SLIM, ZACATECAS Y PUNTO FINAL.

En menos de un mes Carlos Slim ha sido alabado y denostado, el 26 de febrero pasado fue presentado como héroe por la millonaria inversión que a través de su minera FRISCO realiza en la comunidad de El Coronel, municipio de Ojocaliente para extraer oro.

 

Ahora, aquel creador de mil 200 empleos es presentado como el mismísimo “Chamuco”, perdón, diablo, por ocupar la segunda posición en la lista que anualmente publica Forbes.

 

Ambas posiciones son extremistas, ni es el héroe que viene a salvar a Zacatecas o a Ojocaliente de sus letargos económicos, ni el villano que es rico a costa de la pobreza de miles de mexicanos.

 

Como dueño de una compañía minera es lógico que compre y busque explotar yacimientos, no encuentro ningún rasgo de filantropía al invertir en una empresa que le dará grandes dividendos, si se crearán más de mil empleos es porque así lo requiere la empresa, esta generación de empleos no obedece a la generosidad de un empresario, sino a la necesidad de producción de una empresa.

 

Los zacatecanos conocemos bien las limitantes de la minería, sabemos que en cuanto la veta de el Coronel se agote, la empresa de Slim abandonará el lugar, como ha ocurrido con otras inversiones mineras en el estado que después de agotar el mineral se van dejando a lo mucho el recuerdo y grandes boquetes.

 

Con esplendidez académica el Dr. Arturo Burnes ha documentado el drama de la minería zacatecana, que nunca ha sido factor de despunte tecnológico o expansión del mercado interno, porque a más de 450 años de explotación minera Zacatecas aún no contamos con una planta de refinación y/o fundición. La minería zacatecana se ha limitado a ser una actividad de extracción primaria- exportadora, poca mejora tendrá el estado mientras no se le agregue valor a la extracción.

 

Pero Carlos Slim tampoco es el villano que ha acumulado riquezas quitándoselas a los  sufridos mexicanos, algo que los anticapitalistas no han entendido o querido entender, es que la economía no es un juego de suma cero, donde solo se puede ganar a costa de las perdidas de otro, la riqueza no se arrebata, se genera.

 

Es cierto, hay mala distribución del Producto Nacional, pero ese no es problema ni tarea de Slim, sino del gobierno que en afán proteccionista nunca ha fomentado la competitividad. Las condiciones de mercado ya estaban ahí antes de que Slim fuera enlistado por Forbes. La tarea del empresario es invertir y generar riqueza, no crear marcos legales.

 

No entiendo la visión de muchos nacionalistas que se rasgan las vestiduras porque los extranjeros invierten y tienen bienes en México y condenan que un mexicano invierta en América Latina y sea dueño de importantísimas empresas mexicanas. Aún desde la visión nacionalista yo prefiero que el más rico del mundo sea un mexicano y no un chino.

 

PUNTO FINAL.

Nos atacaron cuando dormíamos, recrimina Lucía Morett Alvarez. Las visitas a campamentos guerrilleros son de alto riesgo, aun de noche.

 

torrescorpus@hotmail.com

(Publicado en IMAGEN)                                                         

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s