Gerardo Ortiz y Punto Final

geraQue no se haga debate “cultural” o de corrección política.

Lo que interpreta Gerardo Ortiz (para mí) es música es muy básica, sus letras igual: rima fácil con estribillo ágil y modelo grácil, tono pegajoso, baile lujurioso o argumento lloroso.

No negaré que conocía a Gerardo, por eso confirmo que no es santo de mi devoción, sin embargo aunque me incomode su ruido y el individuo no me simpatice, creo que está viviendo un terrible injusticia, un bullying legal.

El pasado 17 de julio el interprete fue detenido en Guadalajara por apología del delito, específicamente por el video y canción “fuiste mía”, donde mata al supuesto amante de su mujer y en apariencia quema a la infiel en la cajuela de un coche.

Lo que interpreta, graba y “actúa” pueden ser una basura en términos artísticos, políticamente reprobable, pero de ninguna manera un delito, nos guste o no Gerardo Ortiz se está expresando, está manifestando situaciones de un mundo que conoce o al que aspira.

Más allá, detener a alguien por “hacer apología del delito” en lo que interpreta o escribe, abre la puerta a la censura a modo y por moda, si bajo ese pobre criterio de apología del delito analizamos la cultura prácticamente todo es delito.

Gerardo Ortiz puede hasta caernos mal, pero porque ensañarse con él y sólo él; por qué la procuraduría de Jalisco no ha emitido órdenes de aprensión contra la mayoría de los banderos o gruperos; por qué no han detenido a Vicente Fernández por hacer apología del delito e incitar a la infidelidad, deslealtad y misoginia.

Por qué los mesías que llaman a levantarse en armas o armar una revolución no son siquiera citados a declarar y al pobre de Ortiz le cargan todos los muertitos.

Podrán decir que la detención de Ortiz se derivo de otros delitos, como grabar en casas relacionadas al narco, si así es que lo detengan por eso y no por una aberración como contar historias.

Lo que compositores e intérpretes de narco corridos hagan podrá ser malo y chafa, pero que nunca sea delito, los gustos deben ser responsabilidad individual en plena libertad.

Punto Final

El Gobernador electo tenía que estar el lunes temprano en la Ciudad de México, los vuelos del domingo y lunes estaban llenos. Se fue en camión.

torrescorpus@smartia.digital

Anuncios

Un comentario en “Gerardo Ortiz y Punto Final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s