“WikiLeaks” y Punto Final

ImagenDesde el domingo pasado el ciberportal wikileaks (wikifugas) ha empezado a publicar a cuentagotas los más de 250 mil documentos diplomáticos, privados, secretos y clasificados que obtuvo de la red interna y “secreta” Siprnet creada por la inteligencia norteamericana luego de los ataques del 11 de septiembre.

Esta acción, la más reciente de una breve pero sustanciosa serie de filtraciones iniciada en 2007 y que en brevísimo tiempo ha puesto a temblar a las superpotencias como nadie en décadas, al tiempo que deteriora significativamente sus relaciones diplomáticas y programas de seguridad.

Desde su nacimiento wikileaks con sede en Suecia ha manifestado que su objetivo es la “transparencia radical”.

Transparentar la actividad no ética privada y secreta de empresas y gobiernos de todo el mundo, especialmente de los Estados Unidos, China y regímenes totalitarios. “Entre menos secretos mejor” reza el slogan de wikileaks.

Por eso ha publicado documentos secretos que prueban abusos contra civiles en la ocupación gringa de Iraq y Afganistán; la probable presencia de Al Quaeda en Sudamérica; la ubicación mundial de casi dos mil ojivas nucleares de Rusia y EUA.

Lo anterior y la reciente publicación de documentos secretos han dado celebridad y poder mundial a este mini portal que funciona con solo 20 personas, 789 mil euros anuales y opera con más de dos mil informantes.

Los secretos develados han hecho que la revista Time ubique al director de wikileaks, Julian Assange de 39 años como una de las 68 personas más poderosas del mundo; mientras que la Casa Blanca lo califica irresponsable y el Congreso gringo ha pedido lo declaren: terrorista y enemigo de los Estados Unidos.

Como ocurre siempre que se dan a conocer asuntos secretos de interés público, los afectados por las fugas lejos de explicar o siquiera justificar sus delitos, abusos u omisiones arremeten contra el medio que las publica. Recordemos a Kamel, Marín, Ahumada; Niño Verde, Pemexgate, Bejarano.

No explican, ni justifican, mucho menos se disculpan, solo gritan “maten al cartero”.

Digno de novela del 007, el caso wikileaks nos demuestra como gracias al internet el poder entre los Estado-potencia, empresas y personas comunes se ha equilibrado como nunca en la historia.

Que la inteligencia y la astucia es capaz de tambalear a cualquiera; que no hay enemigo pequeño; ni nada nuevo bajo el sol y qué donde quiera se cuecen habas.

El reto ahora es intentar separar la información importante de la frívola o absurda, divertirnos con la frívola y aprovechar la importante.

Ahora solo nos queda conocer y discernir sobre la información contenida en los 2 mil 600 cables secretos enviados desde México, por cierto diiiicen que entre ellos se menciona varias veces a Zacatecas y algunos de sus políticos en asuntos de suma delicadeza.

Punto Final

Muchos políticos mexicanos prefieren los “whisky leaks” o ya de perdis los “mezcal leaks”

PABLO TORRES CORPUS

Imagen, Zacatecas, 1 diciembre 2010.

torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s