Otra fiebre y Punto Final

ImagenAl momento de escribir el presente (22 sep 10), el oro se cotiza en mil 286 dólares por onza, apenas un dólar por debajo del record histórico y 300 dólares más caro que hace un año. La plata rondaba los 21 dólares por onza, muy cerca de su máximo histórico.

La desconfianza en los valores intangibles, la difícil interpretación y operación de los fondos de inversión y sobre todo un insaciable apetito chino por oro y plata ha provocado esta nueva fiebre que ha reactivado la industria en todo el país y principalmente en Zacatecas.

En México diez grandes empresas dominan la producción de metales, de estas en Zacatecas extraen oro: Goldcorp, Fresnillo PLC y Frisco. Mientras que la producción argentífera la controlan Fresnillo PLC, Pan American Silver y Goldcorp.

Apenas en julio pasado Fresnillo PLC anunció producción record en oro y en plata una generación cercana al máximo histórico.

Estas cifras son excelentes para las empresas pero poco alentadoras para los zacatecanos y sus finanzas.

Hace más de 464 años se fundó Zacatecas como ciudad gracias a las vetas que ubicó Juan de Tolosa al pie de la Bufa, pero pese al motivo fundacional y a las incalculables fortunas que la tierra zacateca ha generado, en todo este tiempo hemos sido incapaces como sociedad de obtener un beneficio mayor al de la extracción primaria del metal.

Es duro decirlo pero en estos más de 464 años de explotación minera Zacatecas nunca ha contado con una planta de refinación y/o fundición.

Con lucidez académica el Doctor Arturo Burnes Ortíz ha documentado que pese a tanta fortuna extraída de este suelo, la minería en Zacatecas jamás ha sido factor de despunte tecnológico y mucho menos de expansión del mercado interno.

La minería en Zacatecas nunca ha pasado de ser una actividad primaria- exportadora, y en nada ayudará a la sociedad y los gobiernos que el precio de los metales de aquí obtenidos esté por las nubes mientras no se le agregue valor a la extracción.

El beneficio fiscal y de refinación siempre se genera y queda en otras entidades, en Zacatecas solo los salarios por la extracción que en la escala laboral minera son los peor pagados.

Por los costos del boom es difícil que en estos momentos los gobiernos inviertan en plantas de refinación y/o fundición.

Sin embargo es el tiempo propicio para planear, amarrar y una vez que esta fiebre termine (aproximadamente en 2012) y los precios vuelvan a la normalidad se pueda  invertir para agregar valor a la extracción.

Así, cuando en unos años más ocurra otra fiebre cíclica metálica los zacatecanos obtengamos algo más que el orgullo mediático de ser los principales productores de plata y de los primeros en oro.

Punto Final

La prudencia y la mesura nunca dan éxitos espectaculares, pero si constantes.

PABLO TORRES CORPUS

(Imagen, Zacatecas 22 septiembre 2010)

torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s