EL EVANGELIO DE JUDAS Y PUNTO FINAL

“No hay reputaciones para siempre”
Denise Maerker

Como ha ocurrido desde hace dos años “National Geographic Chanel” aprovecha esta temporada para promover su programación a través del “El Evangelio prohibido de Judas”, un polémico documental basado en unos papiros encontrados en 1970 en Egipto y según los cuales Judas Iscariote no fue el traidor que vendió a Jesús por treinta monedas, sino el discípulo privilegiado al que se le encarga la misión más difícil, entregar a su Maestro.

EL DESCUBRIMIENTO

Para llegar al programa exhibido el pasado domingo el Evangelio (buena nueva en griego), pasó un sinfín de aventuras y una larga lista de estudios especializados para poder determinar su autenticidad y su edad.

Los veintiséis papiros que contienen el Evangelio de Judas fueron encontrados en 1970 por un campesino en una cueva cercana a El Minya en Egipto.

Luego de permanecer guardados en 1978 el códice es vendido a un anticuario.

Luego de una serie intentos fracasados por vender el papiro, en 1984 el anticuario pone el códice en la caja de seguridad de un banco en Nueva York hasta que en abril de 2000 la anticuaria suiza Frieda Nussberger compra el códice.

En febrero de 2001 el códice se transfiere a la “Maecenas Foundation for Ancient Art” de Basilea, Suiza.

Ese mismo año El presidente de la Maecenas Foundation, pide a expertos en Copto traduzcan el códice. En 2004 la “Maecenas Foundation” dona el pergamino al Museo Copto de El Cairo, sin embargo deberán esperar hasta que concluyan los estudios.

El análisis de radiocarbono del papiro y el cuero del códice realizado por la Universidad de Arizona en enero de 2005, señalan que el documento data de entre el año 220 y 340 después de Cristo.

Un año después en enero de 2006 el análisis de tinta realizado por McCrone Associates Inc., muestra que la misma, contiene componentes que datan de los siglos III y IV. En febrero el estudio de imágenes Multiespectrales realizado en Suiza descubre que el papiro sobre el cual el códice fue escrito es similar por su forma a otros papiros antiguos analizados con esta tecnología.

Este largo proceso fue solo para identificar y avalar la autenticidad del texto, una vez verificada la originalidad iniciaba el debate histórico del documento.

ANTECEDENTES

Durante siglos el Evangelio de Judas fue desconocido, pero hay referencias que indican que no siempre fue así.

 En 380 un influyente obispo francés llamado Irineo publicó un “Tratado Contra la Herejía”, en su texto el obispo califica el Evangelio de Judas como herético, e invita a todos los fieles del mundo a ignorar y destruir el Evangelio de Judas.

El invitar a todos los fieles del mundo a ignorar el Evangelio hace suponer que la versión de Judas era muy popular por aquella época. Tal vez la descalificación de la Iglesia católica hizo destruir todas, o casi todas las copias que existían del Evangelio de Judas.

QUÉ DICE EL EVANGELIO

El texto describe a Judas como el único discípulo que conoce la identidad verdadera de Jesús, que no lo traicionó, sino que sólo siguió las órdenes de Jesús, que supuestamente le dijo: “Tú superarás a todos ellos. Tú sacrificarás al hombre que me recubre”.

La petición y el término “hombre que me recubre” es común en la tradición de los cristianos gnósticos, que enfatizaban la importancia del gnosis (conocimiento en griego).

Se trata del conocimiento espiritual, de lo divino dentro del ser humano, que permite a la esencia de la persona escapar de la prisión del cuerpo y elevarse al espacio celestial.  Por ello, Judas, al entregar a Jesús a la muerte, facilita su salida del cuerpo y la liberación de la divinidad que llevaba dentro.

QUIÉN LO ESCRIBIÓ

Este Evangelio al igual que los cuatro oficiales (Mateo, Lucas, Juan, Marcos), no se sabe a ciencia cierta quién lo escribió, lo único que se conoce con veracidad es que el Evangelio de Judas, al igual que los incluidos en el Nuevo Testamento fueron escritos entre el cincuenta y 320 después de Cristo.

El Evangelio de Judas, al igual que los otros, es muy probable que haya sido difundido por alguno de los grupos cristianos de los siglos III o IV, ya que en aquella época, en particular en Egipto, hubo numerosas corrientes cristianas, algunas de las cuales adoraban a los personajes bíblicos más detestados, como las sectas de los cainitas, que rendían culto a Caín, el primer asesino, o los ofitas, que veneraban a la Serpiente que tentó a Adán y Eva.

LA DESAPARICIÓN

Se ha deducido que un documento de la importancia histórica del Evangelio de Judas solo pudo desaparecer por  obra de la Iglesia católica, ya que el nuevo Evangelio rompía con varias tradiciones y sustentaciones católicas.

Desde que el obispo Atanasio de Alejandría, (admirador de Irineo), delimitó el canon católico en el Concilio de Nicea en el año 325, solo los Evangelios de Juan, Lucas, Mateo y Marcos han sido aceptados como verdaderos.

 Ningún otro podrá ser incluido en las sagradas escrituras, además los Evangelios oficiales y solo hablan de los actos públicos de Jesús, a diferencia del de Judas que habla de actos o conversaciones privadas.

LOS OTROS EVANGELIOS PROHIBIDOS

En 1945 se descubrieron más de 50 textos cristianos antiguos en Nag Hammadi, que al traducirse confirmaron lo que circulaba entre diversos grupos de cristianos antiguos: la existencia de varios otros evangelios, entre los documentos encontrados se encontraban los de Tomás y  María Magdalena, documentos que no han sido reconocidos por la Iglesia católica.

En este caso la fracción conservadora de la Iglesia se impuso finalmente y los declaro apócrifos (del griego apokryphos “oculto”) esos evangelios y otros escritos, y calificó como de herejes a sus autores, así quedó resuelto el problema religioso, pero no el histórico y de la verdad. 

JUDAS HERMANO DE JESÚS

En algunas versiones del Nuevo Testamento en los Evangelios de Mateo 13:55-56, se dice: ¿No es este el hijo del carpintero? ¿no se llama su madre María, y sus hermanos, Santiago, José, Simón y Judas?. Lo anterior pudiera explicar porque Judas fue el hombre más cercano a Jesús, el de mayor confianza, confianza que según el documental presentado el pasado domingo, le valió la envidia de los otros discípulos que se encargaron de desprestigiarlo.

CONCLUSIONES

Más allá del debate religioso no se puede negar que el Evangelio de Judas es uno de los tres textos antiguos más importantes descubiertos en el último siglo, junto con los manuscritos del Mar Muerto y los de Nag Hammadi de Egipto.

Obviamente el Evangelio de Judas no será incorporado a los libros de la Sagrada Escritura, lo más probable es que la Iglesia católica romana, no desconozca ni acepte el Evangelio de Judas, sino simplemente ratifique el Nuevo Testamento.

Pese a esta importancia histórica no podemos esperar que se lea el “Evangelio de Judas” desde el púlpito, al menos en los próximos años, el interés de la versión de Judas es religioso, es histórico, recordemos que las iglesias se guían por dogmas no por axiomas.

PUNTO FINAL.

Por segunda elección consecutiva un jerezano amarra un lugar en la Cámara de Diputados, en esta ocasión es Luis Enrique Mercado Sánchez.

PABLO TORRES CORPUS

torrescorpus@hotmail.com

(Imagen 15 abril, El Alacrán 20 abril 2009)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s