Mi mujer

Sin más les platico que él estaba sentado a un costado mío, con mi oído funcional oí que decía : “mi vida personal, amorosa como la de muchos ha sido de constantes altibajos, a veces por mí, a veces por ella, otras por ellas, otras por nosotros y otras porque sí.

Pero en esos momentos de gracia de pleno esplendo, siempre (tres veces) he llamado mujer a mi pareja; a una de ella a la que más llamé y veía como “mi mujer” le molestaba el término, prefería que dijera algún apodo miserablemente meloso o simplemente mi novia.

Yo en cambio prefería llamarla mi mujer, y lo hacía porque detrás de ese concepto que ella veía como misóginamente posesivo existía una idea largamente acabada.

Aunque muchas veces las expliqué, sus ganas de polemizar acaban por revolcar mis argumentos en la miel de mísera melosidad que sus inseguridades derramaban.

Mucho después, paradójicamente una mujer que nunca ha sido ni será mi mujer entendió perfectamente el argumento y luego lo utilizó como bandera en su buscador de amor.

Le comentaba que decir mi mujer si guardaba cierto grado de posesión porque sí, si era mía, al igual que yo era de ella en cuanto a fidelidad y lealtad.

Le dije que le decía mi mujer, porque ella en sí representaba todas las mujeres del mundo a un genero, especie o sexo que amo con devoción y que habiendo tantas y tantas en todo el mundo ella representaba para mí la mejor síntesis de todo lo que deseaba, amaba y quería de las mujeres, aún y cuando a esa síntesis perfecta para mí le faltara tanto.

Decirle mi mujer representaba decirle: tu eres mi mejor representación interna y externa de todas las mujeres en una sola, la única que deseaba platicar, cocinar, dormir, intimar, relacionarme en lo emocional, social y todo lo que podría hacer con cualquier mujer pero también lo que sólo podría hacer con y por ella.

Así pues mi mujer, no era sólo decir mi mujer, sino decirle mi mitad de muchas cosas, mi complemento de otras tantas y mi todo de muchas más.

Mujer no es con la que haces una boda, es con la que vives una vida.

En fin un concepto que sólo entendería y aplicaría con quién realmente fuera MI MUJER”.

Anuncios

2 comentarios en “Mi mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s