El triunfo y Punto Final

viejo nuevo pri
                                       autor: Paco Calderón tomado de 

Después de la concurrida elección del domingo, el PRI sufrió la peor derrota en la era realmente democrática de México.

Si, perdieron la mayoría de los candidatos del tricolor; la institución está debilitada, tal vez en crisis, para los priistas es preocupante.

 

Pero más preocupante es que prácticas, rituales y creencias que fueron sello del viejo PRI; del PRI caudillista presidencial, del PRI de Echeverría o López Portillo, estén resurgiendo en medio de la algarabía por el triunfo de Morena.

Desde mediados de los 50´s y hasta finales de los 80´s el PRI fue omnipotente, no tenía oposición en las cámaras, todos los gobernadores eran priistas; la mayoría de los presidentes municipales y legisladores locales eran tricolores, los medios de comunicación eran complacientes y existía una poderosa maquinaría ideológica que escribía historias de bronce o producía caudillos a la medida.  (¿le suena?)

Pareciera que, en este singular periodo, con todos estos recursos y circunstancias se fijó en el inconsciente popular “la cultura política del viejo PRI”, basada en símbolos, formas de hacer política basadas en el caudillismo -nacionalismo y sustentadas en historias de héroes y villanos.

En el presidencialismo pleno, germinó la semilla del culto a la personalidad del gobernante; del acarreo masivo, de los mítines multitudinarios; del “papá gobierno” como máximo dador de dadivas”, del “ogro filantrópico”, de la “intelectualidad “chic” y hasta de la “izquierda caviar”.

Y parece que lo hizo con tanto éxito que, paradójicamente resurge en la etapa de mayor apertura electoral e informativo, estas semillas permanecieron en el inconsciente colectivo, con pequeños retoños que solo necesitaban algo de abono para reinstalarse.

Dicen que la mayor victoria es la cultural, y sería una pena que la cultura política del viejo PRI, que costó más de 30 años desterrarse o al menos debilitarse se reinstalara como una forma de hacer política o ejercer el poder del nuevo gobierno federal.

Punto Final

Para nada me quejo y mucho menos lamento la alternancia, la celebro, para eso es la democracia, sólo me preocupa que regresemos al México de los caudillos y nos alejemos del México de las instituciones.

Me preocupa que a través de las urnas se la haya endosado el país a una sola persona; me preocupa que volvamos a tener un Presidente sin contrapesos o una economía de Estado.

torrescorpus@hotmail.com

Imagen, Zacatecas, Zac. 3 julio 2018.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s