Las Obras del Centro y Punto Final.

Uno de los principales motivos por los que buscamos incorporar a Jerez al programa “Pueblos Mágicos” fue el obtener recursos extras que permitieran embellecer a nuestra localidad para proyectarnos como destino turístico en el segmento “pueblear”.

Como ningún otro Pueblo Mágico en la historia Jerez obtuvo a menos de un año de su incorporación casi 34 millones de pesos en efectivo y especie para mejorar su aspecto, capacitar a su gente y contar con los planes, programas y proyectos que den sustento, sustentabilidad y factibilidad a este pueblo.

De hecho somos el Pueblo Mágico que en la historia del programa más dinero ha obtenido durante su primer año de incorporación.

ANTECEDENTES.

La inquietud de la población es entendible, sobre todo en el aspecto de la repavimentación ornamental, misma que se ha retrasado en algunos aspectos por lo que los especialistas llaman imponderables.

Cuando a finales de 2008 se aprobaron 24 millones de pesos por parte del estado, federación y municipio solo se contemplaba cambiar la red de agua potable y alcantarillado y “echar” la ductería para el cableado subterraneo, se proyectó así se planeó así porque esos son los pasos que exige la Secretaría de Turismo Federal, primero la infraestructura básica (agua potable, alcantarillado, drenaje); luego la infraestructura urbana (energía eléctrica, cableados, pavimentación); luego infraestructura turística (iluminación, señalética).

Y se siguen esos pasos porque era y en algunos casos sigue siendo común que empezaban con la iluminación y pavimentación ornamental y luego un ducto de agua o drenaje tronaba y pues a abrir lo recién hecho para repararlo. Para evitar eso es que se establecieron los pasos mencionados.

Así pues para 2008-2009 solo estaba planeado y solo se ajustaba para la red de agua potable, drenaje y cableados, sin embargo fue la propia gente la que pidió que se aprovechara la apertura de calles para de una vez pavimentar ornamentalmente, y aunque no se tenían los recursos las autoridades municipales tocaron infinidad de puertas estatales y federales para obtener dinero y que en el mismo “viaje” quedara el centro histórico con cableado subterráneo, pavimentación y redes de agua potable y drenaje nuevas.

Se consiguió el dinero y luego vino como calle piloto la Álvaro Obregón que tuvo retrasos considerables primero porque para la pavimentación Obras Públicas del Estado, Monumentos Coloniales y demás instancias relacionadas tenían que aprobar el diseño a colocar, luego que se aprobó el diseño se tuvo que presentar varias propuestas de material con el que se pavimentaría, muchas fueron rechazadas porque la loza tenía que ser de la región; esto retrasó la obra más; luego se aprobó la loza, pero ahora tenía que garantizar una resistencia, otro retraso, luego de todo eso por fin se pudo trabajar a un mejor ritmo.

Todos conocemos y reconocemos que la calle Álvaro Obregón se retrasó pero este retraso tenía una razón de ser y era cumplir cabalmente con los puntos y observaciones que pedían e hicieron dependencias estatales y federales, sin embargo el resultado fue bueno, podemos apreciar la calidad en la obra, los emboquillados, los acabados etcétera y constatar que están bien hechos.

Algo que muchos desconocen es que la Obregón fue pavimentada con recursos y material del municipio, es decir es una obra hecha netamente por jerezanos, desde los diseñadores, hasta los peones pasando por los supervisores, ingenieros y arquitectos. Tan bien les quedó la pavimentada que se acordó que esa calle sería el modelo a seguir para todas las demás.

LAS OTRAS CALLES.

Con las obras de agua potable, drenaje y pavimentación de la Obregón, la “Presidencia” de Jerez cumplió con la parte acordada, el resto de las calles serían pavimentadas con dinero del gobierno estatal. La licitación y supervisión correría a cargo de la Secretaría de Obras Públicas del Estado (SOP).

Y así fue Obras Públicas del Estado licitó excepcionalmente las obras y debido a que ya se había pavimentado lo que sería la calle “modelo”, a que ya se contaba con el diseño del pavimento y se tenía claro que tipo de materiales y de que espesor se utilizarían todos, todos, incluida la Presidencia de Jerez, la propia SOP y el contratista que resultó ganador pensamos que las demás pavimentaciones avanzarían mucho más rápido.

Tanto era el optimismo que el contratista ganador dio plazos alegres y para hacer más argüende aseguró ante autoridades municipales y estatales que trabajaría en tres turnos para que en un plazo máximo de dos meses todo estuviera terminado.

Para nuestra desgracia al paso del tiempo nos fuimos percatando de la poca seriedad del contratista de la capital, que en muchas cosas pareciera que no tiene ni idea de lo hace; como los niveles de las calles estaban para llorar, que por ahorrar dinero no disminuyó el arroyo de la calle y por eso tenemos a un costado de la Presidencia absurdas banquetas de ¡cinco centímetros!

JALONES DE OREJAS.

Posiblemente esté pensando si todo eso se veía porque no se hizo algo, pero créame que si se hizo y se siguen haciendo señalamientos en la medida de las posibilidades y atribuciones del Comité Pueblo Mágico, incluso soy testigo de las continuas peticiones y quejas de la Presidenta Municipal ante el Secretario de Obras Públicas y la propia Gobernadora.

En no menos de cinco ocasiones la autoridad municipal ha pedido de manera directa y persona que se ponga más atención en estas pavimentaciones primero por los errores y omisiones técnicas y segundo por las fechas que no han cumplido como deberían.

En una de las ultimas quejas y observaciones a la Presidenta la acompañaron un grupo de comerciantes de la Calle López Velarde que ante el Secretario de Obras Públicas señalaron lo problemas y deficiencias. De manera respetuosa el titular se SOP se comprometió a redoblar la supervisión, incluso él mismo ha hecho recorridos sorpresa, pero pese a todo eso las pavimentaciones del centro son ya una preocupación por lo técnico y cronológico.

Parte de esas observaciones y quejan han sido las demoliciones que se han hecho de banquetas y arroyos recién terminados. Mucha gente se ha quejado porque destruyen lo que acaban de hacer, pero lo han destruido porque la calidad es deficiente y los supervisores no la aprueban por ello se tienen que demoler.

Cabe aclarar que estas demoliciones o destrucciones no afectan al municipio ni a los dineros públicos, ya que el contratista ganó la obra por determinada cantidad que ya no cambiará, ni aumentará ni disminuirá. Si su mal trabajo provoca que se destruyan 20 veces una misma banqueta el afectado es y será solo él, el contratista que sus ganancias tendrá que pagar las reposiciones.

PARA CONCLUIR.

Es sumamente injusto que un programa que nos ha costado tanto trabajo y que dará una nueva cara a Jerez esté desmereciendo o teniendo tantos problemas por la “concha” de un contratista que no atiende a nadie, que piensa tuerto en tierra de los ciegos o la flor más bella en el ejido de las feas.

No se vale que el compromiso y ejecución económica se haga en el estado y el costo político de los desaciertos del contratista lo tengan que pagar la Presidenta, El Secretario Estatal de Obras Públicas, el Ayuntamiento, los miembros del Comité Pueblo Mágico y todos los jerezanos (en ese orden).

Por el momento solo podemos agradecer a la SOP la aportación económica y pedirle encarecidamente “ponga al tiro” al contratista.

PUNTO FINAL.

No es coraje, pero lo que es parejo.

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(publicado el 22 de marzo de 2009 “El Alacrán” , Jerez, Zacatecas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s