Del Migrantazo y Punto Final.

Con el Migrantazo de la semana pasada recibí diversos comentarios y e-correos de emigrados, residentes en el extranjero y locales sobre el tema con interesantes aportaciones.
 
Juan Ibarra, comerciante jerezano comenta: “esto está muy solo, no se ha levantado, esperábamos que viniera raza ahora para las fiestas del Durazno y Los Haro (comunidades de Jerez), pero no vino nadie”.
 
Ernesto Sánchez: “ya me dijo mi carnal que no vendrá en diciembre, no puede descuidar su trabajo”.
 
Alma Lozano, radicada en Los Ángeles desde hace ocho años escribe: “sea lo que sea se vive mejor aca, siempre se gana mas y aunque ganara lo mismo que en México aca hay mas oportunidades y no hay secuestros, ni extorciones”.
 
Daniel Díaz, investigador en migración y procesos políticos aporta y comparte un artículo de Rafael Alarcón, Director del Departamento de Estudios Sociales en El Colegio de la Frontera Norte en Tijuana, en el que señala: “En semanas recientes los diarios mexicanos se han llenado de noticias sobre el retorno inminente de miles de migrantes mexicanos a causa de la crisis económica que enfrenta Estados Unidos… Sin evidencia empírica sólida, esta bola de nieve parece haberse convertido en hecho irrefutable… la historia nos muestra que el pánico a la expulsión masiva de mexicanos ha sido recurrente… El retorno a México podría ser una decisión extrema que tomarán cuando se agoten las otras opciones”.
 
Mientras tanto los políticos locales siguen pidiendo dinero para atender la emergencia migratoria y reinsertar a la economía nacional a los millones de migrantes que vendrán corriendo de la crisis.
 
Unos hablan de medio millón de repatriados, otros aseguran que 300 mil ya están en tierra mexicana. Dos millones regresarán en los próximos meses aseguran desde las altas esferas políticas, pero ninguno de los q      ue han dado cifras sobre cuantos migrantes regresarán ha citado una fuente o metodología para obtener el dato.
 
Desconocemos como hacen sus cálculos, en que se basan o como sacan el dato, por los antecedentes lo más cercano puede ser la ocurrencia, porque al momento ningún investigador serio, dependencia responsable u oficial o publicación indexada ha dado cifras.
 
Los planes emergentes para atender los efectos de la repatriación masiva pueden ser nobles, pero la lógica que siguen me parece descocada.
 
Exigen dinero para reactivar el campo, la mini empresa y generar empleos para los que regresan. La mayoría de los emigrados se fueron porque antes aquí no tuvieron esos apoyos, es ilógico que en automático por haber emigrado vayan a contar con apoyos.
 
Históricamente los gobiernos han fracasado en sus intentos por hacer rentable el campo; han fracasado estrepitosamente en la creación de empleos y el financiamiento indiscriminado es un arma de dos filos. ¿porqué ahora si van  tener éxito en lo que durante décadas han fallado?.
 
El gobierno en sus tres niveles es sido incapaz de generar condiciones para emplear a los recién egresados de educación media, superior,¿Por qué con los repatriados en bola si podrá?.
 
En 1994 el gobierno federal se fijó la meta de crear al menos un millón de empleos anuales que garantizarán la integración de jóvenes y desempleado al mundo laboral.
 
Catorce años después la meta sigue siendo la misma y en ningún año durante este lapso se ha podido cumplir con la meta. Los políticos que se sacan de la manga la cifra de que dos millones de emigrados regresarán ahora piden dinero, mucho dinero para crear en seis meses o a más tardar un año más de tres millones de empleos.
 
¿en qué cabeza cabe que ahora si puedan de golpe y porrazo o peor a un por decreto crear los millones de empleos que nunca han podido crear y lo peor en tiempo record.
 
Así, el mensaje sería: jóvenes desempleados, emigren y cuando regresen los apoyaremos para que trabajen o se empleen en lo que ahora no podemos garantizar ni apoyar.
 
Sería más fácil dar empleos y apoyos a la población antes de que emigre, no después de que arriesgaron la vida y pasaron años fuera de “casa”.
Actualmente hay decenas de fondos, programas y acciones para generar empleos y evitar la migración pero en su conjunto han fracasado. Dudo mucho que un fondo extraordinario con posibles manejos discrecionales resuelva el problema.
 
De lo que ningún político lleva la cuenta y hay más indicios es de cuantos se han ido de Jerez, Zacatecas o México por la inseguridad, ellos también cuentan.
 
PUNTO FINAL.
Ante el “avionazo” en el que perdieran la vida funcionarios del gobierno federal ha surgido un montón de expertos en aeronáutica, aviación y control aéreo, expertos que en muchos casos aunque nunca hayan estado en una torre de control, cabina o peor, en una avión saben con el golpe de la primera imagen qué pasó y porqué.


PABLO TORRES CORPUS.
torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, El Alacrán, cinco, nueve de noviembre 2008)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s