemas recientes en el deporte mexicano surgieron porque CONADE ordenó auditar a las federaciones deportivas.

Producto de las auditorias, en 2015 se encontró que 23 federaciones tenían graves irregularidades como facturas falsas, pagos a familiares, torneos fantasmas, cobros indebidos y viáticos injustificados que lo único que producen son dirigentes ricos y deportistas pobres.

El chivo expiatorio es CONADE, que como dije tiene culpa y responsabilidad, pero la verdad es que en la práctica CONADE es sólo una agencia de viajes y un cajero de lujo para entregar dinero público a federaciones casi privadas y nada transparentes.

De 2008 a la fecha, las federaciones deportivas mexicanas han recibido más de 36 mil millones de pesos del gobierno, de los cuales menos del 30% está debidamente comprobado, de lo demás poco se sabe a dónde fue a parar.

En el deporte como en la empresa, el gobierno y las asociaciones cívicas, buena parte de sus fracasos radican en el manejo discrecional que hacen del dinero público.

Para que el deporte mexicano genere resultados o al menos trate dignamente a sus atletas urge retomar las auditorias a las federaciones y obligarlas a rendir cuentas de los dineros públicos.

Punto Final

Juegos Olímpicos son las competencias deportivas internacionales que se realizan cada cuatro años; olimpiadas son el período de cuatro años comprendido entre dos celebraciones consecutivas de Juegos Olímpicos.

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen 17, ago, 16 zacatecas, Zac.)

 

“Brasilusión” y Punto Final

Problemas-do-BrasilHace cuatro años, en la víspera de los Juegos Olímpicos de Londres, la opinión popular internacional ubicaba a Brasil como una de las próximas potencias globales, uno de los países emergentes más exitosos.

Entonces Brasil acababa de tener elecciones presidenciales, todos decían ejemplares, Lula Da Silva era ejemplo de probidad, Dilma Rousseff habría de consolidar el honrado legado de Lula.

Estaban seguros que el Mundial de Futbol y los Juegos Olímpicos serían los eventos que acabarían de detonar el potencial de Brasil.

En México se renegaba por no copiar el modelo brasileño, por no pensar en grande, se tenía la percepción de que mientras Brasil avanza aceleradamente a nosotros nos iba del traste; estábamos sumidos en pobreza, violencia y mediocridad.

Cuatro años después, Brasil con todo y su boom internacional por los eventos deportivos y el enorme gasto en infraestructura no ha podido lograr las metas de desarrollo, ingreso y bienestar que calcularon para este año.

Y fuera de la gran difusión internacional, la realidad mexicana no dista mucho de Brasil y en muchos escenarios e indicadores los supera.

Por ejemplo: el Índice de Desarrollo Humano para 2015 ubica a México en el lugar 74, seguido de Brasil en el 75. Durante el primer trimestre de 2016 la tasa de desempleo en México fue de 4.2%, mientras que en Brasil fue de 11.2%.

En competitividad mundial para 2016, México está en el lugar 57 y en 35 respecto a corrupción, Brasil en el 75 y 38 respectivamente.

El ranking mundial de derecho a la información 2013 ubica a México en el séptimo lugar y a Brasil en el 18, mientras que el reporte de clima para hacer negocios 2016 nos da la posición 38 y a los cariocas la 116.

En 2014 se reportaron en México 15.7 homicidios por cada 100 mil habitantes, en Brasil la tasa fue de 24.6.

Igual que hace cuatro años, también México tiene menos pobres, menos mortalidad infantil y más esperanza de vida que Brasil, parece que en lo único que no ganamos es en imagen y buena fama.

(nota: por espacio se omiten las fuentes)

Punto Final

La visita nada tuvo que ver con negocios energéticos, ni con padrinazgos, ni con girar instrucciones, el meollo del asunto fue solidaridad conyugal. Lo único cierto es que el regreso se adelantó.

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas, 3 de agosto de 2016)

El Nobel y Punto Final

deaton-258El pasado lunes (12 de octubre) la Real Academia Sueca de las Ciencias decidió otorgar el premio en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel de 2015 a Angus Deaton de la Universidad de Princeton y decano de la econometría.

En varios sectores hubo inconformidad porque Deaton recibiera el Nobel en solitario y por encima de Thomas Piketty favorito de los neosocialistas a partir de la publicación de “el Capital en el Siglo 21” en 2013.

Pero no debe haber mayor sorpresa al respecto, Deaton lleva casi 30 años desarrollando modelos matemáticos para una mejor y más eficiente medición del consumo, el ingreso y el bienestar.

El mérito de Angus sobre Thomas además de la cantidad de estudios y calidad de las publicaciones, radica en que los estudios de Angus son de utilidad en la vida real, en el estudio económico del individuo y alternativas poco lucidoras pero eficientes para reducir o al menos medir mejor la desigualdad y mejorar el ingreso.

En tanto, Piketty presenta estudios históricos con propuestas grandilocuentes y políticamente correctas, pero difíciles de llevar a la práctica. Adicionalmente ha sido acusado con evidencias de alterar cifras para darle más “peso social” sus investigaciones.

Mientras que Angus estudia qué cómo los individuos gastan su dinero a lo largo del ciclo económico, Piketty estudia cuánto nos tocaría a cada ser humano en el mundo sí los 100 más ricos decidieran donar su fortuna.

De haber premiado a Piketty en lugar de Deaton, la Academia Sueca se habría llevado las palmas y un amplio reconocimiento social y mediático, sin embargo se hubiera premiado a la especulación, a la teoría del “hubiera” en lugar de los estudios de lo que es.

