Las Dinkies y Punto Final.

A principios de los 80´s la consultora Millward Brown elaboró una amplia investigación de mercado para conocer las tendencias de consumo, organización social e ingreso de varios países europeos. La investigación arrojó el surgimiento un nuevo modelo de familia que fue bautizado como DINKI, Double Income Not Kids (doble ingreso sin niños).

 

DINKI se refiere a las parejas en la que ambos integrantes trabajan y han decidido no tener hijos. Cuando se realizo el estudio las dinkis solo eran un término cuadrado para referirse a un segmento de consumidores integrado por parejas heterosexuales de jóvenes profesionistas, con altos ingresos, consumistas y enfocados al éxito profesional.

 

Desde aquel estudio hasta hoy el concepto dinki se ha enriquecido y ahora no solo se refiere a profesionistas jóvenes, pudientes y heterosexuales. Actualmente hay dinkies homosexuales, mayores de cuarenta, sin carrera o éxito profesional, sin embargo se sigue manteniendo su principales y características, el trabajo de los dos miembros de la pareja y mantenerse sin hijos por decisión no por imposibilidad.

 

El Consejo Nacional de Población (CONAPO) calcula que en México el 7 por ciento de las familias son dinkis, es decir un millón 820 parejas viven juntos sin hijos, en países desarrollados el porcentaje se dispara hasta en un 14 por ciento.

 

En Zacatecas se calcula que son alrededor de 30 mil los hogares dinki y sus características distan mucho de ser las de los europeos pudientes que describió Millward Brown en los 80´s. Las dinkies chichimecas en su mayoría subsiste con menos de tres salarios mínimos diarios, tiene una escolaridad promedio de 7.6 años y entre las principales razones por las que no tienen hijos aún esta la falta de recursos económicos.

 

Podemos decir que gran parte de las dinkies zacatecanos son jóvenes de escasos recursos pero de gran responsabilidad social que prefiere usar métodos anticonceptivos y aguantarse las ganas de bebe, a ceder ante la calentura y padecer los gastos que genera un hijo.

 

En Zacatecas las dinkies aún no son tomados en cuenta en la práctica o diseño de políticas públicas, hasta el momento no conozco ningún programa dirigido a este grupo poblacional, los esfuerzos de asistencia se centran en la familia tradicional e incluso para acceder a algunas asistencias o subsidios gubernamentales es requisito tener hijos.

 

Otros estados cuentan con instancias pro juventud o desarrollo social que promueven por ejemplo, programas de financiamiento de vivienda enfocados a las dinkies, que por bajos que sean sus ingresos al vivir en pareja y no tener hijos tienen mayor capacidad de ahorro y por tanto más facilidad al pagar el financiamiento.

 

Igual ocurre en el ámbito comercial, en Zacatecas se descuida un importante segmento que tiene capacidad de ahorro.

 

PUNTO FINAL.

Sí Hugo Sánchez que era parlanchín y habla español no pudo motivar, entenderse o hacerse entender con la selección, ¿podrá hacerlo un sueco que no habla español y nunca ha vivido en México?.

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

IIMAGEN, cuatro junio 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s