La Paradoja Turca y Punto Final.

México al igual que Turquía vivió un boom de sus remesas y cuenta con una amplísima tradición migratoria; no obstante ambos países han observado la dramática caída de los envíos. Entre 1990 y 1996 70,000 turcos en promedio emigraban anualmente a Alemania. Para 2003 casi 2 millones de turcos vivían en Alemania.

 

En 1985 Turquía recibió remesas por 1,740 millones de dólares, en 1998 el flujo se incrementó a más de 5,300 millones de dólares. A partir de entonces el flujo de remesas a Turquía ha mermado considerablemente: en 2003 el monto total cayó a 1,710 millones de dólares, equivalente a una reducción de 68% con respecto al máximo histórico recibido en 1998.

 

Al hecho que, entre más turcos vivían en Alemania menos remesas se recibían en Turquía le hemos puesto el mote de “Paradoja turca”, por ser el primer caso ampliamente documentado sobre este fenómeno. Aunque vale mencionar que no es el primero, la migración de argelinos a Francia y otras tantas presentaron los mismos patrones con anterioridad.

 

La caída en los envíos puede explicarse debido a la reunificación de familias turcas en Alemania y gracias a las políticas de apertura. Dos son las causas que han cambiado el tipo de migración y han reducido el flujo de remesas: por el lado de la oferta, el emigrante original tiene menos incentivos para volver a Turquía, pues sus familiares ya viven en Alemania; por el lado de la demanda, tanto el emigrante original como el nuevo ya no tienen a quien enviar remesas.

 

En el caso zacatecano la paradoja se agudiza por los rangos de edad de los receptores de remesas que son principalmente adultos mayores y madres de familia con hijos menores y esposos emigrados. En menos de 20 años los adultos mayores que reciben remesas habrán muerto y buena parte de las familias receptoras habrán emigrado a E.U.A. para reunirse con mejores condiciones de vida que las locales con el emisor de remesas.

 

Las remesas están condenadas a disminuir de manera drástica, por varias razones, si al igual que en 1986 hay amnistía por parte del gobierno estadounidense, los residentes en Estados Unidos se unirán con sus familias en el vecino norteño, de ocurrir esto el número de receptores, y por lo tanto las remesas, se reducirán enormemente.

 

Por el contrario si existe una férrea política de deportación de emigrantes temporales e ilegales, las remesas disminuirán porque no habrá quién las mande y en el mejor de los casos, si México mejora su calidad de vida y el ingreso de sus habitantes, no existirá motivo para migrar y las remesas disminuirán.

 

PUNTO FINAL.

Felicidades Yesenia Jáuregui y Gerardo Reyes Tinajero, por sus triunfos académicos y por generar buenas nuevas en un ambiente de incertidumbre.

torrescorpus@hotmail.com

(IMAGEN, Zacatecas, Zac. 18 junio 2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s