LA VIOLENCIA ECONOMICA Y PUNTO FINAL.

Zacatecas vive un benéfico boom de campañas de prevención de la violencia en varias de sus modalidades: de genero, intrafamiliar, emocional, psicológica, sexual; estas campañas se han multiplicado principalmente en algunas unidades académicas de nuestra universidad y en varias dependencias del gobierno estatal.

Sin embargo en la promoción se ha descuidado la prevención de la violencia económica, tan común que la asimilamos con inconsciente resignación, aparte de que poco conocemos de esta agresión por la costumbre, por silenciosa, por la dificultad para evidenciarla y tipificarla.

Violencia económica se define por acepción general como el uso del poder económico para dominar, apropiarse o destruir el patrimonio alguna persona o grupo, puede ser la pareja, familia, sociedad, amigos, empresa; y se ha clasificado como: cotidiana (permanente o cíclica) y delictiva (robo, fraude, incumplimiento de gastos).
La agresión económica no esta condicionada a que la pareja, familia o sociedad tenga dinero, sino al uso coercitivo o perverso que la persona hace del dinero para someter, condicionar o abusar. El agresor económico no tiene que ser tampoco él o la que más aporta a la relación.

El incumplimiento de deberes económicos con la pareja familia o empresa también es un acto de violencia económica. El marido que se gasta la quincena en el table o el directivo que prefiere una pantalla de plasma que herramientas de trabajo para su personal son dos claros ejemplos.

INEGI señala que la violencia económica es el segundo tipo de violencia más común en contra de las mujeres con un 29.3 por ciento de incidencias.

Además Comunicación e Información de la Mujer, A.C.(CIMAC) en México 47 de cada cien mujeres sufren violencia económica por parte de su compañero íntimo. Aunque parezca raro las agresiones de esta índole no son exclusivas de la familia o pareja, en la política es también un hecho común que presidentes municipales, gobernadores, regidores o líderes populares sean sometidos mediante el poder económico.

De la misma manera que el marido abusón le condiciona a la esposa que si se porta bien le da para el gasto, muchos gobernantes piden sumisión o favores a cambio de cumplir con sus obligaciones legales.

El prohibir o limitar el desarrollo de las víctimas es una forma efectiva de seguir manteniendo el control. El ama de casa que tiene prohibido trabajar porque recibirá ingresos y dejará de ser dependiente o el municipio que le regatean obras o acciones que le generen ingresos porque dejará de depender del gobierno estatal.

Como en todos los casos de violencia si la víctima guarda silencio y permanece en la ignorancia los abusos serán constantes y lo peor es que son heredables tanto en las familias como en los gobiernos.

PUNTO FINAL.
Ojala y el gobierno municipal de Jerez y su comité pro pueblo mágico no hagan de la improvisación su política de desarrollo, sino al rato en lugar de un Pueblo Mágico tendremos una comunidad encantada.
torrescorpus@hotmail.com (Publicado en IMAGEN)
Anuncios

Un comentario en “LA VIOLENCIA ECONOMICA Y PUNTO FINAL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s