El Estado “influenciado” y Punto Final

Hace apenas unas semanas se propagó como “virus” la maliciosa versión de que México era un Estado fallido, que la federación estaba severamente desarticulada y que desde hace mucho el crimen organizado había superado al Estado y acorralado al gobierno federal.

Quienes nos opusimos públicamente a dicha versión en el menor de los casos fuimos tachados de románticos y/o ingenuos que no vislumbrábamos la magnitud del problema.

Hoy desgraciadamente una epidemia ha confirmado que el Estado Mexicano si existe, que si funciona; que las entidades se unen y atienden las estrategias dictadas desde la federación, se acoplan y generan resultados.

Los ciudadanos desarrollan una vez más una especie de ”inteligencia colectiva” que los lleva a prevenirse, ayudarse y atender lo que los especialistas dicen.

El Ejercito con todo y la batalla al narco demuestra que puede actuar con prontitud y orden para resguardar desde otra trinchera a los mexicanos.

Las instituciones públicas tan atacadas dan ejemplo de su capacidad y sus especialistas marcan la pauta a nivel mundial, basta ver el currículo académico del staff epidemiológico de la Secretaría de Salud, ISSSTE o IMSS.

El Estado mexicano aún es tan grande que puede generar estas campañas como esta, que no dude protegen la salud hasta de narcos o criminales que no son ajenos a la vulnerabilidad humana y a la necesidad de orientación e información proveniente de nada menos que el Estado mexicano.

Y no pecamos de optimistas simplemente reconocemos lo que es evidente porque cuando hay errores los criticamos, hacemos y deshacemos a más no poder. Pero los aciertos nos pasan de noche, tal vez porque pese a todo son más comunes que los errores.

Gracias a todo lo anterior y con la desgracia que significa, hoy la epidemia solo se cuenta en centenas de infectados y decenas de muertos a diferencia 1918 y 1919 donde no se pudo determinar el número de infectados y los muertos superaron los 20 millones a causa de la “gripe española”, prima hermana de la influenza que hoy nos aqueja.

Desde luego que surgirán críticas a lo que se hace, buscarán levantar suspicacias como los absurdos cuentos de que es una epidemia generada por el gobierno federal para distraer la atención electoral; o que se trata de un virus creado para reactivar la economía gringa o peor aún que no es cierto porque no salen fotos de los cadáveres.

Pero en estas historias no cabe la lógica ni la razón, si fuera estrategia electoral no le siguieran el juego al gobierno federal los gobiernos de partido distinto, ni se prestarían a eso la Organización Mundial de la Salud, Cruz Roja Internacional, decenas de organismos académicos y una veintena de países.

Después de las pérdidas humanas, quién más a perdido es el sistema económico, que entre prevención y pánico trabaja a medias marchas y lo de las fotos es simplemente una oda al morbo.

PUNTO FINAL.

Brochazo de cultura que se dieron con Plácido, ¡Condenadotes!.

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, Zacatecas 29, abril 2009)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s