LAS IZQUIERDAS Y PUNTO FINAL.

“Cada cabeza es una izquierda”
Gustavo Bueno

Desde que Andrés Manuel López Obrador se inició en la vida política continuamente y cada vez que le es posible emplea la palabra izquierda, se autodenomina izquierdista, dice que su movimiento y su partido son de izquierda, lo anterior nada tiene de extraño, mucho menos de malo.

Sin embargo a últimas fechas y con motivo de los debates y agenda publica nacional, estatal y municipal se ha definido a la izquierda con bastante simpleza, ahora la izquierda es homogénea, solo tiene una definición, solo tiene un ideal, para muchos políticos radicales solo los que están con ellos son de izquierda, y solo son de izquierda los que lo están con ellos.

De acuerdo a esta idea, aquella persona que no los apoye no se puede considerar de izquierda, no puede ser de izquierda, suponen que desde hace tiempo la izquierda mexicana les pertenece solo a ellos y a sus seguidores, en la izquierda radical mexicana no puede haber rebeldes que renieguen del “Peje”, en esta izquierda no puede haber inconformes, contradicciones o críticos, quien reniegue, contradiga o critique al Sr. Obrador es inmediatamente tachado de traidor, de derechista, de cachorro del imperio, de burgués, de antidemocrático, de enemigo de la izquierda.

Esta posición y definición se aleja de lo que histórica, política y filosóficamente de lo conocemos como izquierda. En ningún momento de la historia la izquierda ha sido un grupo o bloque homogéneo, así lo plantean los grandes teóricos de la izquierda (Bobbio, Mosca, Frondizi, Matteuci , Bobero), siempre se ha caracterizado por la pluralidad de sus simpatizantes.

ANTECEDENTES
En la década de 1780 la creciente inconformidad social por los excesos de la corona francesa propició que paulatinamente se fueran formado clubes políticos, en esa época no existían partidos, así que los ciudadanos se reunían a debatir sobre política en logias y clubes, conforme crecía el descontento estas organizaciones fueron aumentando y tomando importancia, entre estos grupos destacó el club de Breton, una organización liberal, plural en donde participaban por igual obreros, sirvientes, nobles e ilustrados, los temas ahí tratados eran de vanguardia para la época, pronto Breton aglutinaba a lo mas brillante de la sociedad parisina sin importar clase social.

Los numerosos miembros hicieron insuficiente el local y en 1784 los bretones se mudaron a la calle de San Jacobo ubicada en el centro de París, poco tiempo después estos radicales modernistas ya eran conocidos como los jacobinos.

El cinco de mayo de 1789 se celebró en la capital francesa la Asamblea Nacional, a ella acudieron hombres de todo el país y de todas las ideologías, estaban los burgueses moderados y monárquicos como Dupont y Lafayette; los condeliers que reunían a figuras de la talla de Marat, Danton o Herbert; los miembros del salón francés, al que pertenecía la aristocracia intransigente; o el Club de Amigos de la Constitución Monárquica y desde luego los jacobinos.

Según el filosofo italiano Norberto Bobbio el gran numero de asistentes y la intensidad del debate originaron un verdadero desorden en la Asamblea, por lo que el moderador pidió a los asistentes se organizaran en tribunas, los conservadores, los que estaban a favor de que no hubiera cambios en la forma de gobierno se sentaron a la derecha de los moderadores, mientras los que deseaban cambios, libertad e igualdad se sentaron a la izquierda, así fue como nacieron las concepciones de izquierda y derecha.

Dentro de aquella tribuna de izquierda había todo tipo de personas e ideas sobre el destino de Francia, lo mismo había moderados que solo pedían menores impuestos, hasta los radicales que deseaban aniquilar a toda la monarquía, esta convivencia entre izquierdas se ha mantenido por siglos.

LA IZQUIERDA MEXICANA
Al igual que en Francia los orígenes de la izquierda moderna mexicana como institución formal y/o partido político tuvieron como marco un profundo descontento popular.

Desde su nacimiento el PRI intentó aglutinar y “adueñarse” de todas las “izquierdas” en México y se convirtió prácticamente en un monopolio ideológico, pese a esto existieron fuera del PRI y el gobierno grupos de izquierda inconformes, así la izquierda fuera del PRI fue ilegal políticamente hablado hasta 1978 cuando Jesús Reyes Heróles promovió la reforma política que permitió que por primera vez el Partido Comunista participara en unas elecciones.

 

Y aunque ya había dos frentes izquierdistas legales muchos grupos aun permanecían fuera del PRI y Partido Comunista.

En 1988 Cuauthemoc Cárdenas identificado con la izquierda priísta, renuncia al PRI al no ser designado candidato a la Presidencia de la República, Porfirio Muñoz Ledo y un importante grupo de “izquierdistas” del PRI lo acompañan.

Fue tal el impacto de la renuncia de Cárdenas que Heberto Castillo candidato presidencial del Partido Mexicano Socialista declinó a favor de Cuauthemoc.

Con posibilidades reales de ganar la Presidencia de la Republica y como pocas veces en la historia todos lo grupos no priístas identificados con la izquierda se unieron alrededor de la figura de Cárdenas, generando un “licuado” de concepciones y organizaciones izquierdistas, a favor del Ingeniero Cárdenas estaban moderados, radicales, comunistas, socialistas, anárquicos ex guerrilleros, ex priístas.

Cuando el presunto fraude favoreció a Carlos Salinas de Gortari esta unión de izquierdas tuvo una de sus mayores crisis, sin embargo la madurez política y patriotismo de Cárdenas convirtió esa debilidad en una fortaleza al pedir que en lugar de desobedecer la legalidad o tomar las armas se formara un nuevo partido político donde cupieran y estuvieran “todas las izquierdas”. Así nace el PRD, con moderados, radicales, “chuchos”, “amalios”, comunistas, liberales, etcétera, para nadie es secreto que la abundancia de “tribus” o grupos siempre ha sido un problema en la estructura del PRD, la pluralidad en los militantes ha originado varios problemas al interior del partido que parecen primero acabaran con el partido que con los mismos problemas.

PUNTO FINAL
Un sincero y solidario abrazo a la familia Martínez Torres por el sensible deceso de Julio Torres, recuerden que nuestros muertos se van cuando el olvido los sepulta.

 

 

(El Alacrán, Jerez, Zac. 15 de junio 2008)

PABLO TORRES CORPUS
torrescorpus@hotmail

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s