LAS RECESIONES Y PUNTO FINAL.

Llevamos semanas oyendo hablar de recesiones, desde las mayorías de las posiciones políticas e ideológicas, la palabra recesión viene a representar el peor de los males, la más grande de las tragedias y el producto de la ineficacia del capitalismo o de sus operadores, aseguran el temblor económico se aproxima.
 
Los temblores no se pueden evitar, sus sacudidas pueden en segundos acabar con ciudades enteras, pero esos movimientos ocurren porque en el fondo, las placas tectónicas se acomodan y reorganizan para evitar convulsiones mayores y equilibrarse en la corteza.
 
Igual pasa con las recesiones, no se pueden evitar, sus efectos pueden acabar con economías o mercados enteros, pero estos movimientos ocurren porque en el fondo los mercados se acomodan y reorganizan en sus fallas ya sea por créditos inflados, ahorros negativos o sobrevaluación del petróleo.
 
Y cuando algunos de los determinantes económicos falla e por cualquier motivo, hay un desajuste en los demás. Aún en las economías más eficientes y competitivas es imposible que los mercados (financieros, crediticios, de dinero, etc.) funcionen siempre sin fallas mayores, en algún momento tienen que surgir problemas.
 
¿Entonces porqué en México resentimos más las crisis, recesiones y son tan seguidas? La respuesta se reduce nuevamente a la, actitud, visión de país, falta de competitividad y a la eficiencia productiva, mientras los periodos de auge son aprovechados al máximo por los países desarrollados para generar riqueza, en México desaprovechamos estos fructíferos periodos discutiendo que si la soberanía, que si el neoliberalismo, que si Mouriño o López Obrador.
 
Lo bueno de las crisis o recesiones del sistema capitalista es que limpian, purgan o eliminan aquello que no funciona o detiene el avance de la economía en conjunto, desde hace años las hipotecas en Estados Unidos estaban sobrevaluadas, revendidas y la corrupción entre agencias inmobiliarias era secreto a voces, con la crisis en el sistema inmobiliario, las peores agencias revendedoras o de créditos artificiales quedaran fuera del sistema. Ojo, el que haya crisis en el sector inmobiliario no significa que la haya en la economía en su conjunto o que sea determinante para tal.
 
Entre tanto, no podemos saber si actualmente hay recesión, las cifras oficiales son contradictorias, hasta diciembre pasado la industria inmobiliaria había caído, pero el consumo particular creció. Además al hablar de recesión nos referimos a dos o más trimestres consecutivos de crecimiento negativo en la producción de bienes y servicios y al momento solo ha transcurrido un trimestre, por lo que para saber a ciencia cierta si hay recesión debemos esperar al menos tres meses más. Por lo pronto, son supongamos.
 
PUNTO FINAL.
Mi sincero reconocimiento y felicitación a Diana García Hernández, estudiante del de la Unidad Académica de Física de la UAZ, que ganó el primer lugar del Premio León M. Lederman 2008. Es gratificante que aún con la poca atención que recibe la ciencia en el Estado esta joven haya obtenido tan importante presea.
torrescorpus@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s