LA REFORMA JUDICIAL Y PUNTO FINAL.”

Que a cada uno se le guarden sus propiedades y se le respete en sucasa como a un asilo sagrado, señalando penas a los infractores”.

José María Morelos.

Desde los últimos meses del año pasado se discutía y analizaba en la Cámara de Diputados el proyecto de decreto Reforma Constitucional al Sistema de Justicia Penal, conocida como reforma judicial. Los debates se centraron en tres tópicos: los juicios orales, la posibilidad que de la policía entrara a nuestros hogares sin orden judicial y el arraigo.

El martes pasado después de meses de semanas de gritos y sombrerazos se aprobó en Cámara baja el dictamen con este plan representa la apuesta más ambiciosa del Presidente Calderón por mayoría calificada y en cuanto entre en vigor estos cambios serán la reforma “estructural” más importante de este gobierno, por encima de la del ISSSTE.

ANTECEDENTES.
Uno de los sistemas más complicados, oscuros e ineficientes del estado mexicano es el judicial, el marco legal dificulta el buen trabajo de los empleados de los poderes judiciales y la impartición de justicia para todos los mexicanos, según en reportaje del diario El País, en México de cada cien delitos, sólo veinticinco se denuncian y de estos solo se investigan cinco, pero los cinco solo ponen a disposición de un juez dos personas y de estas solo una es condenada. Es decir que de cada cien ilícitos, solo el uno por ciento de los presuntos responsables es encarcelado y no se sabe si justa o injustamente.
Estos datos nos dan un panorama claro de lo atractivo que es para los mal vivientes mexicanos delinquir, ya que si comenten un delito tienen solo el uno por ciento de posibilidades de caer en bote. Perverso incentivo y de ahí la urgente necesidad de modificar el sistema de justicia.
LAS PROPUESTAS.
En el afán desesperado por ganarle la batalla a la delincuencia el Presidente Calderón incluyó en proyecto de reforma, una propuesta para modificar el artículo dieciséis la Constitución que actualmente estable: “nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente”. Es decir que la fuerza pública solo podría entrar en nuestro domicilio previa orden de un juez.
Pero la propuesta contemplaba permitirle a la policía entrar o allanar cualquier domicilio sin necesidad de una orden de cateo por parte de un juez, de esta forma bastaría que un comandante diera la orden. Se decía que lo allanamientos solo serían en casos de crimen organizado, pero conociendo como se las gasta la policía mexicana cualquier reunión familiar sería pretexto para catear bajo sospecha.
También se propuso que bajo la figura de arraigo pudiera detenerse a una persona durante ochenta días, pudiéndose extender el plazo, lo anterior pese a que en dos mil cinco la Suprema Corte determinó que el arraigo es inconstitucional en razón de que viola la libertad de la persona y a que el mismo artículo dieciséis establece que: “ningún indiciado podrá ser retenido por el Ministerio Público por más de cuarenta y ocho horas, plazo en que deberá ordenarse su libertad o ponérsele a disposición de autoridad judicial”. En casos de delincuencia organizada el plazo podrá duplicarse en caso de delincuencia organizada.
El paquete también incluyó los juicios orales que como mencionó el diputado zacatecano Felipe Borrego tienen “publicidad, inmediatez, igualdad de las partes, presunción de inocencia, defensa profesional, reconocimiento a los derechos de las víctimas, concentración, medios alternativos de solución”.
Según la iniciativa en un periodo máximo de ocho años deberán implantarse en todo México dichos juicios que entre sus principales virtudes esta en que son de menor duración y se realizan en una sola temporada, las sesiones son públicas con lo que se reducen las posibilidades de que el juez cometa corrupción u omisión. La sentencia se dicta en público.

En forma general los juicios orales son los mejor aceptados porque representan una posibilidad real de mejora en bien de los ciudadanos. El arraigo propuesto generó división, quien esta a favor señala que ya se practican y que son delincuentes organizados los principales “clientes”, además el incluirlo como ley formal evitaría actual de forma discrecional. Quien esta en contra aduce los abusos y la falta de legalidad. Pero la propuesta con mayor rechazo y de mayor peligro para los ciudadanos es la que permitiría los cateos sin orden judicial, en lo particular creo que simplemente nos ponían a merced de los antojos policiales.

EL HÉROE.
Cuando la reforma estaba a punto de pasar sin cambios y parecía que los allanamientos serían una nueva y triste realidad para los mexicanos, de ultima hora Felipe Borrego Estrada, diputado zacatecano subió a tribuna y propuso la supresión del apartado que permitiría a la policía entrar a cualquier domicilio sin orden judicial lo cual fue aprobado por amplía mayoría.
Y aunque esta medida fue un acuerdo previo entre los coordinadores el PRI, PAN, PRD y PANAL fue el zacatecano en su calidad de secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales el encargado de dar la buena nueva los mexicanos.
LO BUENO.
Más allá de los peligros y las modificaciones regulares o dudosas la reforma contempla aspectos sumamente positivos como la fijación constitucional de la presunción de inocencia, es decir que nadie puede ser detenido para ser investigado. Por lo que la prisión preventiva sólo será de excepción.
También es novedad que la víctima de un delito pueda aportar pruebas e impugnar las resoluciones del Ministerio Público, así como las omisiones de la investigación. Además de que las confesiones ya no serán consideradas por sí solas una prueba, eliminando con esto la tentación de la tortura psicológica o física.
No será la panacea, pero esta reforma representa un amplísimo avance en la procuración de justicia y en la modernización del país. Las únicas dudas que surgen es si en verdad en menos de ocho años se podrán instaurar los juicios orales en el país y si las leyes secundaria soportaran este nuevo esquema o estarán modificadas en tiempo para cumplir con esta promesa legal.
PUNTO FINAL.
A un pregunta pública, esta respuesta de la misma índole. No acudí a la entrega del nombramiento a Jerez como Pueblo Mágico porque no me invitaron a la reunión previa donde se organizó el evento. Los convocantes a dicha reunión dicen que no me localizaron; yo digo que no me quisieron invitar, en esta era de la comunicación, con dos números celulares, un numero domiciliario, cuatro cuentas de correo y una familia ubicada en cómoda y céntrica posición, el decir no lo localicé se me hace muuuy elemental.

Prácticamente de rebote pero a la entrega si me invitaron, aunque cuando todo estaba dispuesto y “planeados” y como en muchas cosas no estoy de acuerdo mejor no fui.

Pero no molesta ya que lo mismo le pasó a la ahora diputada, Emma Lisset López, iniciadora con él que escribe del proyecto para incluir a Jerez en el programa Pueblos Mágicos.Además tampoco se invitó al Dr. Danilo Llamas y Serafín Bermúdez, apoyos fundamentales para integrar el expediente y ser Pueblo Mágico.
MIL GRACIAS A LOS SOLIDARIOS.
PABLO TORRES CORPUS.
              492 128 58 16       , por si se vuelve a ofrecer
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s