Las Calenturas Políticas y Punto Final

 A casi un año de elegir nuevas autoridades municipales y estatales la lista de aspirantes a gobernar Zacatecas crece casi diario a razón de que las próximas elecciones posicionarán a diversos grupos rumbo a la elección de 2010.

Pero ya desde 2007 y 2006 había muchos calenturientos que en campaña para presidente municipal, diputado local o federal aseguraban que serían funcionarios de tiempo completo, que terminarían su encomienda, que no fallarían, pero apenas tomaron protesta y ya estaban pensando en el próximo escalón.

Seguramente recordará al recién electo Presidente Municipal que ya soñaba con ser Diputado Federal y luego Gobernador En todos estos casos por andar soñando y trabajando para obtener mayores beneficios personales los ambiciosos gobernantes descuidaron su gobierno y cargo quedándonos mucho a deber.

Por beneficio propio y de sus gobernados los ganadores deben evitar las tentaciones de ir más allá del objetivo principal. En “El Principe”, Nicolás Maquiavelo recomienda no confundirse, ni ilusionarse tras la victoria; porque cuando esa falsa esperanza se apodera de la mente, induce a los hombres a ir más allá de sus limites y los lleva a sacrificar un cierto bueno por un incierto posiblemente mejor.

Aquellos ambiciosos que no saben reconocer sus tiempos, que se “calientan” al primer hervor, a los que se confunden e ilusionan tras conseguir la victoria se dice que padecen el síndrome de Ícaro en alusión a la fantástica historia de la mitología griega, según la cual:

Luego de que el Rey Minos encerró al arquitecto e inventor Dédalo y a su hijo Ícaro en el laberinto de Creta donde la única forma de escapar era volando, ansioso de recobrar su libertad Dédalo construyó dos pares de alas con plumas y cera, durante lunas y lunas enseñó a su hijo Ícaro a utilizarlas y lo colmó de consejos, el más importante qué en cuanto saliera del laberinto buscara aterrizar en un lugar seguro y no volar demasiado alto, porque el volar cerca del sol haría que la cera se derritiese. Dédalo también aconsejó que no volase demasiado cerca del mar, porque las plumas se mojarían.

El día de la huída se llegó e Ícaro logró escapar del laberinto pero al sentir el aire y la maravillosa sensación de volar se olvidó de los consejos de su padre y voló tan alto que el sol derritió sus alas y se precipitó al océano donde murió.

Esta metáfora es perfecta para describir a los Ícaros de la política que apenas les ponen un par de pequeñas y frágiles alas y desatendiendo sus promesas y consejos quieren volar hasta el sol, ambición que poco les dura porque se les o les derriten las alas y caen al océano de la indiferencia del que muchas veces ya no pueden salir.

Lo malo es que esas alas se pagan con recursos públicos ¿a cuántos Ícaros calenturientos conoce?

PUNTO FINAL.
Me resulta perturbante que Chucho Ortega se la pase con Marianita cuando los padres de la niña salen a trabajar.

Inquieta que el PAN ponga a una mujer con ocho meses de embarazo a entrenar con todo y medalla para decir que votará por el PAN. Aberra que el PRI muestre su “nueva cara” gritando no se puede en un sueño donde México llega a una final de fútbol que se definirá con un penalti.

Ofende que el Verde Ecologista ofrezca que de ganar, otorgará vales para farmacias privadas cuando no exista el producto en farmacias públicas. Ese programa lleva meses funcionando.

Pero es bizarramente ofensiva la petición de Andrés Manuel López Obrador de votar por el PT y Convergencia.

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(24, 28 de junio 2010 Imagen, Zacatecas; El Alacrán Jerez, Zac)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s