LA INICIATIVA PETROLERA Y PUNTO FINAL.

Por fin, el martes pasado el Presidente Felipe Calderón, envío a la Cámara de Senadores las iniciativas para una reforma petrolera, que no energética porque no considera las demás paraestatales, ni mecanismos de generación de energía en cualquiera de sus categorías.

 

Con la iniciativa por primera vez sabíamos bien de que se tratarían las modificaciones a Petróleos Mexicanos (PEMEX), por primera vez desde que inició este argüende de la reforma energética había una propuesta seria y por las vías legalmente establecidas. Lo demás solo habían sido criticas y alabanzas basadas en supuestos y supongamos.

 

La propuesta presidencial tomó por sorpresa a propios y extraños tanto por la agilidad con que se entregó al Congreso como por algunas de las propuestas entre las que destacan la creación de bonos ciudadanos, como la modificación del reglamento interno de PEMEX.

 

Pero minutos después de ser entregada la iniciativa al Senado y aún sin el mensaje en cadena nacional, el Frente Amplio Progresista (FAP) en voz de su líder Andrés Manuel López Obrador ya descalificaba absolutamente toda la propuesta, la descalificación se limitaba a decir que era una privatización disfrazada.

 

De lo anterior surge mi primera inquietud, cómo en minutos López Obrador pudo leer toda la iniciativa de ciento treinta y seis páginas, consultar todas las leyes secundarias y reglamentos que sufrirían cambios y lo más asombroso saber en qué consistían, cómo se operarían y ofertarían los llamados bonos ciudadanos, algo que ni la propia Comisión Nacional Bancaria y de Valores sabe aún y que no ha sido siquiera propuesto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sin temor a equivocarme el llamado Presidente Legítimo criticó sin conocer y descalificó por inercia.

 

ANTECEDENTES.

A principio de marzo pasado, cuando aún no había propuesta ni postura del ejecutivo federal sobre PEMEX y todo eran ejemplos, suposiciones y críticas, los miembros del FAP exigían del gobierno federal un diagnostico serio, profundo, hecho por especialistas sobre PEMEX y las reservas nacionales.

 

Los seguidores de López Obrador exigieron y la dirigente de sus Adelitas, Claudia Scheunbaun y Itzel Castillo, Secretaría de Energía del “Gobierno Legítimo” presentaron su propio diagnostico de PEMEX, las cifras, el futuro de la paraestatal y la situación actual eran terribles, desesperantes, desesperanzadoras.

 

Después el gobierno federal a través de Jesús Reyes Heróles, Director de PEMEX y Georgina Kessel, Secretaria de Energía presentó su diagnostico de la petrolera, las cifras y situación actual eran mas positivas y halagüeñas que la presentada por el equipo del “Peje”, pero, los seguidores del Presidente “Legítimo” cambiaron su posición y dijeron que el diagnostico de PEMEX hecho por el gobierno federal era fatalista debido a que querían privatizar el petróleo. Se les olvido a los “pejistas” que más fatalista era su diagnostico.

 

INCONGRUENCIAS.

Para debatir el tema del petróleo los miembros del Frente Amplio piden se detenga el proceso legislativa para analizar y discutir a fondo la iniciativa presidencial, las autoridades del Senado aceptan, agendan los días, horas y lugares para el debate nacional y cuando lo aprueban de manera sorpresiva los “pejistas” toman la tribuna. Primero piden tiempo para el debate, se los conceden y toman la tribuna para no debatir. Parece que no quieren debatir sino callar.

El viernes Ricardo Monreal dijo que solo se retirarán cuando les aprueben los tiempos para elaborar una propuesta alterna. Si sabían que el Presidente enviaría una propuesta porqué no la elaboraron con tiempo, porqué quieren que ahora se detengan para esperarlos.

Peor, Dante Delgado dijo que solo se irán hasta que se apruebe que la reforma sea analizada en septiembre, ¿porqué septiembre?.

 

Durante años los seguidores de AMLO han puesto como ejemplo de soberanía a Petróleos de Venezuela S.A.(PDVSA) y al Presidente Hugo Chávez, tal vez no sepan o no quieran saber que PDVSA orgullo del socialismo bolivariano permite la inversión privada nacional y la extrajera. Quizá también los miembros del FAP tampoco hayan sabido que el jueves pasado el Presidente Chávez mostró interés por concretar una alianza energética con México, con la creación de mecanismos de cooperación entre PEMEX y PDVSA. ¿Qué dirán de esto los supuestos izquierdistas mexicanos, el qué Venezuela haga convenios con PEMEX también es perdida de soberanía o en este caso no aplica?.

 

Se les olvida que en su soñada Cuba si hay inversión privada en la industria petrolera.

