El “notición” y Punto Final

ImagenLas noticias sobre el primer alcalde “independiente” y las diferencias postelectorales fueron opacadas cuando Benjamín Medrano Quezada, presidente electo de Fresnillo aceptó públicamente su homosexualidad.

La nota fue replicada a nivel nacional, luego se difundió en toda América, Europa y hasta en Oceanía. Desde la aparición del Rey del Tomate no había tanta cobertura, interés y morbo para un político zacatecano.

Reconozco el valor y congruencia de Benjamín Medrano, pero en lo particular me sorprende tanta difusión para la nota, sólo el morbo puede explicar tanto interés.

Las preferencias sexuales de Medrano o cualquier persona son algo que no tiene porque interesarnos, lo que hagan con su vida privada, con su intimidad es asunto sólo de ellos y, en todo, caso de su pareja.

Llamó la atención como en todas las notas el título y énfasis estaba en que Medrano Quezada era el primer alcalde gay. No importaba su preparación, su equipo, sus propuestas, no. El asunto era su homosexualidad.

Las menciones periodísticas tratan al alcalde electo de Fresnillo casi como extraterrestre, como algo fuera de lo común cuando Benjamín, como todos nosotros, es una persona de carne y hueso, con defectos, virtudes y preferencias alimenticias, musicales, sexuales, etcétera.

Y las preferencias sexuales son sólo un rasgo de miles en la personalidad de los individuos, no deben ser motivo para discriminar pero tampoco para premiar.

Por otro lado, algunas organizaciones festejaron el triunfo de Medrano Quezada y hablaban de él como una victoria y gran paso para el reconocimiento de los derechos de los homosexuales.

Exageran, sin bien aún hay discriminación y muchos tabús en cuanto a sexo y sexualidad, también es cierto que para postularse a un puesto de elección popular o ejercer algún cargo no hay limitantes legales.

Prueba de ello es el propio Benjamín que ya antes había manifestado su homosexualidad sin que ello le afectara para ser funcionario público.

Verdadero avance en los derechos de los homosexuales sería que se les reconozcan sus derechos conyugales o de seguridad social y ese no es trabajo de un presidente municipal, sino de los diputados.

Que un político tenga tales o cuales preferencias sexuales o que ejerza su intimidad sexual como le plazca no es garantía de éxito pero tampoco de fracaso.

Recordemos que ni la religión ni las preferencias políticas, deportivas o sexuales nos hacen mejor persona, sólo nuestros actos.

Punto Final
Paradoja, según Coneval la entidad en donde más disminuyó la pobreza fue en Tabasco bajo el gobierno de Andrés Granier con 7.4% menos de pobres.

Pablo Torres Corpus 

*torrescorpus@hotmail.com (Imagen 31 de julio de 2013)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s