Los candidatos “prometedores” y Punto Final.

Estoy plenamente convencido que no hay canhttp://maxgoldenberg.files.wordpress.comdidato que se inscriba para perder, incluso los que saben que perderán la elección buscan ganar algún dinero, obtener posiciones, darse a conocer, hacer carrera o en un futuro “meter” un regidor o simplemente ganarle votos a equis o ye candidato.

Pero en el camino por ganar las estrategias se pervierten o la ignorancia domina; una promesa muy socorrida es la creación de empleos, hoy con una crisis financiera en ciernes de convertirse en crisis económica los “pre” y candidatos a diputados prometen al mercado electoral que ellos crearan empleos, millones, miles o cientos según sea el caso.

Lo que los candidatos no han dicho y seguramente no dirán es que los diputados no pueden crear empleos más allá de lo que las compensaciones y la sufrida nomina federal les permitan.

Legal y lógicamente los diputados no pueden crear empleos más allá su gobierno, empleos necesarios productivos o innecesarios e improductivos, fuera de sus competencias legales, los diputados podrán crear institutos, secretarías, direcciones en el gobierno federal pero hasta ahí.

Los diputados no pueden crear empleos fuera del gobierno lo único que pueden hacer es generar las condiciones para crearlos (seguridad pública, certidumbre jurídica, eficacia administrativa, amnistía recaudatoria e infraestructura).

Y es que crear un empleo, uno solo es sumamente difícil y es más difícil si se hace desde la iniciativa privada, si se crea un empleo desde el congreso basta con que el pleno lo autorice y el área administrativa por necesidad operativa lo requiera o por orden política los acepte.

Pero nunca las nominas gubernamentales serán suficientes para crear los empleos requeridos por el total de un pueblo, no hay presupuesto que aguante, esa empleomanía gubernamental fue factor importante para el quiebre económico y social de la URSS, fue clave para el derroche setentero y ochentero en México. Es financieramente imposible.

Cómo el diputado va a crear los empleos, ¿va a ir con cada uno de los empresarios, comerciantes o emprendedores a convencerlos? Y si no los convence y si los convence pero la o las plazas creadas no son rentables qué hará el gobierno subsanar el gasto generado o abandonar al empresario que convenció a su suerte.

El trabajo de los diputados es crear condiciones para que los multiplicadores económicos encuentren cause y permitan a la sociedad arriesgarse e invertir para crear empleos.

Si revisamos la historia no habremos de encontrar un solo caso donde un gobierno haya creado con éxito empleos fuera de sus nominas.

Aquel candidato que promete crear empleos fuera de su organigrama solo puede ser un ignorante o un cínico, ignorante si no sabe como funciona la economía y por su flojera no se ha dado tiempo de averiguarlo. Cínico si sabiendo como funciona y que no podrá hacerlo aun así lo promete para ganar votos.

PUNTO FINAL.

Sería mejor que en lugar de promover el “no al chapulinazo”, difundieran no al “tortuguismo, mapachería y conejismo (de dos patas).

PABLO TORRES CORPUS

(IMAGEN 25 febrero, El Alacrán 1 marzo 2009).

torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s