OCTAVIO PAZ Y PUNTO FINAL.

“El presente es perpetuo”.
OPL.

El pasado diecinueve de abril se cumplieron diez años de la muerte del literato Octavio Paz Lozano, como cada año se recordó su obra y se puso en lo alto la figura del Nobel mexicano, con afectos singulares se recordó su magna obra crítica sin mencionar que fue ese espíritu crítico el que le valió agresiones, difamaciones y descalificaciones aún después de su muerte.

Es políticamente correcto hablar del liberalismo y la crítica, todos lo hacen desde sus trincheras y censuran la parte liberal que no les conviene, pero a la hora de ejercer el liberalismo y la crítica todos los condenan como condenaron a Paz autentico liberal mexicano del Siglo XX.

ANTECEDENTES.

El treinta y uno de marzo de mil novecientos catorce nació en la ciudad de México, Octavio Paz Lozano, en el seno de una familia plural, hijo de Josefina, católica en extremo y de Octavio abogado de Emiliano Zapata. Desde su nacimiento Paz Lozano vivió en el barrio de Mixcóac.

A temprana edad Octavio fue iniciado en las letras por su abuelo paterno Ireneo que había sido militar y poeta durante el régimen de Porfirio Díaz, pronto empezó a escribir y entre problemas escolares por su rebeldía y travesuras devoró cuanto texto tuvo al alcance, hasta que a los diecisiete años publicó en la revista Barandal, “Caballera”, su primer poema. A los diecinueve años publicó su primer libro, Luna Silvestre.

En el treinta y siete, al concluir su licenciatura en el treinta se mudó a Mérida donde trabajo en una escuela, ese mismo año viaja a España en apoyo a los republicanos ibéricos, mucho después confesó que ese viaje le cambió la vida y su visión.

En el cuarenta y tres y gracias a una beca el joven poeta estudia en Berkeley un posgrado, al concluirlo se incorpora al Servicio Exterior Mexicano y de inmediato se muda a Francia, durante su estancia en al país galo escribe su obra maestra “El Laberinto de la Soledad” que se publica en el cincuenta.

Paz Lozano siguió en el extranjero desempeñando cargos diplomáticos, en la India fue segundo secretario de la embajada mexicana, luego se fue a Japón a ocupar el mismo puesto, después se mantuvo inestable laboralmente pero viajo en extremo y en el sesenta y dos fue nombrado embajador en la India. Cargo al que renunció seis años después como protesta por la matanza de Tlatelolco y para publicar la estación violenta.

Tras la renuncia y con la publicación de Posdata, Octavio Paz se convierte sin buscarlo líder intelectual de la izquierda mexicana, los lideres políticos de la izquierda institucional en México lo invitan a formar un partido político y combatir al sistema desde la plaza pública. Posdata se convirtió en un clásico y libro de culto entre las esferas allegadas a la izquierda.

Pero menuda sorpresa se llevaron los líderes e intelectuales de la izquierda radical, cuando al regresar a México opta por ser fiel a sí mismo y preservar su independencia. La única invitación que aceptó fue la de Julio Scherer, director de Excélsior, para fundar Plural.

Aun así Paz era consentido de la izquierda radical de México, era uno de sus intelectuales, pero la luna de miel terminó cuando Octavio osó criticar a las vacas sagradas de la izquierda.

EL OGRO FILANTRÓPICO.

Es imposible abarcar la vida de Octavio Paz en pocas líneas, más alejado de la posibilidad resulta mencionar su obra, pero particularmente vivo fascinado por El ogro filantrópico, obra publicada en el setenta y nueve y que reúne sus escritos políticos entre del setenta y uno al setenta y ocho.

El texto se compone de tres entrevistas, dos prólogos, una carta abierta, una serie de textos breves escritos al calor del cierre de redacción, una obra de teatro satírica y largos ensayos.

La primer conclusión es que la historia no está determinada por leyes inmutables como entonces proponía la ideología de moda: el materialismo histórico, Octavio Paz fue el primero en advertir que el materialismo histórico “nació muerto” ya que la tesis marxista se cumplió en un país pobre, marginal y poco industrializado como la URSS y no en una sociedad industrializada como lo predecían Marx y Engels. “La historia es el reino de lo imprevisible”, señalaba Paz.

Y abunda: la URSS y sus satélites no son en realidad países socialistas, sino nuevas formas de explotación, más crueles e injustas que los países capitalistas; son estados burocraticopoliciales en donde un partido, que depende de un comité central de “notables”, depende de la opinión y ordenes de un líder máximo que se arroga el derecho de gobernar en nombre del proletariado.

En el ensayo que da titulo al libro, Paz desarma magistralmente las posturas ideologicas del PRI en el poder y acusa los arreglos con la derecha a fin de seguir en el poder, pero también en su mirada libre de muletas ideológicas, critica a los partidos de izquierda –en particular al Partido Comunista, que en lugar de buscar el respaldo de la clase trabajadora se escuda en las universidades para teorizar la guerrilla. Acusa al PPS, cuyo líder vitalicio, Vicente Lombardo Toledano, concilió el milagro de aplaudir al mismo tiempo a Alemán y a Stalin–, y sobre todo, condena el callejón sin salida de la violencia en la lucha política.

También reconoce el consumo desenfrenado y caótico de la moderna industria alimenticia americana.

INDIGESTIÓN A LA CRÍTICA.

Posteriores criticas de Paz a los iconos sagrados de la izquierda, derecha, mexicanismo y priísmo le valieron una persecución intelectual, aunque la más severa vino de los izquierdistas radicales que nunca le han perdonado que denunciara los abusos en los derechos humanos en Cuba y la URSS o que señalara los abusos en el régimen sandinista de Nicaragua.

En esa misma época la derecha radical se lanzó contra el “hechicero de la palabra” por defender el derecho femenino a abortar, para la ultraderecha Paz era la encarnación de Satanás.

CONCLUSIONES.

El dogmatismo y cerrazón de los fanáticos de derecha, izquierda, PRI y religiosos impidieron ver con claridad el espíritu independiente de Paz y su contundencia a la hora de opinar.

Por su liberalismo y crítica los militantes de los partidos relacionados con la izquierdista (PSUM, PCT, PPS) lo tachaban de derechista y traidor al movimiento. Los miembros del PAN lo tachaban de vulgar, radicalista y afecto a los movimientos desestabilizadores. El PRI todopoderoso lo calificó non grato por sus críticas y ensayos al “Ogro Filantrópico”.

Pero su pensamiento e inteligencia se impusieron siempre a los extremos y extremistas, al final del día las predicciones de Paz se confirmaron, basta ver la inefectividad económica de la derecha gringa o la izquierda cubana o la caída del PRI o los mesianismos de nuevo siglo.

PUNTO FINAL.

EZ acaba de publicar su informe anual con la lista de las marcas más valiosas a nivel mundial donde el buscador Google ocupa el primer lugar por encima de las petroleras, mineras, refrescas y el largo etcétera, lo destacable es que Google vende información, datos, cosas intangibles. No cabe duda que la economía del conocimiento se solidifica.

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

 

Anuncios

2 comentarios en “OCTAVIO PAZ Y PUNTO FINAL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s