Las Crisis Gringa y Punto Final.

La violencia e inseguridad ha sido desplazada de la agenda noticiosa por los problemas financieros de Estados Unidos, el tema es ampliamente comentado en los medios regularmente en medio de un lenguaje ajeno a la media poblacional que lejos que dar certidumbre genera miedo y desconfianza entre la ciudadanía que teme perderlo todo por la crisis financiera, que no económica que azota al vecino norteño.

 

Y el temor y la desconfianza por sí solos si pueden generar crisis, incluso mayores a los problemas que hoy vive EUA.

 

ANTECEDENTES.

Es prudente aclarar porque digo que se trata al día de hoy de una crisis financiera y no económica y desde el punto de vista económico que es crisis.

 

Por acepción general crisis económica es el peor momento de una recesión. Y recesión según el National Bureau of Economic Research (oficina nacional de investigación económica) es la disminución de “la riqueza” de un país o estado durante dos o más trimestres consecutivos.

 

 

Se define generalmente a economía como la ciencia que estudia las relaciones y procesos de toda la producción, asignación, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios, en un estado permanente de medios limitados y necesidades ilimitadas.

 

 

Mientras que las finanzas solo estudian o atienden las transacciones de dinero entre los agentes sociales (individuos, empresa, gobierno). Las finanzas son solo una rama de la economía que atiende la ciencia de administrar el dinero.

 

 

Entonces es crisis financiera porque ese mercado, el financiero tiene más de tres trimestres en recesión o perdiéndole. Al día de hoy no sabemos si estamos en un crisis económica o no, porque hasta mediados de mayo las demás ramas de la economía gringa se encontraban en buen estado.

 

 

Hoy muchas otras ramas económicas tienen problemas pero no todas, por eso y porque aun no se cumplen los dos trimestres de pérdidas en toda la economía gringa no podemos asegurar que es crisis económica, de lo único que estamos seguros es que es crisis financiera.

 

 

EL PRINCIPIO DEL FIN.

Los males que ahora vive Estados Unidos inician en dos mil luego de un amplio periodo de bonanza de la mayoría de los sectores económicos. Esta bonanza de debió a la excelente política económica de Bill Clinton a la masificación de la computación, celulares y a la ampliación del crédito que los bancos daban a las personas.

 

 

Al entrar George W. Bush en la política económica nacional las cosas empeoraron y Bush malgastó el ahorro por casi 600 mil millones de dólares que Clinton le dejó, ese ahorro lo convirtió en la deuda más grande en la historia de Estados Unidos.

 

 

Además como parte del ciclo económico mundial a partir de dos mil el precio de los commodities (materias primas) se recuperó después de casi veinte años de haberse mantenido barato y en algunos extremadamente subvaluado.

 

 

A esa recuperación debemos sumar que la producción de granos no creció a la par de la población y países como China e India necesitaban más granos para alimentar a su creciente población, pero Estados Unidos usaba millones de toneladas de granos en producir combustibles: había pocos granos y mucha necesidad de ellos, como en natural se impuso la ley de la oferta y la demanda y los granos subieron de precio.

 

 

Igual pasó con el petróleo que aumentó espectacularmente su precio, siendo Estados Unidos el mayor consumidor mundial obvio que el alza le afectó.

 

 

Pero el asunto más grave fue la “trampa” en las tasas de interés. Después del ataque a las torres gemelas, la Reserva Federal (el banco de los bancos gringos) con el afán de eliminar el miedo y reactivar la economía e incentivar el gasto redujo la tasa de interés hasta rondar el uno por ciento. Con esto se rompió una regla básica de la economía financiera que dice que las tasas de interés deben ser bajas, pero nunca inferiores a la inflación, solo eso ya ponía en peligro la viabilidad de los créditos.

 

 

Estas facilidades, la poca regulación y excesiva confianza en los mercados hicieron que los bancos empezaran a dar créditos a diestra y siniestra a todo mundo no importa si era ilegal o no podía pagar, el chiste era aprovechar las bajas tasas de interés para enganchar clientes, dar créditos y cobrar intereses, y como veían que nada pasaba y las tasas seguían bajas, redujeron más los requisitos y dieron más créditos por más dinero a los más pobres.

 

 

Y así pasaron de dar facilidades en tarjetas de crédito a facilitar el crédito automotriz y finalmente el crédito para casas, en Jerez nos dimos cuenta como era fácil para los emigrados comprar casa en Estados Unidos. A esos créditos con intereses bajos otorgados a personas con poca solvencia económica se les llama “subprimes”.

 

 

Todo era felicidad hasta que las tasas de interés subieron al cinco o seis por ciento y millones de endeudados tuvieron problemas para pagar el mínimo, como no podían pagar, lo intereses, comisiones y recargos crecieron, aumentando el monto de la deuda y como no pagaban lo bancos entraron en falta de liquidez y a su vez dejaron de pagar sus deudas con otros bancos y de pagarle a los inversionistas.

 

 

Luego los inversionistas retiran su dinero para no arriesgar su dinero, quedando sin dinero los bancos y los deudores.

 

 

La crisis financiera se agudizó porque los sofisticados bancos de inversión respaldaron sus inversiones con los créditos, suponiendo que los deudores no dejarían de pagar. Así también los grandes bancos de inversión como Lehman Borthers, Merry Linch y Standard & Poor´s cayeron en la insolvencia por comprar acciones de hipotecarías o bienes raices a precios extremadamente altos, una parte la vendieron a inversionistas tontos, pero otra parte la tuvieron que asumir como predida.

 

 

LAS PIRÁMIDES DE TONTOS.

En el ámbito financiero las burbujas, boom´s o auges económicos inician cuando inversionistas listos o muy vivos venden acciones a inversionistas menos listos o con menos información a un precio superior al valor real, luego estos “tontos” venden las acciones más caras a gente más tonta,  y así sucesivamente hasta cuando el más tonto de los tontos ya no encuentra a quien vender las acciones y asume por completo la perdida, es ahí cuando revienta la burbuja y vienen las crisis financieras.

 

 

EN ZACATECAS.

Zacatecas y su economía tradicionalmente han estado desvinculados del bienestar económico y más aún de la innovación y sofisticación financiera gringa y así como Zacatecas no se benefició directamente del boom de las suprimes, tan poco se perjudicará directamente. No digo que no afecte pero no es igual la cruda del que disfrutó de litros de vino que del que apenas lo probó.

 

Cuando en dos mil el mercado electrónico de acciones NASDAQ tuvo su mega crisis e hizo quebrar a miles de empresas en todo el mundo, Zacatecas no tuvo problemas ni apuros, nada pasó porque estamos desvinculados del mercado financiero.

 

PUNTO FINAL.

El pasado viernes Andrés Gómez, ganador del Premio Nacional de la Juventud, grito espurio al Presidente de la República en la ceremonia de premiación. Después Gómez mencionó que no iba a darle la mano al Presidente y que gritó porque es fiel a sus convicciones. Si de verdad fuera fiel a sus ideas no hubiera aceptado ni el diploma ni el dinero que le entregó el “espurio”.

 

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

(El Alacrán, Jerez, Zacatecas, cinco octubre 2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s