El Amero y Punto Final.

Posiblemente habrá recibido vía e-mail un video o cadena que habla sobre una perversa conspiración entre ricos y poderosos de México, Canadá y Estados Unidos (MECEU) para desaparecer a más tardar en 2010 sus respectivas monedas y sustituirlas por una nueva divisa de uso común en los tres países llamada amero.

 

 

El amero vendría a ser la versión norteamericana del euro y se afirma en los correos que la actual crisis es solo un pretexto para que el pueblo vea con buenos ojos la sepultura de las monedas nacionales e implantación del amero.

 

Como prueba de la conspiración que haría más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, el video muestra una moneda real y perfectamente acuñada de 20 ameros y se incluyen fragmentos de entrevistas hechas a Vicente Fox en 2007, donde el ex mandatario habla de la posibilidad de instaurar una moneda común en Norteamérica.

 

 

Las actuales crisis financiera y de confianza, aunadas al pánico y poco conocimiento de los mercados financieros hacen creíble cualquier ocurrencia sobre crisis y conspiraciones. Basta con que a una fantasía se le dan pinceladas de verdad y se decore con elementos creíbles para tener una historia interesante y sobre todo vendible.

 

 

Muchas de las cosas que se mencionan en el video son ciertas: en 1999 a raíz del establecimiento del euro, el Instituto Fraser publicó “The case for the amero” (el caso del amero) en el que se propone implantar una moneda común para los miembros del TLCAN.

 

 

En 2005 DC Coin, una empresa estadounidense registró varios modelos de ameros venderlos como monedas de juguete, actualmente cualquier personas puede comprar ameros para la colección. Vicente Fox se pronunció por una moneda común, pero Fox no es la elocuencia andante.

 

 

La teoría es ingenua financiera y políticamente hablando, primero porque una unificación monetaria no se cocina en días, requiere años de consenso, cosa poco probable en estos tiempos de disparidad y elecciones.

 

En lo político se antoja imposible dado que desde la firma del TLCAN no se desarrollado ninguna otra política de integración.

 

 

Norteamérica no es Europa y no tiene en sus países la igualdad y estabilidad económica que facilitó la implementación del euro.

 

Otro obstáculo son las diferencias macroeconómicas, mientras México y Canadá han reducido su deuda, EUA la aumenta constantemente. Hoy México tiene una tasa de interés general de 8.25 por ciento; en  EUA esta en 1.5 por ciento.

 

Con todo y crisis el dólar es la moneda mundial de referencia, casi la mitad del comercio mundial se realiza en dólares, por tanto a Estados Unidos no le conviene alinearse con sus pequeños vecinos y mucho menos compartir su poderío monetario.

 

La unificación de las monedas es algo posible y tal vez deseable, pero solo podrá ocurrir en un futuro muy lejano.

 

Los videos y cadenas son tan interesantes como una novela, si los vio, leyó o piensa hacerlo, tómelo como eso, como novela.

 

PUNTO FINAL.

Ya hicieron corto las luminarias, les cortarán la “luz”.

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, El Alacrán, 22-26 octubre 2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s