Ojalá que la fama que el Nobel le dará a Deaton y sus estudios sirva para encaminar la crítica económica a asuntos o posturas menos especulativas pero más serías y sobre todo más practicas.

Uno de los problemas de la economía contemporánea principalmente en los países en desarrollo es que se dedica mucho más tiempo a la mera teoría o a la historia que a la práctica o las soluciones.

Punto Final

No me corresponde, pero si agradezco a todos los que a lo largo del año han celebrado con su presencia, saludos y afecto el 75 aniversario de la nevería el Paraíso.

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas 14 de octubre de 2015) CR

“DesGrecia” y Punto Final

greciaComo el más alto acto de democracia y soberanía moderna califican el triunfo del no en el referendo griego del pasado domingo.

Lo que en esencia es un problema de elemental lógica económica (no se debe gastar más de lo que se tiene) ha tomado tintes ideológicos, los extremistas buscan abonarle a su causa a partir de la desgracia griega.

Ideologizar el problema además de inútil es absurdo, tanto derecha como izquierda griega son responsables.

Ambos mintieron durante años tanto a la Unión Europea (UE) como a los griegos, en todos los casos dijeron falsamente que estaban y estarían mejor.

En el último episodio de la tragedia se divulga un guión sencillo y populista: “en un acto de dignidad y soberanía los griegos dijeron no al terrorista programa de austeridad impuesto por el Fondo Monetario Internacional”.

Pero la cosa no es tan sencilla, ninguna institución obligó a los griegos a integrarse a la (UE), ni adoptar el euro, tampoco a aceptar las condiciones para hacerlo, mucho menos los obligaron a recibir subsidios o pedir préstamo sobre préstamo.

El plazo y las condiciones de pago no las impusieron, fue acuerdo mutuo a propuesta del gobierno griego.

Parece bonito lo de la soberanía, pero cuando pedían ayudas, créditos y firmaban contratos externos de la soberanía no se acordaban.

El discurso en contra de los créditos es fabuloso pero a pesar de eso Grecia requiere más créditos y cada día es más difícil que le presten, al momento de redactar la presente, el primer Ministro griego que hace horas retaba a los acreedores, ahora pide por favor más dinero y más prorrogas.

Suena bien lo de los referendos y que todo se consulte al pueblo, pero si ese modelo lo hubieran aplicado otros países de la UE, Grecia no hubiera entrado y mucho menos recibido subsidios, los alemanes llevan años pidiendo que se deje de subsidiar a Grecia con sus ahorros.

Se oye padrísimo que 62% o 100% hayan dicho que no, pero en nada cambia la realidad, Grecia está quebrada y aunque no les pague nada a los acreedores, deje el Euro y la UE, seguirá quebrada por muchos años.

Punto Final

Ayer “El Alacrán” cumplió 60 años, ahí escribí por primera vez una nota hace 18 años, la felicidad es compartida y el orgullo pleno.

Pablo Torres Corpus (Publicada en Imagen 8 de julio 2015)

torrescorpus@hotmail.com

La vaca suiza y Punto Final

vacas suizasCon celo guardo recortes de periódicos y revistas zacatecanas de los 60, 70, 80, 90 y contemporáneos, en todos la constante es la crítica por la realización de obras.

En todos estos años la queja ha sido la misma: “cómo puede hacerse un bulevard, palenque, estadio, teleférico, cableado, alberca, estacionamiento, etcétera, si en Zacatecas hay miles de pobres”.

Y tienen razón, en Zacatecas hay miles de pobres, pero cancelar la construcción de infraestructura no acabará con los más necesitados, ni de manera automática los recursos de una obra cancelada se transferirá a una persona necesitada.

En mis primeros días de Universidad, un profesor solía ejemplificar la desigualdad del “malvado” capitalismo diciendo que una vaca en Suiza comía mejor que un niño en África.

El ejemplo era en cada clase, incluso nos compartió un ensayo al respecto, sin embargo, al poco tiempo la mayoría entendimos que tenía razón, los niños africanos apenas comían pero no porque la vaca dejara de comer en Suiza el niño iba a comer en África.

Entendimos que la economía no es un “juego de suma cero”, es decir no es un sistema en el que para que alguien gane dinero otro debe perderlo, no.

Luego comprendí que la economía no sólo no es un juego de suma cero, también lo es la gestión pública, que realizar una obra de infraestructura cultural o deportiva no significa dejar sin alimentos o casa a los más necesitados.

Desde principios de los 90, los presupuestos públicos, especialmente el federal, han tenido una superespecialización y un riguroso control para su reparto.

Así el presupuesto federal contempla algo para todo, desde operación de satélites hasta instalación de museos comunitarios; y los recursos van a parar a aquellas instituciones que mejor gestionan, que entregan proyectos y cumplen convocatorias.

Hay quién cree que construir una alberca o arreglar un museo significa dejar sin dinero a los más pobres, pero no es así, para esos y casi todos los casos hay un recurso asignado y etiquetado por la Secretaría de Hacienda que luego aprueban en la Cámara de Diputados.

Sí ese dinero para albercas o restauración no se gasta en Zacatecas o Jalisco, se gastará en otro localidad, pero créame no se asignará para los necesitados de Zacatecas.

No porque se deje de hacer una autopista, los más necesitados verán aumentos en sus ingresos, al menos no con recursos del presupuesto federal.

Punto Final
Por sus compadres los conoceréis.

*torrescorpus@hotmail.com

Pablo Torres Corpus (Publicado en Imagen, Zacatecas, Zac. 10 de abril de 2013)