Quién secuestró a Diego y Punto Final

La liberación de Diego Fernández de Cevallos opacó cualquier intento por deslindarse de la nota política.

El secuestro, lamentable como todos pero que por la influencia del plagiado se convirtió en un evento de alto impacto en todos los sentidos, vino a encender focos rojos de la política y los servicios de inteligencia del país por la planeación; discreta negociación y enorme carga ideológica con que se justificó el delito.

El 14 de mayo cuando Diego fue secuestrado las sospechas cayeron en algún grupo de secuestradores “comunes”, de los que plagian solo por dinero o bien alguna célula del narco que además del dinero buscaba enviar un mensaje al gobierno federal.

Sin embargo en julio 26 apareció un comunicado donde un grupo autollamado “misteriosos desaparecedores” se atribuía el secuestro y se mofaba sutilmente de la PGR, SSP y servicios de inteligencia.

A partir de entonces los misteriosos desaparecedores estuvieron mandando fotos de Diego cautivo, cartas personas y un trío de comunicados donde paulatinamente fueron endureciendo su postura ideológica al grado tal que apelando a neodivulgadores del marxismo maoísmo y trotkismo justificaban el secuestro en pos de una deuda social, de una vendetta de pobres contra ricos, del pueblo bueno contra los malvados poderosos.

Hoy con el Jefe liberado se mantiene la duda, quienes son realmente los misteriosos desaparecedores; es difícil asegurar quienes son pero todas las investigaciones oficiales y privadas tienen un sospechoso en común el grupo Tendencia Democrática Revolucionaria Ejercito del Pueblo (TDREP).

TDREP es un grupo subversivo que opera como guerrilla política mixta (campo y ciudad) que tuvo sus orígenes en el Ejército Popular Revolucionario en Michoacán y Guerrero, al paso del tiempo esta célula se ubicó en el bajío en zonas rurales de Guanajuato y Queretaro con centro culturales (de adoctrinamiento) en varias ciudades como San Miguel de Allende.

Hacía 1995 iniciaron los conflictos con la base EPR y para 1996 el rompimiento estaba consumado; desde entonces el TDREP ha “trabajado” por su cuenta secuestrando a enemigos ideológicos pertenecientes a la “burguesía” saboteando instalaciones y edificios públicos.

El TDREP se ha adjudicado la colocación de 8 explosivos en el Distrito Federal en 2006 y haber volado el gaseoducto de Queretaro en 2008.

Diversas fuentes oficiales y periodistas como Anabel Hernández y José Cárdenas señalan: los líderes del TDREP son Constantino Alejandro Canseco Ruiz, alias Comandante José Arturo o Hugo y su pareja Blanca Estela, alias La Porta o Frida que es hermana de Oscar Nahum Círigo Vásquez, mejor conocido en la política como René Arce Islas, senador “independiente” de la República.

José Cárdenas va más allá y señala al sacerdote Maximiliano Gómez Muñoz como colaborador del secuestro. Sea cual sea el impacto del secuestro, cada plagio impune es una puerta abierta nuevos secuestros financiados en su operación por el rescate pagado por anteriores plagios.

Punto Final

Feliz Navidad!!!

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s