 

Dicen con enojo, tomamos la tribuna porque el PRI y PAN ya acordaron aprobar la reforma, porque si nos íbamos a votación nos ganan a la mala. No hay prueba de que PRI y PAN se hayan puesto de acuerdo para avalar la reforma, sin contar que es lastimoso ver que en México descalificamos las alianzas políticas, eso es algo natural y benéfico para la política, que de malo tiene en que dos fuerzas políticas se pongan de acuerdo.

 

En Italia treinta y dos partidos políticos se pusieron de acuerdo para ir en mega alianza a las pasadas elecciones. Lo que llaman mayoriteo es principio de la democracia, el ganar por uno o veinte votos no es mayoriteo a la mala es democracia. El cabildeo es algo común de la democracia, en el congreso Zacatecano y cabildo Jerezano ocurre lo contrario PRI y PAN se quejan de que el PRD se impone por mayoría.

 

En dos mil seis AMLO y sus seguidores descalificaron a más no poder la elección presidencial, pero nada dijeron de las legislativa, la elección de legisladores a pesar de haber sido el mismo día y en las mismas casillas que la presidencial, la elección de Diputados y Senadores si era legitima, limpia y sobre todo representativa.

 

Digo lo anterior porque al aceptar las curules ganadas el Frente Amplio tácitamente también aceptaban que los demás partidos habían ganado votos y eran representantes, así hipotéticamente todos los senadores y diputados son auténticos representantes del pueblo, entonces porque no aceptan que hay mexicanos que son panistas, priístas y que millones de ellos si queremos reforma petrolera, el Frente Amplio no representa todos los mexicanos, ni siquiera a la primera minoría, recordemos que en votos y legisladores la primera fuerza es el PAN que promueve la reforma.

 

Los que tomaron la tribuna rechazan el trabajo legislativo pero no el cheque quincenal, quiero ver cual es el Senador del FAP que regresa la quincena por no haberla trabajado.

 

No importa que se pierdan votos, si pierden pedirán recuento y cerrarán calles hasta que les den el gane o los dejen organizar las elecciones como las que celebró el PRD el pasado dieciséis de marzo.

 

 

LOS BONOS.

Dentro de las propuesta presidenciales se contempla la creación de bonos ciudadanos, que a grandes rasgos tendrán un costo de cien pesos, solo podrán ser adquiridos por mexicanos con residencia nacional acreditable, que darán rendimientos similares a los que obtenga PEMEX  y contemplan un número máximos de bonos por ciudadano para evitar acaparamientos.

 

Pero los bonos, que anteriormente Andrés Manuel López Obrador había propuesto como mecanismo para hacer de PEMEX una empresa auténticamente de mexicanos, de inmediato fueron descalificados por el propio Andrés Manuel y poco después sus seguidores afirmaban con tajante seguridad que los bonos eran una forma de privatización, que el crear petrobonos PEMEX sería en poco tiempo de extranjeros.

 

Otra incongruencia, primero piden bonos, el gobierno de Calderón toma la propuesta y luego la descalifican, pero además los bonos o petrobonos no son algo nuevo en México, desde que PEMEX nació ha emitido bonos de deuda en pesos y dólares, cada año se venden miles o millones de bonos de PEMEX, la diferencia es el precio, los más baratos son de diez mil dólares y solo se pueden comprar en el mercado de deuda, es decir a través de grandes fondos de inversión, por corredores en casa de bolsa. Con eso nunca se ha perdido soberanía se ha ganado liquidez en el corto, mediano y largo plazo.

 

Los bonos ciudadanos como los propuestos por el Presidente Calderón tampoco son nuevos, a fines de los setentas el gobierno federal los creó y miles de familias los adquirieron.

 

Los bonos propuestos por Felipe Calderón representan un oportunidad real de que PEMEX realmente sea de los mexicanos y los que no tenemos diez mil dólares para comprar los actuales bonos, podamos beneficiarnos aunque sea un poco de la bonanza petrolera, es democratizar el petróleo. ¿si AMLO no quiere que los ciudadanos podamos comprar “pedacitos” de PEMEX entonces qué quiere o que propone?.

 

CONCLUSIONES.

Fuese cual fuese la propuesta enviada por Felipe Calderón, Andrés Manuel López y sus seguidores se habrían opuesto, si el ejecutivo federal hubiera copiado ciento por ciento lo dicho por López Obrador, éste se hubiera opuesto y dicho que eran privatizadora. Así es él, así son ellos.

 

PUNTO FINAL.

Eduardo Medina Mora, Procurador General de la República ha ocupado días enteros en intentar que se vuelva a penalizar al aborto asistido en el Distrito Federal, ¿acaso ese es el trabajo de un Procurador General, debería ocuparse por lo que le marca le ley y no por representar a los Abogados Católicos, no necesitan madrina. Los funcionarios públicos deben representar a todos los mexicanos, no solo a los que su corazoncito les indique.

 

PABLO TORRES CORPUS.

torrescorpus@hotmail.com

 

(Publicado en Semanario “El Alacrán” Jerez, Zacatecas. 13 abril 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s