“TLCiego” y Punto Final

donald-trumpTrump constantemente amenaza con que el TLC se renegociará, con que impondrá nuevos impuestos a las importaciones o de plano que lo abandonara; a primera vista parece mal renegociar el tratado y terrible que se deshaga.

En buena parte es cierto, pero no sólo para México, abandonar el TLC también implicaría altísimos costos para EUA, donde 32 de sus 51 entidades son altamente dependientes del tratado, para potencias industriales como California, Texas, Nuevo México, Arizona y Lousiana, México es el principal destino de sus exportaciones.

Para otros 19 estados, México es su segundo socio comercial; tan sólo por estas poderosas razones económicas no sería tan fácil renegociar ventajosamente para EUA el TLC, mucho menos abandonarlo; si a esto le sumamos que para salirse tienen que seguir una serie de pasos que van muchos más allá del poder del presidente estadounidense, el panorama parece casi imposible.

En el supuesto que Trump pudiera abandonar el TLC, la medida sería mala para México pero no una tragedia, ya no tendríamos las ventajas del tratado pero al salir en automático entrarían las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que beneficiarían más a México que a EUA.

Gracias al TLC todos los productos mexicanos que tienen un certificado de origen no pagan aranceles; en caso de salir del tratado los productos de México pagarían un arancel promedio de 1.9% para productos industriales y de 6.4% promedio para productos agropecuarios.

De la misma manera, actualemente los productos estadounidenses con certificado de origen no pagan aduanas, pero sí se salen del TLC los productos de EUA pagarían un arancel promedio de 7.7% para bienes industriales y de 38.4% para agropecuarios.

Evidentemente el menos perjudicado por abandonar el TLC sería México, y tal vez hasta se pudiera beneficiar de este diferencial.

Ante esta realidad Trump ha amenazado con que pondrá aranceles del 35% a los productos mexicanos, pero no es tan fácil, además de abandonar el TLC tendría que salirse de la OMC, lo cual significaría una catastofre económica para EUA.

Y por si fuera poco, aparte de todo esto tendría que pasarlo por el Congreso (cosa que llevaría años) ya que imponer aranceles no es facultad del presidente estadounidense.

Punto Final

En el fondo y no tanto, las amenazas de Trump son sólo eso y unicamente pueden tener su origen en la ignorancia o la soberbia.

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen, Zacatecas, febrero 1 2017)